LINEA DE PUNTOS

¡Qué calor! Cuando las altas temperaturas se combatían con abanicos, sombrillas y botijos.

2 JULIO 2019. Recién entrados en un verano que se pronostica como uno de los más cálidos de los últimos años, hemos querido buscar entre nuestros fondos fotográficos cómo eran los veranos entre los años 30 y 70 del siglo XX y cómo los madrileños combatían el calor cuando el aire acondicionado aún tardaría mucho en llegar a los hogares y el ventilador era un lujo que no todos podían permitirse.

El Fondo fotográfico Martín Santos Yubero nos regala imágenes de una ciudad donde cualquier fuente pública puede convertirse en un oasis llegado el caso. Los madrileños no dudan en sumergir su cabeza bajo el chorro o en utilizarla como elemento de recreo, tal y como nos muestran unos mozalbetes desprovistos de camisetas que abarrotan una fuente pública, ya entrada la noche, en una imagen de 1933. Otros, más audaces, prefieren prevenir los calores estivales con un buen chapuzón en el río Manzanares, como nos muestran algunas fotografías, fechadas en 1936, en las que algunos jovenzuelos se zambullen de cabeza desprovistos de toda ropa.

Los niños del nuevo Hospicio de Madrid también disfrutan de agua durante los meses de más calor de 1933 en una alberca situada en el patio bajo la atenta mirada de sus profesores. En otra zona de la capital, los vecinos de Las Vistillas refrescan a sus pequeños en una improvisada piscina surgida en los jardines del barrio, como vemos en una fotografía de 1934. Y, junto a estas imágenes, otras de niños muy pequeños puestos a remojo en un barreño. Años después comienzan a construirse piscinas públicas en los barrios y, ya en la década de los 60, encontramos instantáneas donde puede verse a familias enteras pasando el día en las piscinas ‘Playa Victoria’ de Tetuán.

Yubero nos muestra un Madrid desconocido de calles desiertas a las horas de más calor y la Gran Vía muy sola, abandonada por sus viandantes, en una imagen de 1954 que hoy no sería posible. Un Madrid que sólo transitan los que no tienen más remedio. Mientras tanto, los operarios de servicios riegan las calles manguera en mano, los obreros de la construcción se refrescan en bidones provistos de agua o abren las bocas de riego. Alguno, más afortunado, guarecido del sol en su oficina, se permite el lujo de sestear un rato, tal y como delata el fotoperiodista en una instantánea de 1940. Otro, ya en casa, en una simpática imagen de los años 30, descansa sobre una tumbona y combate el calor con todas sus armas: ventilador, pai–pai, barra de hielo y una bolsa de agua fría.

Pero, pese a las altas temperaturas, el ocio en Madrid no cesa. Las tardes de ‘calor y moscas’ en la Plaza de las Ventas se atenúan con refrescos. Las señoras sacan a pasear sus abanicos multicolores y otras, más innovadoras, prefieren llevan un pequeño ventilador a pilas, tal y como vemos en una imagen de 1964. Los jóvenes pasean por las calles de Madrid cuando cae la tarde. Algunos hacen un alto en el camino para descansar y secar el sudor con un pañuelo o para tomar una gran copa de helado o una horchata, muy de moda en la época, tal y como nos muestran tres jovencitas, chupando de su pajita, fotografiadas en 1940.

Y, frente a los refrescos, el botijo con su gran panza, su pitorro y su asa. Aunque hoy es sólo un elemento decorativo, estaba presente en todos los hogares y permaneció unos años después, incluso cuando llegaron los electrodomésticos y, con ellos, el frigorífico. Tenía su miga eso de levantarlo y dejar caer el agua sin que se cayera una gota. Yubero nos muestra puestos de botijos e imágenes de madrileños bebiendo o portándolos por la calle, como si de una botella de agua se tratara. También curiosa resulta una imagen de 1972 en la que vemos a un conductor de autobuses de Madrid haciendo una parada y bebiendo del botijo que lleva en el vehículo.

Cae la noche, la ciudad dormita y el calor no cesa. El ojo avispado del fotoperiodista retrata en 1934 a una familia entera que ha subido a la azotea provista de colchones, hamacas, colchas y un botijo. No son los únicos, otro vecino del inmueble hace lo propio y es sorprendido por la indiscreta cámara de Yubero dormitando en el patio de su casa.

LINEA DE PUNTOS

Teatros de Madrid. Celebramos el Día Mundial del Teatro con imágenes de nuestros fondos fotográficos.

22 MARZO 2019. El 27 de marzo conmemoramos el Día Mundial del Teatro, que se celebró por vez primera en 1962. Fue aquí cuando el poeta, dramaturgo y cineasta francés Jean Cocteau, elegido miembro de la Academia francesa y miembro honorario del Instituto Nacional de Artes y de Letras de Nueva York, pronunció el famoso Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro.

Desde el Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid, realizamos nuestro particular homenaje al teatro con imágenes pertenecientes al Fondo fotográfico Martín Santos Yubero y a las colecciones ‘Postales de Madrid’ y ‘Madrileños’, fechadas entre 1874 y 1986. Entre ellas, podemos encontrar las fachadas de los teatros más emblemáticos de Madrid como el Teatro Real, el Teatro del Príncipe, el Teatro Lírico, el Teatro de la Zarzuela o el Teatro Español y también de otros que surgieron después como el Muñoz Seca, el Bulevar, el Martín, el Eslava o el Alcázar. Unos, modernas estructuras y, otros, magníficas construcciones ubicadas en las calles más transitadas de la capital, pero todos ellos portadores de vistosas carteleras anunciando las representaciones más aclamadas por el público como ‘Casa manchada’‘Los tunantes’‘Las criadas’ o ‘Divinas palabras’.

Y, en el interior, los escenarios. A veces grandiosos y otros más modestos, pero siempre dispuestos a acoger el genio de los artistas en representaciones que igual pueden sumergir al espectador en una tragedia de Valle Inclán, de García Lorca o de Shakespeare como de hacerle reír a pierna suelta con una comedia de Alfonso Paso o desconectar de la rutina diaria admirando a las extraordinarias vedettes de la revista envueltas en plumas y lentejuelas.

Sobre los escenarios, los artistas, deseosos de llegar al público y remover sus emociones. En esta selección fotográfica, encontramos imágenes de grandes actores del teatro español como Zori, Santos y Codeso, casi inseparables, Concha Velasco, Celia Gámez, Licia Calderón, Alfredo Alaria, Luis Escobar o Queta Claver. En algunas aparecen actuando, pero también podemos verles posando para la foto, muchas veces en compañía de los más destacados autores teatrales del momento como los hermanos Álvarez Quintero, Alfonso Paso o Manuel Baz.

Y, junto a los artistas consagrados, otros pequeños y grandes actores y actrices aficionados como un grupo infantil que nos sorprende con la representación de ‘El sueño de una noche de verano’ en el Teatro Español, o de un elenco más maduro que se atreve con ‘El gran teatro del mundo’ de Pedro Calderón de la Barca.

LINEA DE PUNTOS

Novios de ayer. Celebramos San Valentín con 'Madrileños'

13 FEBRERO 2019. Cada 14 de febrero se celebra en varios países del mundo con gran entusiasmo y alegría el Día de San Valentín. Un día muy especial para muchos, donde se resalta la importancia del amor y que, pese a la creencia de su origen comercial, viene de mucho antes. Concretamente del siglo III, en Roma, donde el sacerdote Valentín fue sentenciado a muerte por celebrar en secreto matrimonios de jóvenes enamorados.

Los Archivos de la Comunidad de Madrid hemos querido recordar este día con imágenes pertenecientes a la colección ‘Madrileños’ en los que la complicidad de las miradas, las sonrisas y los achuchones son los protagonistas. ¡Felicidades a todos los enamorados!

LINEA DE PUNTOS

¡Llegó el circo! El mayor espectáculo del mundo

18 ENERO 2019. Con motivo del 150 cumpleaños de la construcción del primer edificio del Circo Price, celebrado recientemente, el Portal de Archivos quiere rendir su pequeño homenaje al mayor espectáculo del mundo a través de las imágenes encontradas en los fondos fotográficos que se custodian en el Archivo Regional y en la Colección Madrileños.

Estas fotografías, fechadas entre los años 20 y 70 del siglo XX, nos muestran a algunas de las principales figuras circenses de la época como los payasos Tonetti o los hermanos José María, Teodoro y Emilio Aragón Foreaux, que adoptaron los nombres artísticos de Pompoff, Thedy y Emig, tíos y padre de los famosos ‘payasos de la tele’, Gabi, Fofó, Miliki y Fofito. Este último, Alfonso Aragón, también aparece en alguna de las imágenes al igual que Felito, excéntrico actor cómico de variedades, al que vemos en una imagen de 1929 posando junto al cartel del Circo W. Parish, que se encontraba fijo en la plaza del Rey, en el barrio de Chueca, donde está actualmente la sede del Ministerio de Cultura y Deporte. Años más tarde, este circo se convirtió en el Price. Precisamente, el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid guarda un plano, fechado el 27 de octubre de 1879, que muestra el alzado del Circo – Teatro Price donde se señala su ubicación en la citada plaza, en la que estuvo noventa años hasta que fue demolido en 1970.

Y, junto a los payasos, artistas del trapecio, acróbatas o domadores de fieras. Entre estas imágenes, destacan especialmente las realizadas para un reportaje sobre el Circo Americano que se publicaría en la revista de los almacenes Jorba de Barcelona. En ellas, vemos a los trabajadores del circo realizando las tareas de montaje de la carpa y en su rutina diaria, junto a sus compañeros, o descansando a la puerta de sus caravanas de viaje. Entre este elenco de artistas, llaman la atención dos personajes: uno extraordinariamente alto y su contrapunto, un pequeño hombre que apenas si alcanza la altura de las piernas de su colosal compañero.

LINEA DE PUNTOS