Las niñas del cable

Emisora: Onda Madrid
Programa: Dos hasta las dos
Fecha: 7 de febrero de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 7 de febrero de 2019.

Esta semana presentamos tres documentos relacionados con la instalación y uso de los teléfonos fechados en 1947, 1952 y 1958 que nos retrotraen a una época en la que los teléfonos estaban sujetos a un cable y donde la comunicación se realizaba a través de las centralitas.

La atención de la centralita en el Colegio de las Mercedes
Especialmente curioso resulta el documento fechado en 1947, que recoge las normas elaboradas por la dirección del Colegio de las Mercedes para el buen funcionamiento de su centralita telefónica. Con el establecimiento de estas normas, la dirección esperaba evitar tener que tomar medidas restrictivas en el uso de los teléfonos del colegio. En primer lugar, se indica que la centralita telefónica estuviera atendida por tres alumnas mayores desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche, estableciéndose para ello turnos alternos compatibles y adecuados con los horarios de comidas y enseñanza. Otra norma establece que, al terminar el servicio por la noche, la alumna encargada del mismo debía hacer un enlace directo entre las llamadas que entraran del exterior y los teléfonos de la portería y del interventor del colegio.

normas 350

Normas elaboradas por la dirección del Colegio de las Mercedes para el buen funcionamiento de su centralita telefónica.

Vea el documento completo

 

En el documento también se señala que las alumnas escogidas para este trabajo debían ser conscientes de la gran importancia y responsabilidad de la tarea y debían tener en cuenta que el lema de su trabajo debía ser siempre discreción, educación y seriedad en su cometido. El no cumplimiento de esta norma podría acarrearles dificultades.

Otra de las normas apunta a que una cuarta alumna debería actuar como suplente en caso de enfermedad o ausencia de alguna de las tres principales por encontrar colocación o empleo fuera del colegio. Además, se hace constar que la Madre Superiora del colegio propondría a la dirección del mismo una remuneración económica para las alumnas en atención al servicio que prestaban, pero el documento no indica cuánto cobrarían por este trabajo.

 

Finalmente, el documento hace especial hincapié en que las alumnas del colegio tienen terminantemente prohibido utilizar los teléfonos que comunicaban con la centralita, sólo el personal del colegio podía usarlos. Como consecuencia de esta prohibición se ruega que el personal del colegio no ordene a las alumnas encargos o comunicaciones telefónicas con el exterior, pues se podría establecer una costumbre perniciosa que habría que cortar radicalmente. Además, si surgieran dudas, las alumnas encargadas de la centralita debían preguntar a la persona que pide comunicación por teléfono su nombre para que, a su buen criterio, se le diera o no dicha comunicación. Por último, si de la conversación que se mantuviera se dedujera que la persona que está utilizando el teléfono es una alumna, las encargadas de la centralita cortarían la conversación sin dar ninguna explicación.

021483 012

 19 de diciembre de 1963. Sala de telefonistas de Telefónica. Fondo fotográfico Martín Santos Yubero. ARCM.

 

Poda de árboles para la instalación de postes
El segundo documento es un expediente fechado en 1952 relativo a la poda de árboles en varias carreteras madrileñas para facilitar la instalación de los postes de madera a los que se sujetaban los hilos telefónicos. El expediente detalla cómo la Diputación Provincial de Madrid autoriza la poda del arbolado en 113 km de distintas carreteras siempre que se cumplan una serie de condiciones entre las que destaca que esta poda debería realizarse antes del 1 de marzo de 1953 y que se debe reducir al mínimo indispensable y limitarse a recortar aquellas ramas que, por su crecimiento, se piense que pueden llegar a contactar con los hilos conductores del teléfono. El documento prohíbe de forma expresa realizar una poda mayor que ésta que tuviera como resultado un arbolado deplorable en las carreteras afectadas. De hecho, dice que esto ya ocurre en la carretera de Madrid-Toledo y quiere evitar que se repita en otras vías.

poda arboles 300

Expediente fechado en 1952 relativo a la poda de árboles en varias carreteras madrileñas para facilitar la instalación de los postes de madera a los que se sujetaban los hilos telefónicos.

Vea el documento completo

 

Otra de las condiciones es que la poda debe realizarse por personal especializado de la Compañía Telefónica Nacional de España y los cortes se harán en forma plana, inclinados y sin desgajar ninguna rama. También se avisa de que el personal de la Diputación Provincial de Madrid podía inspeccionar y vigilar las operaciones de poda e, incluso, suspenderlas si se hacían de forma abusiva o imperfecta.

Por último, se determina que el personal de Telefónica será también el encargado de amontonar el producto de la poda en las inmediaciones de la carretera, pero teniendo cuidado de que quede fuera del firme, cunetas y paseos. Este producto queda a la libre disposición de las personas encargadas de la vigilancia y conservación de las carreteras, quienes podían darle el uso y disfrute que quisieran siempre previa autorización de la Diputación Provincial de Madrid.

La nueva centralita de Aldea del Fresno
El tercer documento es una carta de 1958 en la que Telefónica transmite al Alcalde de Aldea del Fresno, de forma muy detallada, las características que debe tener el “Centro Telefónico” que se pondrá en marcha en el municipio. En primer lugar, explica que las salas se debían pintar de acuerdo a una gama cromática concreta: el techo y las paredes color crema claro a la cal o al temple; la carpintería interior de color verde claro al aceite; la carpintería exterior en color verde oscuro al aceite; los rodapiés serán de 18 centímetros y en color verde claro; y las rejas y balcones en color negro al aceite.

Carta alcalde 300

Carta de 1958 remitida por Telefónica al Alcalde de Aldea del Fresno.

Vea el documento completo

 

plano local 300

Plano del local cedido para la instalación del centro telefónico.

Vea el documento completo

El alumbrado del centro también debía ajustarse a unas características. Por ejemplo, la instalación de los cables debía estar empotrada en el locutorio, en la sala de público y en la sala de aparatos (en aquella época, lo normal era que los cables estuvieran sobre la pared, no empotrados). El locutorio debía estar iluminado por un plafón de 25 centímetros y las salas de público y de aparatos debían iluminarse por una bola o globo de 30 centímetros con una caña de 30 a 40. Además, la sala de público debía tener una mesita de un metro de largo por 50 de ancho; un banco; y un pequeño pupitre para escribir telegramas, todo ello barnizado en roble claro.