LINEA DE PUNTOS

100 años presidiendo Madrid. De 'Catedral de las Comunicaciones' a 'Casa de los madrileños'

12 DICIEMBRE 2019. Este año se ha cumplido el centenario del Palacio de Cibeles, inaugurado un 14 de marzo de 1919 por el rey Alfonso XIII. El edificio, al que se denominó ‘Catedral de las Comunicaciones’, estuvo originariamente destinado a albergar el servicio nacional de Correos y hoy, 100 años después y tras resistir imbatible los avatares de la Guerra Civil, se ha convertido en ‘Casa de los madrileños’ como sede de la Alcaldía de la capital de España. Su imponente presencia, con evocaciones neoplaterescas y barroco salmantino, es un elemento imprescindible del paisaje arquitectónico de la capital. Este referente de Madrid, con su inconfundible silueta blanca y su ostentosa monumentalidad, es una de las obras cumbre de Antonio Palacios, el gran arquitecto del Madrid de principios del siglo XX, que, con apenas treinta años de edad, ganó, junto a Joaquín Otamendi, el concurso nacional convocado para la ejecución de un nuevo centro dedicado al correo y las telecomunicaciones.

Los fondos fotográficos custodiados en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid albergan numerosas reproducciones de este edificio. La selección que mostramos contiene imágenes del Fondo fotográfico Martín Santos Yubero y de las colecciones ‘Postales de Madrid’ y ‘Madrileños’. Algunas de ellas se remontan a finales del siglo XIX, cuando aún no existía el edificio al que pertenece este homenaje, y nos muestran la Plaza de Cibeles con sus pintorescos viandantes y los transportes públicos de la época, como el ómnibus, tirado por caballos, o el tranvía, más tarde.

Los madrileños son tan protagonistas como el propio edificio junto al que se fotografían para rememorar un momento importante de sus vidas. Encontramos varias imágenes de niños y jóvenes que aparecen junto a esta emblemática construcción, unos echando de comer a las palomas, otros esperando el autobús o inmortalizando la entrega de una carta especial junto a los buzones situados en el exterior del Palacio de Correos.

Quizás, las imágenes más curiosas corresponden a la colección ‘Madrileños’, que contiene imágenes estereoscópicas y de película infrarroja realizadas por fotógrafos y aficionados que muestran esta imponente edificación en todo su esplendor. Curiosas, pero también divertidas, son aquellas que recogen alguna escena en la que el edificio forma parte de una composición en la que igual aparecen ovejas, elefantes o coches de época circulando por la Plaza de Cibeles.

En esta selección, también podemos encontrar imágenes que nos muestran diferentes estancias del interior del edificio, su terraza o a los propios trabajadores de correos realizando diversas tareas. Entre éstos, las imágenes de los carteros son las más entrañables, que igual aparecen posando con su saca, como formando con el nuevo uniforme o junto a flamantes vehículos de reparto con motivo de la visita de algún ministro.

LINEA DE PUNTOS