Gamberrismo, perros sueltos y cumplimiento de la Ley de Dios

Emisora: Onda Madrid
Programa: Dos hasta las dos
Fecha: 9 de mayo de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 9 de mayo de 2019.

Esta semana se presentan tres documentos, de 1865, 1937 y 1957, que detallan diferentes actuaciones realizadas en los municipios madrileños para mantener la buena convivencia. Todos ellos pertenecen a los fondos históricos municipales que se custodian en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.

El primer documento es un bando del Alcalde de Villamanta, fechado en 1865, en el que se anuncia a los vecinos, residentes y transeúntes en la villa unas disposiciones de buen gobierno para el cumplimiento de la Santa Ley de Dios:

- No se permite trabajar los domingos y días de fiesta entera en ninguna clase de trabajos del campo, obras de talleres, fábricas, etc. En caso necesario, se podrá solicitar el permiso correspondiente a la autoridad eclesiástica. El incumplimiento de esta prohibición será castigado la primera vez con una multa de 4 reales a cada individuo y de 6 reales al dueño de una yunta. A los reincidentes, se les doblará la multa y será tratado como desobediente a los mandatos de la autoridad según el Código Penal.

- Se prohíbe a los dueños de los establecimientos públicos de taberna y aguardentería tener abiertas las puertas de sus despachos en los días festivos durante los oficios de misa y rosario. En el resto de días, no pueden tener abiertas las puertas de sus establecimientos después de las 9 horas de la noche en invierno y de las 10 horas de la noche en verano. En caso de incumplimiento, se impondrá una multa de medio duro (2,5 pesetas).

- Se castiga con arreglo al Código Penal a aquellos que blasfemen públicamente de Dios, de su madre santísima o de los santos; los que profieran palabras obscenas; y los que lleven a cabo acciones escandalosas.

- No se permiten juegos prohibidos en ningún tiempo ni en ningún sitio público o casa particular.

- Se prohíben toda clase de diversiones públicas si no existe previamente la licencia correspondiente del alcalde.

El segundo documento forma parte del fondo histórico municipal de Fuentidueña de Tajo, está fechado en 1937 y detalla cómo un miembro de la Guardia Nacional Republicana (era la Guardia Civil de la zona republicana durante la Guerra Civil) del destacamento de este municipio denuncia ante el alcalde a varios vecinos del pueblo. El motivo es que él y otro compañero los habían sorprendido transitando por la vía pública con sus perros a las cinco de la tarde sin llevar collar, bozal ni placa, por lo que infringían las normas establecidas por la alcaldía.

La denuncia se resuelve con la imposición a cada uno de ellos de una multa de cinco pesetas que tienen que hacer efectiva en el plazo de tres días, debiendo pagarla en papel de multa municipal y no en metálico.

   

IMG 20200204 112302

1865. Bando del Alcalde de Villamanta en el que se anuncia a los vecinos, residentes y transeúntes en la villa unas disposiciones de buen gobierno para el cumplimiento de la Santa Ley de Dios.

Vea el documento

IMG 20200204 112235

1937. Fuentidueña de Tajo. Un miembro de la Guardia Nacional Republicana denuncia a varios vecinos por transitar por la vía pública con sus perros sin que éstos lleven collar, ni bozal, ni placa distintiva.

Vea el documento

El tercer documento forma parte del fondo histórico municipal de Villamantilla, está fechado en 1957 y detalla las instrucciones que da el Gobernador Civil de Madrid a los alcaldes de la región en relación a la forma de combatir el gamberrismo. En primer lugar, relata la aparición de noticias en la prensa en las que se explica que, para combatir el gamberrismo, algunos alcaldes están adoptando sanciones arbitrarias de carácter vejatorio no previstas ni autorizadas por ninguna disposición penal o administrativa, como obligar a los autores a barrer las calles o hacerlos transitar por ellas con letreros alusivos al hecho cometido.

IMG 20200204 112322

1957. Este documento, perteneciente al fondo histórico municipal de Villamantilla, detalla las instrucciones que da el Gobernador Civil de Madrid a los alcaldes de la región en relación a la forma de combatir el gamberrismo.

Vea el documento

 

En este sentido, el Gobernador Civil expresa su profundo desagrado por estas prácticas, aunque entiende que el propósito de los alcaldes es terminar con hechos desagradables que interfieren en la normal convivencia social: 
- Consideraba que este tipo de sanciones eran arbitrarias, porque no están amparadas por ninguna norma legal. 
- En algunos casos, podían incluso tener aspectos delictivos. 
- En caso de aparecer en prensa, podían interpretarse como un abuso de autoridad y tener consecuencias desfavorables entre la opinión pública. 
Por todos estos motivos, la instrucción recuerda que los actos de gamberrismo sólo pueden castigarse de acuerdo a lo establecido por el Código Penal o con multas autorizadas por la ley si se infringen bandos u ordenanzas municipales o atentan contra el orden público, la moralidad o las buenas costumbres. Pero, no se puede someter a los infractores a vejámenes y coacciones que atenten contra las garantías individuales establecidas por el vigente, en aquel momento, Fuero de los Españoles.

Como curiosidad, en el ABC del 28 de diciembre de 1960 se publica la noticia de que se ha impuesto una multa de 10.000 pesetas a dos personas “por reiterados actos de gamberrismo que culminan con una ofensa a una dama en una estación de ferrocarril, actuando con absoluto desprecio de la más elemental convivencia humana y con falta total de caballerosidad, hidalguía y corrección debidas a toda mujer”.

abc

Noticia publicada en ABC el 28 de diciembre de 1960 que hace referencia a una multa impuesta a dos hombres por actos de gamberrismo y ofensa a una dama en la estación de ferrocarril de Guadalajara.

Decretos y sucesos en la Guerra de la Independencia

Emisora: Onda Madrid
Programa: Dos hasta las dos
Fecha: 25 de abril de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 25 de abril de 2019.

'Documentos en la onda' nos presenta tres documentos relacionados con los alzamientos del 2 de mayo de 1808 y la posterior invasión francesa. Dos de ellos están fechados en 1820 y, el tercero, de 1810, pertenece al fondo histórico del Archivo Municipal de Torrelaguna. El marco cronológico de los dos primeros documentos es muy importante para entender la dimensión de su contenido: cuando Fernando VII regresa a España en 1814 tras finalizar la Guerra de la Independencia, abole la Constitución de 1812 y anula toda la labor legislativa y gubernativa de las Cortes de Cádiz, dando comienzo a lo que se conoce como el 'Sexenio Absolutista', que abarca desde 1814 a 1820, momento en el que comienza a perseguir a todos aquellos que se oponían al absolutismo.

Durante esos años se producen diversos intentos de levantamiento por parte de los opositores al régimen absolutista. Uno de esos levantamientos, el del General Riego a principios de 1820, tiene éxito y da comienzo a lo que se conoce como 'Trienio Liberal' (1820 a 1823), período durante el cual Fernando VII vuelve a jurar la Constitución de 1812. Es en este momento cuando se expiden los dos primeros documentos que se comentan, lo que explica las continuas referencias que hay en ambos a las Cortes Generales de Cádiz y a la Constitución de 1812 (la Pepa).

collage

Dos de los documentos están fechados en 1820 y el tercero, de 1810, pertenece al fondo histórico del Archivo Municipal de Torrelaguna.

El primer documento relata cómo el sensible corazón del rey Fernando VII está enternecido por el doloroso recuerdo de las desgraciadas víctimas que fueron inmoladas en Madrid el 2 de mayo de 1808, razón por la que ha decidido realizar un homenaje justo de respeto y veneración en su memoria de acuerdo con lo acordado por las Cortes Generales en 1811 y 1814 respectivamente. De esta forma, establece que se lleven a cabo tres actos de recuerdo:
- En la iglesia mayor de todos los pueblos de la monarquía se debe celebrar cada año con toda solemnidad un aniversario por las víctimas que murieron ese día en Madrid, al que acudirán las primeras autoridades de cada pueblo.
- Habrá además formación de tropas, salvas militares y cuanto se pueda hacer según las circunstancias de cada pueblo para conseguir la mayor pompa posible a este acto tan patriótico como religioso.
- Además, se decreta que de ahí en adelante el día 2 de mayo sea día de luto riguroso en toda la monarquía.

Lo que más llama la atención es el lenguaje sensiblero y de gran exaltación patriótica con el que está redactado el documento, como muestra este pasaje: “…y al paso que perpetuamente suban hasta el cielo nuestros ardientes votos por el descanso de sus almas, sea su memoria constante estímulo de los esforzados, aliento de los débiles, vergüenza de los insensibles y sempiterna afrenta de los infames que, cerrando los oídos a los clamores de la patria, se afanan en balde por verla sujeta a la coyunda del tirano”.

 

 

004

1820. Documento que establece los actos conmemorativos en memoria de las víctimas que murieron el 2 de mayo de 1808 en Madrid.

                       Vea el documento

 

006

1820. El segundo documento se refiere al regreso de los españoles exiliados en Francia.

Vea el documento

El segundo documento se refiere al regreso de los españoles exiliados en Francia bien por ser afrancesados, bien por ser liberales. Tras la invasión francesa en 1808 se produjeron reacciones muy distintas y complejas: por un lado, estaban los que rechazaron y se opusieron totalmente a la conquista y no colaboraron con el invasor; por otro, los que apoyaban incondicionalmente al gobierno francés; y, finalmente, los que rechazaban la conquista pero veían lo beneficioso que sería aplicar lo bueno que traían los franceses para modernizar España. La derrota de José I Bonaparte supuso el regreso de la Corte a Francia y, junto a ella, el de todos aquellos que, de una u otra forma, habían colaborado con el régimen, que se calculan entre 4.000 a 12.000 personas.

En 1813, Fernando VII firma un acuerdo con Napoleón por el que nadie que hubiera colaborado con José I sería represaliado y seguiría gozando de derechos y honores. Sin embargo, cuando el monarca regresa a España en 1814 rompe este acuerdo y comienza a perseguir a: los colaboracionistas con los ocupantes franceses; los que habían obtenido prebendas bajo el régimen francés; los funcionarios que se mantuvieron en su puesto de trabajo; y a las personas que recibieron propuestas para ocupar un puesto, aunque las rechazaran.

En 1820, con el inicio del 'Trienio Liberal' se decreta una amnistía que permitió el regreso de unas 3.000 personas, aunque muchas de ellas volvieron a Francia con la vuelta del absolutismo en 1823. Precisamente es esta situación la que queda reflejada en el segundo documento, el momento en el que la compasión del rey les permite regresar a España, pero con una clara condición: sólo pueden establecerse en las provincias de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Castilla hasta Burgos, excepto Santander.

003 rec 629

Primera página del tercero de los documentos comentados, fechado en 1810, en el que se menciona el motivo del la petición de información solicitada por un vecino de Torrelaguna, sobre los hechos ocurridos contra él los dos primeros años de la Guerra de la Independencia.

002 629

 Página final del documento de Torrelaguna en la que destaca la firma y rúbrica del notario Juan Sanz Cuéllar.

Vea el documento

El tercer documento explica el proceso de información que se lleva a cabo a solicitud de Manuel Montalbán, vecino de Torrelaguna, sobre los hechos ocurridos contra él en los dos primeros años de la Guerra de la Independencia. Tal como explica el propio Manuel, y los cinco testigos que aporta, en mayo de 1808 la mayor parte de los vecinos de la villa huyeron del pueblo, dejando abandonadas sus casas. Él, sin embargo, prefirió quedarse pensando que así podía evitar el saqueo de su vivienda y bienes, por lo que se vio obligado a alojar en su casa a las tropas imperiales y a facilitarles todos los víveres y suministros que necesitaban. Con este hecho, según narra Manuel, consiguió que los franceses no saquearan el pueblo. A los pocos días, salió al campo a buscar a sus vecinos y consiguió convencer a varios de ellos para que regresaran a sus casas.

Esta conducta, sin embargo, hizo que algunos comenzaran a llamarle traidor y que esta denominación se extendiera rápidamente por los alrededores, como consecuencia de lo cual sufrió dos terribles saqueos de castigo por parte de los que el documento denomina una veces “cuadrilla” y otras veces “guerrilla”. El resultado de ambos saqueos fue el robo de dinero, bienes y alhajas por un valor que Manuel calcula en más de 70.000 reales y la destrucción de cuantos muebles encontraron que no podían llevarse con ellos. El relato de Manuel es confirmado por cinco testigos que vieron cómo se producían los saqueos. La información se hace en mayo de 1810, en plena guerra contra los franceses, y su aprobación por las autoridades competentes permite que Manuel pueda reclamar judicialmente la compensación que corresponda por las pérdidas sufridas.

Perdonando al novio infiel

Emisora: Onda Madrid
Programa: Dos hasta las dos
Fecha: 11 de abril de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 11 de abril de 2019.

'Documentos en la onda' nos presenta un curioso documento, fechado en 1630, custodiado en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Se trata de un 'Apartamiento de querella' interpuesta por María García contra Francisco García por incumplimiento de palabra de matrimonio.

El documento comienza presentando a la demandante, María García, residente en Madrid y de edad comprendida entre 22 y 25 años. Aunque el documento no concreta este dato, sí queda claro que era menor de edad, ya que en aquella época se consideraba que las mujeres habían alcanzado la codición de mayor de edad al cumplir los 25 años. Por este motivo, la demandante está acompañada en todo momento de un “curador ad litem”, que era la persona que se encargaba de representar a los menores de edad en procesos judiciales. 
A continuación, se explica que la demandante había presentado una querella contra Francisco García, lapidario de profesión, por haber incumplido la palabra de matrimonio que le había dado, razón por la cual el demandado se encontraba preso en la Cárcel Real de la villa de Madrid.
   

 

 

 

APARTAMIENTO DE QUERELLA

El apartamiento de querella es un procedimiento por el cual un demandante o querellante se puede “apartar” o retirar de la querella que hubiera interpuesto contra otra persona, siempre y cuando el delito no implicase penas mayores de muerte o destierro. Para ello, un escribano público (antecedente de los actuales notarios) debía redactar un documento en el que se explicase cuál era el motivo o causa de la querella, se reflejase el deseo del demandante de retirar la demanda y se jurase que esta acción se hacía de forma libre, sin coacción ninguna.

 

 

apartamiento de querella 002 629
1630. Apartamiento de querella interpuesta por María García contra Francisco García por incumplimiento de palabra de matrimonio.

Vea el documento

El documento incluye la explicación de los hechos ocurridos: “…habrá dos años y medio poco más o menos que siendo la dicha María García doncella honrada, honesta y recogida de buena vida y fama, el dicho Francisco García la había persuadido por ruegos muchas veces tuviesen amistad debajo de palabra de casamiento y, por sus muchos ruegos y continuas persuasiones y promesa de casamiento, la susodicha había condescendido y venido en la voluntad del dicho Francisco García, que la había tratado carnalmente, estuprándola y corrompiéndola y quitándole su virginidad…” como consecuencia de lo cual “…había resultado haberse preñada…”, estando en el momento de redactar el documento embarazada de ocho meses.

apartamiento de querella 014 629

Tomo en el que se encuentra este 'Apartamiento de querella' que se custodia en el Archivo Histórico de Procolos de Madrid.

El documento explica también que el motivo de querellarse contra él no era sólo el incumplimiento de su palabra de matrimonio, sino que además alguien había avisado a María García “…que el susodicho se quería casar con otra mujer…”, razón por la que la demandante había pedido prisión para él. Por si todo esto fuera poco, el relato explica que, en el momento de la detención, el demandado se encontraba junto con la mujer con la que sí deseaba casarse y habían sido “…aprehendidos juntos en un aposento…”

Una vez confesado el delito, Francisco García es encarcelado en prisión. Y, a partir de ese momento, la historia da un giro rocambolesco, ya que María García se arrepiente de su decisión, se compadece del acusado (del que llega a decir que lamenta la pobreza y necesidad en que se encuentra) y decide apartarse de la querella que había iniciado contra él. El documento describe los argumentos utilizados: “…que estando en este estado y considerando los largos fines de los pleitos y su dudoso suceso y costas que se causan, atendiendo también a que el dicho Francisco García ha muchos días está preso en la cárcel real de esta villa pasando gran necesidad, entre ambas partes se trató remedio y concierto y se convinieron en que la dicha María García se apartase de la dicha querella…y se le hubiesen de dar y pagar 30 ducados libres de todas costas…”.

Es decir, se retira la demanda a cambio de una contraprestación económica. Para ello, el demandado presenta a Benito Sánchez, platero de oro, que le avalará y se obliga a pagar a la demandante los 30 ducados en un plazo de 2 meses desde la fecha del documento. apartamiento de querella 008 629

La parte final del documento recoge una serie de cláusulas muy importantes, ya que a través de ellas la demandante pone de manifiesto que se aparta de la querella por libre voluntad y sin presión ninguna, jurando que en ningún caso lo hace porque piense que no se le iba a hacer justicia a su caso.

El documento incluye a continuación las cláusulas jurídicas por las que María García retira su demanda contra Francisco García, pide que se le libere de la prisión en la que se encontraba y, además, lo que resulta más curioso es que no sólo le perdona haberla dejado embarazada y no casarse con ella, sino que “…tiene por bien y consiente que el dicho Francisco García se pueda casar con quien quisiere y le pareciere y pueda disponer de su persona libremente a su voluntad".

La parte final del documento recoge una serie de cláusulas muy importantes, ya que a través de ellas la demandante pone de manifiesto que se aparta de la querella por libre voluntad y sin presión ninguna, jurando que en ningún caso lo hace porque piense que no se le iba a hacer justicia a su caso. Asimismo, declara que su acto será firme, que no podrá tener vuelta atrás y que renuncia a las leyes a las que pudiera apelar para volver a demandar a Francisco García.

Los Hermanos díscolos de los Enfermeros Obregones

Emisora: Onda Madrid
Programa: Dos hasta las dos
Fecha: 4 de abril de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 4 de abril de 2019.

‘Documentos en la onda’ nos trae esta semana dos documentos, fechados en 1768 y 1771, relacionados con los Enfermeros Obregones que prestaban sus servicios en el Hospital General y de la Pasión de Madrid. Los documentos que se comentan reflejan el funcionamiento interno de la Orden ante los excesos cometidos por alguno de sus integrantes. El primero nos explica el castigo que se impone al Primer Enfermero por haberse excedido en sus funciones y, el segundo, se refiere al proceso instruido contra el Hermano Mayor de la Congregación por las faltas cometidas durante el ejercicio de su puesto.

Enfermeros de los más humildes
La Mínima Congregación de los Hermanos Enfermeros Pobres fue creada por el Venerable Bernardino de Obregón en 1567 como una orden específicamente dedicada a la enfermería. Durante los siglos XVII y XVIII experimentaron una gran expansión y trabajaron como enfermeros en hospitales, cárceles, ejércitos, buques de la armada y ámbito domiciliario. Su importancia fue tal que uno de los hermanos, Andrés Fernández, publicó en 1617 el primer manual redactado por enfermeros y para enfermeros, adelantándose así a Florence Nightingale en más de dos siglos.

Los Enfermeros Obregones aplicaban un concepto de tratamiento global del enfermo, según el cual había que contemplar a este no sólo desde el punto de vista biológico, sino también desde el punto de vista psicológico, espiritual y social para tratar de curar su enfermedad o, al menos, aliviarla.

La vinculación de los Enfermeros Obregones con el Hospital General y de la Pasión de Madrid se remonta a sus orígenes a mediados del siglo XVI, pues el Venerable Bernardino de Obregón, fundador de la Orden, fue también el primer director del hospital hasta su fallecimiento en 1599.

 

Courbes-Retrato de Bernardino de Obregon Nunqua volé tan ligera

Retrato de Bernardino de Obregón. Inscripción al pie: Pater Bernardinus Obregonius Xenodochii Generalis Matritensis Fundator. Juan de Courbes. Madrid, Biblioteca Nacional de España.

El primer expediente (1768) explica el castigo que se le aplica al Primer Enfermero por haberse excedido en sus funciones; en concreto, por arrojar un cántaro de agua a uno de los practicantes por haberse quedado dormido en su cama cuando debía estar en vela para atender a los enfermos. Según señala el escrito, el hecho se produce después de que el enfermero hubiese tratado de despertarle de varias maneras: dándole voces, tirándole de los pies y sentándose en su cama hasta cinco veces. El documento insiste en lo importante que es que los practicantes estén despiertos en todo momento para asistir y vigilar a los enfermos, avisando al médico corporal y al médico espiritual (sacerdote) cuando así lo consideren necesario.

pafres obregones 001

1768. Expediente que se le aplica al Primer Enfermero por haberse excedido en sus funciones.

Vea el documento

Como primer castigo por su exceso, el Superior de la Orden reprende severamente al Primer Enfermero, le quita el vino, le obliga a ser el último en los asientos del refectorio (comedor) y en los actos de la Orden y le impone penas de mortificación. Sin embargo, la Real Junta de Hospitales considera que no es un castigo suficiente por el hecho cometido y, por ello, le sanciona quitándole el puesto de Primer Enfermero. Afortunadamente, las aguas vuelven a su cauce tras una solicitud de toda la congregación en la que se realzan las buenas actitudes del castigado. Se explica la importancia que tiene el que los practicantes permanezcan despiertos y en vela para atender las necesidades corporales y espirituales de los enfermos del hospital y se alude a los daños que puede causar a la organización el que el personal subordinado vea que se castiga al Enfermero Mayor, de quien dependen. La Real Junta de Hospitales, finalmente, le perdona y repone en su puesto inicial, con la advertencia de que nadie puede castigar por su cuenta y riesgo las faltas de otras personas.

El segundo expediente (1771) se refiere al proceso instruido contra el Hermano Mayor de la Congregación por las faltas cometidas durante el ejercicio de su puesto. Entre ellas, el documento señala ausencia al rezo y misa de la mañana, quedándose en la cama hasta muy tarde y, las veces que asiste, llega tarde o a la finalización de las mismas. Otras de las faltas es no comulgar con la frecuencia que se debe, pasando en alguna ocasión más de un mes entre una comunión y la siguiente. También, apunta a que sale casi todos los días sin compañero y a escondidas, teniendo para ello el manteo de retén preparado en la portería.

pafres obregones 002 629

1771. Expediente sobre el proceso instruido contra el Hermano Mayor de la Congregación por las faltas cometidas durante el ejercicio de su puesto.

Vea el documento

Más faltas de las que se acusa al Hermano Mayor es pasar el poco tiempo que está en el hospital en recibir y conversar a solas con “damas de todas suertes”; pasar la noche fuera de la clausura sin causa urgente y legítima y sin compañía (el documento dice que en una ocasión le aprendió una patrulla); amonestar a los hermanos enfermeros de sus defectos sonrojándoles, amenazándoles y empujándoles; no ayudar “a bien morir” a los enfermos, ni en urgencia ni fuera de ella y no visitar y ayudar a los Hermanos de la Orden enfermos.

El proceso interno se inicia por denuncia de los propios Hermanos de la Orden (a quienes el documento alude como “delatores”), quienes no ven con buenos ojos el comportamiento de su Hermano Mayor, y piden ayuda a la Real Junta de Hospitales para solucionar la situación. Inicialmente, el procesado reconoce sus faltas ante toda la congregación y pide perdón por ellas; pero, finalmente, pasados dos meses, es destituido de su puesto.

doc1 4 629

Página final del documento con la firma de los Hermanos 'delatores'.

Coches de lujo para los señores diputados

Emisora: Onda Madrid

Programa: Dos hasta las dos
Fecha: 28 de marzo de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 28 de marzo de 2019.

Un servicio exclusivo para diputados y senadores
'Documentos en la onda' nos presenta un contrato para el servicio especial de coches de lujo para uso de los diputados, fechado en agosto de 1886. Este documento, conservado en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, refleja el acuerdo entre la Comisión de Gobierno Interior del Congreso de los Diputados y el establecimiento The Activity, propiedad de Juan Fermentino Fernández, tras ganar este último el concurso público realizado para la adjudicación del servicio por ser la única propuesta presentada.

El documento recoge diversas cuestiones relativas a las condiciones en que se ha de prestar este servicio. En primer lugar, dice que “se crea para comodidad de los señores diputados y señores senadores que se encuentren en el Palacio del Congreso”, detallando que “la persona que no esté revestida con cualquiera de estas dos altas investiduras no tendrá derecho a disfrutar de sus beneficios”. Otra de las cuestiones que aborda es la duración del contrato, que será de seis años fijos, quedando a voluntad de las partes ampliarlo otros cuatro años.

PROTOCOLOS COCHESLUJOS 001 - copia

1886. Contrato para el servicio especial de coches de lujo para uso de los Diputados. AHPM.

Vea el documento

El documento también señala que la empresa contratista no podría solicitar indemnización ni subvención alguna para instalar el servicio y que dispone de veinticinco berlinas para el invierno y otros veinticinco milords para el verano. La berlina toma su nombre de la ciudad de Berlín, donde se fabricó a partir de 1670. Era un carruaje cerrado, con forma de barco en la parte inferior y cuadrada en la superior, techo rígido y cristales en las ventanas. Por su parte, el milord era un carruaje abierto, cubierto con una capota, que podía ser redondo o cuadrado y con asiento para dos personas. En ambos casos, los coches tendrían que ser nuevos.

Tanto las berlinas como los milords iban tirados por caballos que debían tener buena presencia y contar con una “alzada de siete dedos al menos desde la marca”, es decir, que debían ser altos. La “marca” es el punto fijo más alto de un caballo, está entre el cuello y la espalda del animal y se toma como referencia para dar las medidas del caballo. 

berlina cupe juan prim 5868.jpg 1306973099

Berlina en la que el General Prim sufrió el atentado que acabó con su vida el 27 de diciembre de 1870. Museo del Ejército de Toledo.

La vestimenta del cochero
Los cocheros que realizaban este servicio debían usar “sombrero de seda, galón dorado de trece centímetros de ancho y una escarapela con los colores nacionales”. El galón es un distintivo que llevaban los cuerpos y profesiones que iban uniformados y la escarapela es un adorno hecho con cintas de colores plisadas en forma redonda o de roseta. Otras especificaciones del vestuario se refieren a los días de lluvia, en los que deberían llevar un sobrero de hule, también con la escarapela; a los meses de invierno, en los que vestirían un levitón de paño grueso (levita larga y holgada), de color azul o verde, con vivos encarnados o amarillos y un pantalón del mismo color y vivos; y a la temporada de verano, donde llevarían una levita verde o azul y un pantalón blanco de castor. En todos los casos los botones serían dorados y tendrían el escudo de armas de España rodeado del lema “Congreso de los Diputados” y siempre usarían guantes blancos de gamuza.

PROTOCOLOS COCHESLUJOS 021 - copia

Detalle de la primera página de la escritura en la que queda definida la finalidad de la misma.

Precio y características del servicio
El precio ofertado por el adjudicatario era de 3 pesetas por hora y 1,50 por carrera. Las carreras se realizarían tanto de día como de noche dentro de la zona del Ensanche. El Ensanche fue un plan de crecimiento urbano de Madrid hacia el norte y el este de la ciudad que se llevó a cabo en la segunda mitad del siglo XIX. Sus límites venían marcados por las actuales calles Paseo de Reina Victoria, Raimundo Fernández Villaverde, Joaquín Costa, Francisco Silvela y Doctor Esquerdo y dio lugar al nacimiento de nuevos barrios, como los de Argüelles o Salamanca.

Otra característica del servicio es que se realizaría desde una hora antes del comienzo de la sesión del Congreso y hasta una hora después. Finalizadas las horas de servicio, la empresa podía usar los carruajes, caballos y cocheros, no las libreas y distintivos.

Como mejora, en los períodos de cualquier época del año en que las Cortes estuvieran cerradas, el adjudicatario ofrece este servicio de coches para los diputados a los mismos precios y con las mismas libreas, debiendo tan sólo pasar aviso a la cochera para disponer de este servicio.

PROTOCOLOS COCHESLUJOS 019 - copia 629

Última página con la firma y rúbrica del notario, José Miguel Rubias, a la derecha: "Ante mí, José Miguel".

Disciplina y alumnos célebres en el Instituto de San Isidro

Emisora: Onda Madrid
Programa: 
Dos hasta las dos
Fecha: 
20 de febrero de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 20 de febrero de 2019.

'Documentos en la onda' nos presenta varios documentos, fechados entre mediados y finales del siglo XIX, que nos trasladan a una de las instituciones de enseñanza más importantes de Madrid: el Instituto de Enseñanza Secundaria San Isidro. Entre ellos, destacan un Reglamento del centro, de 1852, y varios expedientes académicos de importantes intelectuales de la época como Arturo Soria, Jacinto Benavente o los hermanos Machado.

Fundado por los Jesuítas en 1603
Los orígenes del Instituto de Enseñanza Secundaria San Isidro se remontan a 1603, fecha en la que los jesuítas crearon el Colegio Imperial. En 1625, el centro cambió por el de Reales Estudios, momento en el que se fusiona con los Estudios de la Villa y la Academia de Matemáticas. A partir de 1725, acoge el Seminario de Nobles con el objetivo de formar a la élite dirigente del país. Más tarde, con la expulsión de los jesuítas en 1767, adopta el nombre de Reales Estudios de San Isidro. Finalmente, y a partir de 1845, la reforma educativa de Pidal crea la “Segunda Enseñanza” como estudios secundarios preparatorios para la entrada en la Universidad. La Ley Moyano de 1857 consolida que la impartición de la enseñanza secundaria se haga en institutos, siendo los principales de Madrid el San Isidro y el Cardenal Cisneros.

Reglamento SIsidro 629

Vea el documento

El primer documento que se comenta es un Reglamento del Instituto, fechado en 1852, en cuyo articulado se recogen, entre otras cuestiones, las obligaciones y derechos de los alumnos. En principio, este documento establece que el curso académico empezaba el 1 de octubre y finalizaba el último día de mayo. Sin embargo, las clases de latín y humanidades empezaban el 1 de septiembre y concluían el último día de junio. También, señala que había clase todos los días de la semana, excepto: los domingos; las fiestas de precepto; los cumpleaños del Rey y la Reina; el día de difuntos; del 23 de diciembre al 2 de enero; los tres días de Carnaval y el miércoles de ceniza; la Semana Santa; y las Pascuas de Resurrección y Pentecostés.

Las clases comenzaban a las 8,30 horas de la mañana durante los meses de noviembre a febrero. El resto de los meses se empezaría a las 8,00 horas o antes si se considerase conveniente. Por la tarde, las clases comenzaban: a las 14,30 horas durante los meses de noviembre a febrero; a las 15,00 horas en los meses de marzo, abril y octubre; y a las 16,00 horas o más tarde si fuera preciso en los meses de mayo, junio y septiembre.

En cuanto a la disciplina de los alumnos, el reglamento señala que si el director del Instituto averiguaba que los alumnos acudían a cafés, billares o establecimientos similares, les impondría el castigo que considerara oportuno o los mandaba al Consejo de Disciplina. Muy importante es el artículo que establece que los alumnos perderían el curso si cometían un número determinado de faltas voluntarias: dieciséis si las asignaturas eran diarias, ocho si las asignaturas se estudiaban en días alternos y cuatro si las asignaturas se daban dos días por semana. En cualquier caso, cuando el alumno llevara dos o tres de las faltas permitidas, se avisaba a su padre o tutor para que estuviera informado.

Con independencia de estas faltas voluntarias, se permitían treinta faltas de asistencia por enfermedad, siempre que se cumplieran dos condiciones: que el padre o tutor avisara al centro en los cinco primeros días y que la enfermedad fuera confirmada por un facultativo del instituto. Si no se daba el aviso, el alumno perdía el curso.

Otra de las normas más curiosas que establece este decreto es que los alumnos no podían aplaudir al catedrático o dar muestras de aprobación durante la impartición de las clases, ya que eso se consideraba falta de disciplina. Tampoco podían tomar la palabra si el profesor no les preguntaba. En caso de que los alumnos tuviesen dudas, podían acercarse al catedrático después de la lección o dirigirse a él por escrito.

Expedientes académicos de ilustres alumnos
Entre los documentos del Instituto, también se pueden consultar los expedientes académicos de parte de los alumnos que cursaron allí sus estudios entre 1854 – 1936, bien porque estudiaron en el propio Instituto, bien porque procedían de colegios adscritos o dependientes del Instituto o bien porque provenían de la enseñanza privada y tenían que examinarse en el Instituto de forma libre. Son muchos los personajes ilustres que estudiaron en este centro, pero entre ellos, puede citarse al Marqués de Cerralbo, Julián Besterio, José Canalejas, Eduardo Dato, Conde de Romanones, Carlos Fernández Shaw o Antonio Piga. Por su curiosidad, vamos a comentar los de Arturo Soria, Jacinto Benavente, los Hermanos Machado y Mercedes Sardá Uribarri. 

ARTURO SORIA Y MATA

Urbanista, creador de la Ciudad Lineal. Los documentos permiten saber que su padre figura como fiador en los pagos de las matrículas; que se le admitió a los exámenes para los premios ordinarios de Física y Química y Francés al haber obtenido en dichas asignaturas la calificación de 'Sobresaliente'; que se le permitió estudiar Religión y Moral en enseñanza doméstica, porque esa asignatura le coincidía con la clase de Matemáticas Preparatorias; que perdió el curso de primer año de Francés porque superó el número de faltas de asistencia permitidas; y que aprobó los exámenes para obtener el Grado de Bachiller en Artes con 'Sobresaliente'.

 

Arturo Soria y Mata ca. 1915

El urbanista, Arturo Soria.

 

NOTAS ARTURO SORIA 200

Calificaciones de Arturo Soria.

Vea el documento

JACINTO BENAVENTE

Dramaturgo, Premio Nobel de Literatura en 1922. Cursó estudios entre 1876 y 1881, teniendo un expediente académico intachable: obtuvo 'Sobresaliente' en Latín (primer y segundo año), Geografía, Historia Universal, Historia de España, Retórica y Poética, Aritmética y Álgebra, Geometría y Trigonometría, Fisiología e Higiene e Historia Natural; y 'Notable' en Psicología, Lógica y Ética, Física y Química y Agricultura. Como curiosidad, solicitó simultanear el estudio de la asignatura de Geometría y Trigonometría con la de Fisiología e Higiene.

 

benavente

El Premio Nobel de Literatura, Jacinto Benavente.

 

NOTAS JACINTO BENAVENTE 1 200

Calificaciones de Jacinto Benavente.

Vea el documento

LOS HERMANOS MACHADO

Antonio Machado. Poeta. Su expediente conserva las solicitudes que realizó en 1890 para presentarse como alumno libre a los exámenes con los que dar validez a los estudios de enseñanza secundaria que había realizado privadamente. El resultado fue que aprobó Ingreso y Geografía, pero suspendió Historia de España y Latín (primer año). 
Manuel Machado. Poeta. Como en el caso de su hermano Antonio, el expediente conserva las solicitudes realizadas en 1889 y 1890 para presentarse como alumno libre. El resultado fue diferente al de su hermano, pues aprobó todas las asignaturas a las que se presentó: Ingreso, Geografía, Historia de España, Latín (primer y segundo año), Retórica y Poética.

 

Antonio Machado

El poeta Antonio Machado.

ManuelMachado

El poeta Manuel Machado.

 

NOTAS ANTONIO MACHADO 200

Calificaciones de Antonio Machado

Vea el documento

 

NOTAS MANUEL MACHADO 200

 Calificaciones de Manuel Machado.

 Vea el documento

 

Para finalizar, destacar que este centro también contó con brillantes alumnas. Una de las más destacadas fue Mercedes Sardá Uribarri, que fue una de las primeras mujeres madrileñas en asistir a la Universidad. Estudió las carreras de Magisterio y Filosofía y Letras, completando sus estudios en diversas instituciones europeas. En los cursos académicos 1889 – 1890, 1894 – 1895 y 1896 – 1897, se presentó en el Instituto San Isidro a los exámenes libres, obteniendo unas buenas notas: consiguió la calificación de 'Sobresaliente' en Latín (primer, segundo y tercer año), Geografía (segundo año), Matemáticas (primer, segundo y tercer año); la de 'Notable' en Geografía (primer año), Francés (primer y segundo año), Psicología, Lógica y Ética; la de 'Bien' en Historia de España, Historia Universal, Elementos de Química; y la de 'Aprobado' en Cuadros de Historia Natural, Elementos de Física, Agronomía e Industrias.

Las niñas del cable

Emisora: Onda Madrid
Programa: 
Dos hasta las dos
Fecha: 
7 de febrero de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 7 de febrero de 2019.

Esta semana presentamos tres documentos relacionados con la instalación y uso de los teléfonos fechados en 1947, 1952 y 1958 que nos retrotraen a una época en la que los teléfonos estaban sujetos a un cable y donde la comunicación se realizaba a través de las centralitas.

La atención de la centralita en el Colegio de las Mercedes
Especialmente curioso resulta el documento fechado en 1947, que recoge las normas elaboradas por la dirección del Colegio de las Mercedes para el buen funcionamiento de su centralita telefónica. Con el establecimiento de estas normas, la dirección esperaba evitar tener que tomar medidas restrictivas en el uso de los teléfonos del colegio. En primer lugar, se indica que la centralita telefónica estuviera atendida por tres alumnas mayores desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche, estableciéndose para ello turnos alternos compatibles y adecuados con los horarios de comidas y enseñanza. Otra norma establece que, al terminar el servicio por la noche, la alumna encargada del mismo debía hacer un enlace directo entre las llamadas que entraran del exterior y los teléfonos de la portería y del interventor del colegio.

normas 350

Normas elaboradas por la dirección del Colegio de las Mercedes para el buen funcionamiento de su centralita telefónica.

Vea el documento completo

 

En el documento también se señala que las alumnas escogidas para este trabajo debían ser conscientes de la gran importancia y responsabilidad de la tarea y debían tener en cuenta que el lema de su trabajo debía ser siempre discreción, educación y seriedad en su cometido. El no cumplimiento de esta norma podría acarrearles dificultades.

Otra de las normas apunta a que una cuarta alumna debería actuar como suplente en caso de enfermedad o ausencia de alguna de las tres principales por encontrar colocación o empleo fuera del colegio. Además, se hace constar que la Madre Superiora del colegio propondría a la dirección del mismo una remuneración económica para las alumnas en atención al servicio que prestaban, pero el documento no indica cuánto cobrarían por este trabajo.

 

Finalmente, el documento hace especial hincapié en que las alumnas del colegio tienen terminantemente prohibido utilizar los teléfonos que comunicaban con la centralita, sólo el personal del colegio podía usarlos. Como consecuencia de esta prohibición se ruega que el personal del colegio no ordene a las alumnas encargos o comunicaciones telefónicas con el exterior, pues se podría establecer una costumbre perniciosa que habría que cortar radicalmente. Además, si surgieran dudas, las alumnas encargadas de la centralita debían preguntar a la persona que pide comunicación por teléfono su nombre para que, a su buen criterio, se le diera o no dicha comunicación. Por último, si de la conversación que se mantuviera se dedujera que la persona que está utilizando el teléfono es una alumna, las encargadas de la centralita cortarían la conversación sin dar ninguna explicación.

021483 012

 19 de diciembre de 1963. Sala de telefonistas de Telefónica. Fondo fotográfico Martín Santos Yubero. ARCM.

Poda de árboles para la instalación de postes
El segundo documento es un expediente fechado en 1952 relativo a la poda de árboles en varias carreteras madrileñas para facilitar la instalación de los postes de madera a los que se sujetaban los hilos telefónicos. El expediente detalla cómo la Diputación Provincial de Madrid autoriza la poda del arbolado en 113 km de distintas carreteras siempre que se cumplan una serie de condiciones entre las que destaca que esta poda debería realizarse antes del 1 de marzo de 1953 y que se debe reducir al mínimo indispensable y limitarse a recortar aquellas ramas que, por su crecimiento, se piense que pueden llegar a contactar con los hilos conductores del teléfono. El documento prohíbe de forma expresa realizar una poda mayor que ésta que tuviera como resultado un arbolado deplorable en las carreteras afectadas. De hecho, dice que esto ya ocurre en la carretera de Madrid – Toledo y quiere evitar que se repita en otras vías.

poda arboles 300

Expediente fechado en 1952 relativo a la poda de árboles en varias carreteras madrileñas para facilitar la instalación de los postes de madera a los que se sujetaban los hilos telefónicos.

Vea el documento completo

 

Otra de las condiciones es que la poda debe realizarse por personal especializado de la Compañía Telefónica Nacional de España y los cortes se harán en forma plana, inclinados y sin desgajar ninguna rama. También, se avisa de que el personal de la Diputación Provincial de Madrid podía inspeccionar y vigilar las operaciones de poda e, incluso, suspenderlas si se hacían de forma abusiva o imperfecta.

Por último, se determina que el personal de Telefónica será también el encargado de amontonar el producto de la poda en las inmediaciones de la carretera, pero teniendo cuidado de que quede fuera del firme, cunetas y paseos. Este producto queda a la libre disposición de las personas encargadas de la vigilancia y conservación de las carreteras, quienes podían darle el uso y disfrute que quisieran siempre previa autorización de la Diputación Provincial de Madrid.

La nueva centralita de Aldea del Fresno
El tercer documento es una carta de 1958 en la que Telefónica transmite al Alcalde de Aldea del Fresno, de forma muy detallada, las características que debe tener el “Centro Telefónico” que se pondrá en marcha en el municipio. En primer lugar, explica que las salas se debían pintar de acuerdo a una gama cromática concreta: el techo y las paredes color crema claro a la cal o al temple; la carpintería interior de color verde claro al aceite; la carpintería exterior en color verde oscuro al aceite; los rodapiés serán de 18 centímetros y en color verde claro; y las rejas y balcones en color negro al aceite.

Carta alcalde 300

Carta de 1958 remitida por Telefónica al Alcalde de Aldea del Fresno.

Vea el documento completo

 

plano local 300

Plano del local cedido para la instalación del centro telefónico.

Vea el documento completo

El alumbrado del centro también debía ajustarse a unas características. Por ejemplo, la instalación de los cables debía estar empotrada en el locutorio, en la sala de público y en la sala de aparatos (en aquella época, lo normal era que los cables estuvieran sobre la pared, no empotrados). El locutorio debía estar iluminado por un plafón de 25 centímetros y las salas de público y de aparatos debían iluminarse por una bola o globo de 30 centímetros con una caña de 30 a 40. Además, la sala de público debía tener una mesita de un metro de largo por 50 de ancho; un banco; y un pequeño pupitre para escribir telegramas, todo ello barnizado en roble claro.

La más moderna enciclopedia escrita en castellano

Emisora: Onda Madrid
Programa: 
Dos hasta las dos
Fecha: 
25 de enero de 2019

ENTREVISTA A NIEVES SOBRINO EN ONDA MADRID

'Dos hasta las dos', 25 de enero de 2019.

'Documentos en la onda' comenta esta semana varios anuncios publicitarios de la "Enciclopedia Espasa" que se encuentran en el Fondo Nicolás María de Urgoiti y están fechados a finales de los años 20 del siglo XX. El nombre completo de esta publicación era “Enciclopedia universal ilustrada europeo – americana”, aunque se la conocía como “Enciclopedia Espasa” o “Enciclopedia Espasa – Calpe”. Fue el gran proyecto de la Editorial Espasa que, en 1926, se fusionó con la Editorial Calpe, propiedad esta última del empresario Nicolás Mª de Urgoiti.

70 volúmenes de conocimiento
El objetivo era publicar una enciclopedia en lengua española que incluyera conocimientos y avances tecnológicos, historia, biografías, geografía, arte y literatura de España e Hispanoamérica. Tuvo dos elementos que la diferenciaron de las enciclopedias del siglo XIX: la reducción del tamaño de sus tomos y la inclusión intensiva de fotografías e ilustraciones, tanto en blanco y negro como en color. El grueso de la enciclopedia, 70 volúmenes, se publicó entre 1908 y 1930, fecha a partir de la cual se publicaron los “Apéndices” y los “Suplementos”.

enciclopedia Espasa 002 300

Anuncio que resume por qué es bueno tener la enciclopedia Espasa.

Vea el documento completo

Los documentos que se comentan son dos anuncios publicitarios realizados por la propia Editorial Espasa – Calpe a finales de los años 20 en los que se explican las maravillas y beneficios de tener la enciclopedia con el fin de atraer a posibles compradores.

El primero es un anuncio breve en el que se resume por qué es bueno tener la enciclopedia. Lo curioso de este documento es que incluye un pequeño recuadro titulado “Time is money” ('el tiempo es dinero'), en el que se ofrece al lector que tenga poco tiempo la posibilidad de no leer el texto completo del anuncio, sino solamente una serie de palabras repartidas por el texto, resaltadas en negrita y señaladas con flechas. La combinación de estas palabras forman un mensaje, que resulta una buena carta de presentación de la obra: “A usted le interesa indiscutiblemente que, en su oficina, despacho o bufete, figure la ENCICLOPEDIA ESPASA, la obra más extensa y más ricamente presentada que existe en el mundo. Es obra que asombra por su grandiosidad y belleza”.

El segundo documento es un folleto descriptivo formado por 26 hojas en las que se explica con gran detalle y lenguaje grandilocuente qué es la enciclopedia, qué tiene, cómo consultarla o qué la diferencia de otras obras. He aquí una pequeña muestra:

“Su ilustración es una maravilla; su texto un portento de ciencia y erudición; su conjunto, el monumento bibliográfico más grandioso que se conoce; es la obra culminante de nuestro siglo; la imprenta jamás ha dado a luz otra obra de tal magnitud, tanto mérito y utilidad. España tiene un diccionario enciclopédico que, no solamente iguala a los mejores del extranjero, sino que los supera. Es la famosa Enciclopedia Espasa, vasto arsenal de conocimientos, obra magna en el orden intelectual, un primor artístico en la ilustración gráfica. Ostenta aún otro mérito: el de ser la más moderna; la única moderna, podemos decir. En efecto, ella habla del confuso concepto de la entropía; trata de la ultraestructura de la materia y del Universo: electrones, iones y quanta de luz y energía; estudia la ultramicroscopía, de tan útiles aplicaciones. Contiene los últimos conceptos de relatividad del espacio y el tiempo, lo que no se encuentra en ninguna otra Enciclopedia, y trata in extenso la creación del genio singular de Einstein y las consecuencias que él mismo y otros sabios están deduciendo de tan genial teoría. Contiene además los acontecimientos más culminantes de la guerra grande: sus antecedentes, las grandes batallas, las ciudades devastadas, los asombrosos adelantos en las artes de destruir y curar, la movilización en masa de los pueblos, las biografías de los principales actores de la gran tragedia, las revoluciones, los cambios de régimen en algunos países, la reconstitución de naciones históricas y la creación de otras nuevas…”.

enciclopedia Espasa 003 629

Portada de un folleto descriptivo de 26 páginas en las que se explica con gran detalle y lenguaje grandilocuente qué es la enciclopedia.

El folleto explica que, al estallar la I Primera Guerra Mundial, se dio un salto en la publicación de los tomos 20 al 29 con el propósito de poder incluir todo lo relativo al conflicto bélico una vez finalizado éste. Asimismo, indica que la enciclopedia es única porque todos los artículos y asuntos que se tratan en ella van acompañados de una lista completa de todas las obras y fuentes de consulta. Se define, además, como “la joya de mayor valor en la casa del rico; y, en la del que vive del fruto de su trabajo, un talismán, un tesoro”.

enciclopedia Espasa 004 RECORTE629

Recorte de la portada interior.

El documento es muy curioso porque defiende cinco verdades elocuentes sobre la enciclopedia. La primera señala que se trata de la más moderna de las enciclopedias publicadas en castellano y basa su defensa en que incluye explicaciones sobre la I Guerra Mundial, los acontecimientos del Directorio Militar del General Primo de Rivera y todos los inventos y progresos científicos de principios del siglo XX. La segunda explica que es la más extensa y completa de cuantas enciclopedias existen. Y muestra para ello un cálculo comparativo, según el cual la obra española más extensa publicada hasta ese momento tenía 75 millones de palabras y 375 millones de letras, mientras que la Espasa tiene 150 millones de palabras y 750 millones de letras.

001 629

Recorte de la página donde se inicia el desarrollo de las 'verdades elocuentes' que demuestran las excelencias de esta enciclopedia.

La tercera verdad se basa en que es la obra que incluye más bibliografía, hasta el punto de incluir referencias de más de un millón de obras. La cuarta apunta que las ilustraciones que incluyen llegan “a límites jamás alcanzados por ninguna otra en el mundo”. El documento dice que los tomos publicados hasta ese momento incluyen 85.000 grabados y que se calcula que la cifra final superará los 100.000 y, finalmente, la quinta destaca que es la más barata como conjunto grandioso de conocimientos, ya que su precio final no pasará de 2.500 pesetas (lo que, en aquella época, era mucho dinero).

enciclopedia Espasa 010 629

Ejemplo de los mapas que ilustran la enciclopedia Espasa.

enciclopedia Espasa 011 629

Fotografías y grabados que aparecen en este compendio del saber.

El folleto también explica que la obra puede examinarse libre y cómodamente en las librerías de la editorial en Madrid, Barcelona y Valencia y que, en caso de que se viva en una población pequeña, el personal de la editorial puede hacer llegar ejemplos de láminas, artículos y encuadernación de la obra para que pueda valorarse en su conjunto.

enciclopedia Espasa 009 629