Artesacro

OTRAS EDICIONES:

2012
2011
2010
2009
2008
Comunidad de Madrid

Ignacio Vento, narrador.
Coro de la Universidad Autónoma de Madrid. Enrique Muñoz, director.
Ensemble Vocal Soli – Tutti. Denis Gautheyrie, director

RÉQUIEM NEGRO

Sobre la obra

RÉQUIEM NEGRO

PROGRAMA

  Enrique Muñoz
(1957)
(Au sommet de la Montagne *) (En la cima del monte), para 12 voces, gran coro y narrador
  Calixto Álvarez
(1838)
Requiem Yoruba (en latín y yoruba)
  Enrique Muñoz
(1957)
Elégie a Martin Luther King (texto de Léopold Sedar Senghor)
* Estreno en España

 

FICHA ARTÍSTICA

Intérpretes

Narrador: Ignacio Vento

Coro de Niños del Centro de Estudios Musicales "Aula de Músicas":

Director: Enrique Muñoz

Ensemble Vocal Soli - Tutti:

Sopranos: Frédérique Epin, Cécile Côte, Claire Pigeot

Altos: Caroline Tarrit, Nelly Lavergne, Valérie Wuillème

Tenores: Alexandre Pecastaing, Hernán Alcalá, Charles Arden

Bajos: Nicolas Dangoise, Jean-Philippe Dequin, François Sikirdji

Dirección: Denis Gautheyrie

 

NOTAS AL PROGRAMA

El Requiem Negro es un programa dedicado al tema de la esclavitud y de su abolición, a las luchas y resistencias que se crearon para llegar a una liberación y a las culturas y acontecimientos heredados de esta larga historia.

Au sommet de la Montagne (En la cima del monte), de Enrique Muñoz para 12 voces, gran coro y narrador, narra la historia de la esclavitud y su abolición.

Esta obra fue estrenada en Dakar (Senegal), en 2006, y en Francia, en 2007, en homenaje al centenario del nacimiento de Léopold Sédar Senghor y también como motivo del segundo centenario de la Ley Inglesa de Marzo de 1807 para abolir la trata de esclavos. Fue interpretada bajo la dirección de Denis Gautheyrie por el conjunto vocal Soli-Tutti (Francia) y una gran masa coral compuesta de dos coros senegaleses, para los conciertos en Dakar, y coros parisinos para los conciertos en Francia.

 

IGNACIO VENTO

Profesor e investigador de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid, sobre temas centrados en la Antropología Filosófica y la filosofía del mito del símbolo. Paralelamente ha venido desarrollando una actividad creativa como poeta y crítico de pintura. Fruto de ello, en 2009, fue publicada por la Diputación de Valencia la biografía y obra de su padre, el pintor valenciano José Vento Ruiz, Premio Nacional de Pintura 1969.

Desde el año 2001 se une a las actividades de la Orquesta y Coro de la UAM, en la que ha venido desempeñando diversas labores como cantante, narrador en obras musicales, como Peer Gynt de Edvard Grieg, y últimamente ha realizado el texto de la obra 12 Haikus compuesto por Enrique Muñoz y estrenado en París en mayo de 2012.

 

ENSEMBLE VOCAL “SOLI - TUTTI”

Soli-Tutti, compuesto de doce cantantes profesionales dirigidos por Denis Gautheyrie, explora con pasión, desde hace más de 20 años, el repertorio vocal y trabaja de manera especial en la difusión de la música contemporánea.

Propone programas a cappella, así como proyectos con órgano, solistas, bailarines, orquesta, grandes coros o conjuntos instrumentales. Su gusto por la escenificación y el teatro musical le permite presentar una visión original del concierto clásico.

Sus contactos en Francia y en el extranjero también enriquecen sus interpretaciones y sus elecciones musicales. La residencia permanente de Soli-Tutti en la Universidad París 8 favorece la emergencia de numerosos proyectos de creación y de investigación: Colaboraciones con la provincia de Seine-Saint-Denis y con la asociación Densité 93, Red de creación y de difusión de música contemporánea; Intercambios a nivel internacional con departamentos de arte que acogen a artistas extranjeros o en el taller de composición de José Manuel López López y Anne Sedès, además de las giras del grupo.

Soli-Tutti le invita a descubrir la creación musical y las músicas de nuestro tiempo, en toda su diversidad.

 

DENIS GAUTHEYRIE

Después de estudiar piano, canto y contrabajo, Denis Gautheyrie, como encargado de la clase de dirección coral del Departamento de Música en la Universidad Paris 8 – Saint-Denis, fundó en 1988 dos conjuntos profesionales en residencia permanente: Soli-Tutti, conjunto vocal de 12 cantantes solistas, y Futurs-Musiques, conjunto instrumental.

También es director artístico del conjunto instrumental DensitéS, en el marco de la asociación Densité 93, estrechamente ligado a la clase de composición de José Manuel López López, y participa en la creación y difusión de música contemporánea en la provincia de Seine Saint-Denis.

El Petit Chœur de Saint-Denis, que también dirige, se compone de jóvenes cantantes y está muy a menudo asociado a estos conjuntos, que participan regularmente solos o con otras formaciones, en festivales y encuentros de música contemporánea en Francia y en el mundo.

Denis Gautheyrie manifiesta una gran pasión por el repertorio de los siglos XX y XXI y por el teatro musical, y muchas veces encarga obras originales. Con ese fin, organiza cada año encuentros e intercambios corales con coros franceses y extranjeros en torno a este tipo de música.

 

TEXTOS

Au sommet de la Montagne (En la cima del monte), para 12 voces, gran coro y narrador, de Enrique Muñoz

Narrador:

Muy pronto, las potencias europeas (España, Portugal, Holanda, Inglaterra, Francia) fueron colonizadoras y, muy pronto, desde el siglo XVI, inventaron la trata, impúdicamente llamada «comercio triangular». Practicada por honrados burgueses, negociantes ricos ennoblecidos con el apoyo de los reyes, de los gobiernos y de las iglesias, la Trata es la vergüenza de la Humanidad.

Navíos europeos salían de los puertos de Liverpool, Nantes, Bordeaux, La Rochelle, cargados de armas o de fruslerías - tejidos, abalorios...- que canjeaban a lo largo de las costas africanas a cambio de presos negros, a quienes deportaban como esclavos a sus colonias. Aquel comercio llegará a la deportación de más de 20 millones de africanos, entre los siglos XVII y XIX.

La violencia cometida hacia el representante más humilde
De la especie humana afecta a la humanidad en su conjunto.
Todos deben preocuparse del inocente oprimido
So pena de ser víctima a su vez
Cuando llegue alguien más fuerte para sojuzgarlo.
Es la libertad del hombre
Una parcela de la libertad universal.
No se puede lesionar a una
Sin a la vez comprometer a la otra

(Victor Schoelcher)

Chant   Canto
Pourquoi l’esclavage
Pourquoi la traite négrière
Pourquoi cette tragédie humaine
Pourquoi cette race qui crée des frontières

Ces barrières!
Ces ghettos!
Cette race qui crée des esclaves et des maîtres
Cette race qui crée des hommes assujettis et des hommes libres
Qui crée des opprimés et des oppresseurs
Cette race qui crée des hommes et des sous-hommes
Cette race qui divise !
Pourquoi ces siècles emportés dans l’océan des injustices!
L’esclavage! Quels crimes a-t-on commis en son nom!
Traite des Noirs, Fortune des Négriers!
Pour ces Nations avides de « Bois d‘ébène »

La Couleur Noire est celle des Barbares,
Couleur de ceux qui disent « Bla bla »
Loin des langues civilisées !
Nègres ! Durant des siècles, ils furent contraints
A être asservis par les Blancs.
  Por qué la esclavitud
Por qué la trata de negros
Por qué esta tragedia humana
Por qué esta raza que crea fronteras

¡Estas barreras!
¡Estos guetos!
Esta raza que crea esclavos y dueños

Esta raza que crea hombres sometidos y hombres libres
Que crea oprimidos y opresores
Esta raza que crea hombres superiores e inferiores
¡Esta raza que divide!
¡Por qué estos siglos violentos en un mar de injusticias!
La esclavitud! ¡Cuántos crímenes han sido autorizados en su nombre!
¡Trata de negros. Fortuna de negreros!
Para estas Naciones ávidas de «Madera de ébano»
El color negro es el de estos Bárbaros.
Color de aquéllos que dicen «bla, bla»
¡Lejos de las lenguas civilizadas!
¡Negros! Durante siglos ellos fueron contrarios

A estar al servicio de los blancos.

Narrador:

Señor Dios, perdona a la Europa blanca,
Por cierto, Señor, a lo largo de cuatro siglos de luces,
Echó la baba y los ladridos de sus mastines a mis tierras
Y los cristianos, renegando Tu luz y la mansedumbre de Tu corazón
Iluminaron sus vivaques con mis pergaminos, torturaron a mis
talibés, deportaron a mis escribas y a mis doctores.
En un relámpago, su pólvora derrumbó el orgullo de los fortines y de las colinas.
Y sus bolaños atravesaron los riñones de imperios vastos como el claro día
desde la punta del Occidente hasta el horizonte oriental.

(Léopold Sédar Senghor)

Chant   Canto
L’homme, c’est l’homme
Avant d’/être une race ou une couleur
Car c’est l’homme qui fait l’homme
L’esclavage de l’homme par l’homme est un crime contre l’humanité
C’est l’homme qui domine l’homme
C’est l’homme qui s’impose à l’homme
C’est l’homme qui asservit l’homme
C’est l’homme qui armé de sa fougue dominatrice
Prend un élan de despote pour envahir le barbare
Et en faire un sous-homme
Honte de l’humanité!
  El hombre, es hombre
Antes de una raza o un color
Pues es el hombre el que hace al hombre
La esclavitud del hombre por el hombre es un crimen contra la Humanidad.
Es el hombre quien domina al hombre
Es el hombre quien se impone al hombre
Es el hombre quien se sirve del hombre
Es el hombre quien armado de su fogosidad dominante,
se convierte en opresor para invadir al bárbaro

y hacer de él un hombre inferior.
¡Vergüenza de la Humanidad!

Narrador:

Gorée, isla pequeña a la altura de Senegal, fue el puerto de embarque de un gran número de esclavos. También fue la mazmorra donde los traficantes negros amontonaban a los esclavos en espera de la llegada de los barcos negreros bajo pabellón francés.

Chant   Canto
[Gorée]   Gorée
C’est l’histoire
L’histoire de tout un peuple
Le peuple noir
Les murs rosâtres se mêlent à la souffrance des hommes
Qui y ont été enfermés
Nuls mots, nuls qualificatifs pour dépeindre

La pénitence des milliers d’≖tres
Qui sont passés dans cet endroit
Les ruelles étroites ne laissaient passer
Qu’un peu d’air et moins de lumière !
Durant la journée, les esclaves y circulaient
Attachés deux par deux par une lourde chaîne de fer
De cinq à six pieds de long
Reliée à un collier de fer plat suspendu à leur cou
Histoire des temps éventrés
Dans le dessein de l’humanité
Histoire de désespoir et de lutte
Histoire vide de liberté
Une liberté provisoire et éphémère!
Une liberté précaire et hypothétique!
Une liberté ridicule!
Une liberté factice
Une liberté marbrée de sang
De honte
D’avilissement
D’abaissement
D’âmes
D’âmes d’Esclaves!
Une liberté que chantent les échos de l’océan
A l’aune de la porte sans retour
Une liberté que crient les vautours aux alentours
étourdis
Une liberté qui nourrit les requins affamés dans les eaux troubles de la mer profonde
Une liberté naviguant dans des bateaux négriers
Guerriers maudits voilés de linceul
Une liberté que chantent ces enfants, qui tournent le dos à
leur pays
Ces enfants séparés de leur terre
De leur mère!
De leur terre-mère! »
  Esta es la historia
La historia de todo un pueblo
El pueblo negro
Los muros rosáceos se mezclan con el sufrimiento de los hombres
Que han sido apresados
Ninguna palabra, ningún calificativo puede describir
La penitencia de estos miles de seres
que han pasado por este lugar
¡Las callejuelas estrechas no dejan pasar
más que un poco de aire y aún menos de luz!
Durante la jornada, los esclavos caminan
Atados de dos en dos por una pesada cadena de hierro
De cinco a seis pies de largo,
Unida a un collar de hierro bruñido sujeto a su cuello.
Historia de tiempos desgarrados
en el designio de la Humanidad
Historia de desesperación y de luto
Historia vacía de libertad
¡Una libertad provisional y efímera!
¡Una libertad precaria e hipotética!
¡Una libertad ridícula!
¡Una libertad ficticia!
Una libertad cuajada de sangre
De vergüenza
De envilecimiento
De humillación
De almas
¡De almas de esclavos!
Una libertad que entonan los ecos del océano
Al compás de una marcha sin retorno
Una libertad que gritan los buitres de los alrededores,
aturdidos
Una libertad que alimenta a los tiburones hambrientos en las turbias aguas del mar profundo
Una libertad que navega en los barcos negreros
Guerreros maldecidos velas de sudario
Una libertad que cantan estos niños que dan la espalda a
su país
Estos niños apartados de su tierra
¡De su madre!
¡De su madre tierra!

Narrador:

Es bella, es triste
Es Gorée, por lo que sangra mi corazón, mis corazones
La casa roja de la derecha, reluce sobre el basalto.
La casa roja de en medio, pequeña entre dos precipicios de sombra y de luz

(Senghor)

Chant   Canto
Rêves et espérances.
Noms et danses,
Marqués au fer rouge
Jetés à fond de cale
Tournés vers l’avant ou l’arrière
Ils suffoquaient!
Emboîtés les uns dans les autres
Nourris d’une maigre soupe
D’eau remplie de vers
Esclaves parqués
pour une terrible traversée!
Ils pleurent
Ils pleurent la liberté
Perdue
Perdue au milieu de l’océan
La douleur
La douleur de l’esclave qui pleure!
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure pour faire entendre ta voix,
Ta voix de détresse et de désespoir,
Dans les échos nus de ta souffrance !
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure jusqu’à ce que liberté s’ensuive!

La force de tes bras tombe sous les lois de la torture.
Que ton cri vienne de loin perturber les desseins de tes bourreaux.
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure pour tes frères et sœurs,
Pour les libérer des chaînes de la honte,
Dans les ondes d’une lutte incessante.
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure pour que t’entende l’oreille des ancêtres,
Corps meurtris par le fardeau de la honte

Par l’océan qui te sépare pour toujours de ton pays natal
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure pour des lendemains meilleurs!
Pour qu’arrive la liberté sans fin, dans les rivages de l’océan
Gouffre où ta douleur se noie !
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure pour te débarrasser de ta haine,
De ton fardeau d’être né esclave.
Pour que le triomphe l’emporte!
Pleure mon esclave, pleure,
Pleure pour le peuple noir !
Pleure pour ton sort!
Pleure la liberté!
Pleure!
  Sueños y esperanzas.
Nombres y danzas.
Marcados a fuego
Arrojados al fondo de la bodega
Se mueven hacia adentro, hasta la última fila.
¡Se asfixian!
Apretujados los unos contra los otros
Mantenidos a base de una sopa escasa
y de agua plagada de gusanos
¡Esclavos hacinados
para una terrible travesía!
Ellos lloran
Lloran la libertad perdida
Perdida
Perdida en medio del océano.
¡Dolor!
¡Dolor del esclavo que gime!
Llora, mi esclavo, llora...
Llora para que se escuche tu voz
¡Tu voz de angustia y desesperación,
a través de los ecos desnudos de tu sufrimiento!
Llora mi esclavo llora...
¡Llora hasta que se consiga esa libertad ansiada!
Hasta que la fuerza de tus brazos eche abajo las leyes de la tortura.
Que tu grito venga de lejos a perturbar los designios de tus tormentos.
Llora mi esclavo, llora...
Llora por tus hermanos y hermanas,
para liberarles de las cadenas de la infamia,
en un mar de incesante luto.
Llora mi esclavo, llora...
Para que te escuchen tus ancestros,

Cuerpos asesinados bajo el yugo de la vergüenza
Por el océano que te separa para siempre de tu país natal
Llora mi esclavo, llora...
¡Llora por mejores días venideros!
Para que llegue la libertad, al fin, a los confines del océano
¡Abismo donde tu dolor se extinga!
Llora, mi esclavo, llora...
Llora para desahogar tu odio,
por el estigma de haber nacido esclavo.
¡Para que el triunfo lo venza!
Llora, mi esclavo, llora...
¡Llora por el pueblo negro!
¡Llora tu suerte!
¡Llora tu libertad!
¡Llora!

Narrador:

Imaginad doscientas personas amontonadas en un espacio donde apenas cabe un tercio. Imaginad las vomitonas, las carnes en carne viva, los piojos por doquier, los muertos pisoteados, los moribundos apestando. Imaginad, si podéis, la embriaguez de los que están arriba en el puente para subir la rampa, el sol oscurecido sobre el horizonte, el vértigo, ese deslumbramiento del cielo oculto sobre las olas. Veinte, treinta millones, deportados durante más de dos siglos. El deterioro más sempiterno que un apocalipsis. Pero, esto, no es nada todavía.

También el segundo peligro es el abismo marino. Cuando las patrullas dan caza al negrero, lo más fácil es alejar la barca y, soltar lastre, arrojando por la borda la carga con sus grilletes.

Estas son las señales del rastro submarino, de la Côte d’e Or aux iles Sous- le Vent. Así toda navegación sobre la grandiosidad vigorosa del océano- la melancolía de las travesías en transatlántico, la gloria de las regatas deportivas, la tradición de los cursos de vela o de gomeros- les sugieren con gran evidencia, las algas, estos fondos marinos, estas profundidades reforzadas con grilletes que corroen el sufrimiento.

La trata, subida a bordo por la puerta estrecha del barco negrero, inicia su andadura con la marcha de la caravana a través del desierto.

Ya en el barco, el grito de los deportados es sofocado como lo será también dentro de las plantaciones. “Este enfrentamiento ha trascendido hasta nuestros días.”

(Edouard Glissant)

[Dis à mon père]    
Dis à mon père
Que le Djoula m’a amené !
Le Djoula
M’a attrapé,
M’a battu,
M’a attaché,
A mis mes bras, mes jambes entre deux bouts de bois très lourds
Pour que je ne puisse pas m’échapper!
Dis à mon père qu’avec le djoula
Nous avons marché des lunes et des lunes dans la forêt noire de misère!
A partir de ce moment, ma vie a changé,
Je ne suis plus rien!
Avec l’homme blanc au regard effrayant
Nous avons marché des lunes et des lunes et des lunes
Pour rejoindre la mer.
Après trois semaines de marche
Nous sommes arrivés devant l’immense océan.
Un grand frisson traverse tout mon corps

A la vue du bateau qui attend sa cargaison
Ce spectacle m’emplit d’une terreur sans borne
Où allait-on nous emmener,
Moi et mes frères de capture?
Loin, très loin.
  ¡Di a mi padre
que el Djoula me ha apresado!
El Djoula
Me ha atrapado,
Me ha pegado,
Me ha atado.
¡Ha puesto mis brazos y mis piernas entre dos trozos de madera gruesa
Para que no pudiera escapar!
Di a mi padre que con el Djoula
¡Nos hemos ido por lunas y lunas a la selva negra de la miseria!
A partir de ese momento mi vida ha cambiado,
¡Ya no soy capaz de reír!
Con el hombre blanco y su aterradora mirada...
Nos hemos puesto en marcha por lunas y lunas y lunas
Para alcanzar el mar.
Después de tres semanas de travesía
hemos llegado al inmenso océano.

Un gran estremecimiento atravesó todo mi cuerpo,
a la vista del barco que esperaba su carga.
Este espectáculo me invadió de un terror sin límites.
¿Adónde nos habían llevado a mí y a mis compañeros de captura?
Lejos, muy lejos.

Narrador:

No sé si el café y el azúcar son necesarios a la felicidad de Europa, pero si sé que estos dos vegetales hicieron la desdicha de dos partes del mundo. Se despobló a América para tener una tierra donde plantarlos; se despobló a África para tener una nación para cultivarlos.

Esos hermosos colores de rosa y de fuego que visten nuestras señoras, el algodón para guatinar sus faldas, el azúcar, el café, el chocolate de su desayuno, el colorete para realzar su blancura, la mano de los infelices negros lo preparó para ellas. Mujeres compasivas, lloran a las tragedias, y lo que sirve a sus placeres esta bañado en llanto y teñido de la sangre de los hombres.

(Bernardin de Saint-Pierre)

Chant   Canto
[Dans les plantations]    
A l’aube
pour répondre au fouet du contre-maître
sous la chaleur ardente
Il faut produire du café, du sucre,
Du café, du sucre!
Le matin!
Le midi! le midi!
Et le soir! et le soir!
Jusqu’à ce que sueur s’en suive!
Jusqu’à ce que fatigue s’en suive !
Jusqu’à ce que mort s’en suive!
  Al alba
Para satisfacer al látigo del contramaestre
Bajo el calor ardiente
Es necesario producir el café, el azúcar,
¡Café, azucár!
¡Por la mañana!
¡A medio día, a medio día!
¡Y por la tarde! ¡por la tarde!
¡Hasta que siga el sudor!
¡Hasta que siga la fatiga!
¡Hasta que llegue la muerte!
Chant   Canto
Comment comprendre:
Comprendre la folie humaine!
Cette démence!
Cette décadence!
Cette dégénérescence!
Cette exploitation sans trêve!
  ¿Cómo comprender?:
¡Comprender la locura humana!
¡Esta demencia!
¡Esta decadencia!
¡Esta degeneración!
¡Esta explotación sin tregua!

Narrador:

Al acabarse la labor del campo,
empieza entonces la larga bajada a los infiernos
para la joven esclava.
Tiene todo derecho el dueño
Para tomar el camino
del vicio y de la ignominia
No puede oponerse ella
con solo sus magros brazos para protegerse.
Se mezcla el canto de las aves
con su plañidero gemido.
Así es a cada anochecer.
Cuando se aparta el dueño, Ella, con sus grandes ojos heridos, no puede esconder su odio,
Odio que estalla “mejor muerta que esclava”

Chant   Canto
La jeune esclave se retrouve par terre,
renversée,
nue,
sans oser lever les yeux.
Pour de bon!
Elle a mal,
très mal!
Partout!
Le premier coup de fouet
qui tombe
la fait tressaillir.
Elle raidit ses jambes
elle n’attend plus que de rendre l’âme!
  La joven esclava se encuentra en el suelo,
de espaldas,
desnuda,
sin osar levantar los ojos.
¡Para su bien!
¡Ella se ha hecho daño,
mucho daño!
¡En todas partes!
El primer latigazo
que recibe
la hace estremecerse.
Tensa sus piernas
¡No espera más que la muerte!

Narrador:

En las plantaciones,
No vale nada la vida del esclavo,
enfermo, golpeado, fustigado, castrado, forzada,
Brazos ahogados en las ruedas, quemados en las calderas,
manos o orejas cortadas
Que fenezca o no
El esclavo sólo es un esclavo!
En las plantaciones,
Es el látigo la campana de las moradas El día de la muerte es el único en que el esclavo goza del olvido de la vida sin el despertar
de su carne por el látigo
El látigo es el alma de las plantaciones

Chant   Canto
[Berceuse]    
Cet enfant ni noir ni blanc
Cet enfant entre clair et obscur
Cet enfant entre la liberté et l’oppression
Cet enfant entre le rire et les pleurs
Cet enfant entre le chaud et le froid
Cet enfant perdu
Il était trop blanc pour être noir
Et trop noir pour être un blanc
Il n’existait nulle part
Il avait ainsi échoué sur le rivage étourdi d’un monde sans raison
Un monde de fou
Un monde de fou !
  Este niño ni negro ni blanco
Este niño entre claro y oscuro
Este niño entre la libertad y la opresión
Este niño entre risas y llantos
Este niño entre el calor y el frío
Este niño perdido
Es demasiado blanco para ser negro
Y demasiado negro para ser blanco
No existe en ninguna parte
El tiene así, el fracaso asegurado, en un mundo sin razón
¡Un mundo de locura!
¡Un mundo de locura!

Narrador:

¿Se permite un esclavo resistir a la violencia de un hombre libre? La ley le condena a muerte. Ya se vio a un joven cortar las orejas a seis esclavos que su padre acababa de darle... para poder reconocerlos. Ya se vio a un tonelero iracundo matar con su doladera a todos los negros que exasperaban su furia. Ya se vio a una Negra que había robado un pato, recibir cincuenta latigazos, untada después de zumo de limón con pimienta, ser encadenada al aire libre, y quedar allí quince días, para acabar de expiar el horrendo crimen del que se le hiciera culpable. Ya se vio a un Negro, después de haberse atrevido a forcejear con su dueño que lo detenía para fustigarlo, ser echado bocabajo, los miembros estirados con fuerza y atados a estacas, recibir de cuatro comendadores quinientos latigazos.

Chant   Canto
[Berceuse]    
Comment accepter que des milliers d’esclaves soient jetés
vivants
dans des fours ou sur des bûchers
Parce qu’ils sont esclaves!
Certains sont aspergés de cire brûlant
On leur verse de la bouillie brûlante de canne
sur les mains, les bras, les reins

parce qu’ils sont esclaves!
D’autres sont mutilés, enterrés vivants
après avoir creusés eux-mêmes leur tombe
parce qu’ils sont esclaves!
Voilà ce qu’a fait l’homme blanc à l’homme noir
Parce qu’il est son esclave!
  Como aceptar que millares de esclavos sean arrojados
vivos
a los hornos o a las hogueras.
¡Porque son esclavos!
Ciertamente son embadurnados con cera ardiente por medio de un vertido de papilla
candente de caña,
sobre las manos, los brazos, los riñones,
¡Porque son esclavos!
Otros son mutilados, enterrados vivos, después de haber cavado ellos mismos su propia tumba
¡Porque son esclavos!
He aquí lo que ha hecho el hombre blanco con el hombre negro
¡Porque son esclavos!

Narrador:

Entonces el esclavo quiere escaparse, huir
Hacia la Tierra prometida de la libertad,
Quiere alcanzar la sierra,
Lejos de las heridas diarias
Huir lejos de la plantación, a la cumbre de la montaña,
Como a veces lo sueña
después de un duro día de labor y humillación

Chant   Canto
Fuir pour être libre!
Fuir pour être soi-même!
Fuir pour ne plus courber l’échine
Fuir pour en finir avec le malheur!
Fuir pour ne plus être humilié!
Fuir pour ne plus être torturé, violé!
Fuir pour retrouver la terre de ses ancêtres!

Fuir pour toujours et ne jamais revenir!
Fuir pour regagner le rêve interdit!
  ¡Huir para ser libre!
¡Huir para ser uno mismo!
¡Huir para nunca más curvar el espinazo!
¡Huir para acabar con la desgracia!
¡Huir para no volver a ser humillado!
¡Huir no ser más torturado, violado!
¡Huir para regresar a la tierra de sus antepasados!
¡Huir para no regresar jamás!
¡Huir para recuperar el sueño prohibido!
Chant   Canto
[Au sommet de la montagne]    
Au sommet de la montagne
Je vois ton ombre tapissant les brumes chimériques du crépuscule.
L’espoir s’envole comme dans une utopie,
pour laisser la place à l’incertitude.
Mon instinct de guerrier périt dans la peur sous le poids de mes fers
Je vois de loin, très loin, une lueur d’aplomb qui charme
mes gestes frêles.
Mon allure cambrée repose sur mes pieds rêches.
Au sommet de la montagne,
j’aperçois un règne sans fin
Un règne qui, m’appelle!
D’union!
D’amitié et de fraternité!
De compassion et de liberté!
Liberté!
Au sommet de la montagne
Au sommet de la montagne
J’aperçois la lumière
La lumière éclatante
De l’amour!
De l’amour
Sans race
Sans couleur
Sans maîtres
Sans esclaves
Un monde d’amour et de liberté
Au sommet de la montagne!
Au sommet de la montagne,
Je respire le délice exquis de mon marronnage
Les anneaux de la haine se dispersent et se dissipent dans le vent,
Le vent venu de l’ouest avec sa fraîcheur ravageuse!
Je hais le code noir
Je hais ma condition
Je ne serai plus esclave
Je veux désobéir
Là-haut, au sommet de la montagne!
  En la cima de la montaña
Veo tu sombra tapizando las brumas caprichosas del crepúsculo.
La esperanza desaparece tras una utopía,
para dar paso a la incertidumbre.
Mi instinto de guerrero perece ante el temor, bajo el peso de mis grilletes.
Diviso a lo lejos, en lo más profundo, un resplandor de fortaleza que hechiza
mis frágiles hazañas
Mi agilidad, encorvada reposa sobre mis ásperos pies.
En la cima de la montaña,
vislumbro un reino sin fin
¡Un reino que me llama!
¡De unidad!
¡De amistad y de fraternidad!
¡De compasión y de libertád!
¡Libertad!
En la cima de la montaña
En la cima de la montaña
Vislumbro la luz
La luz resplandeciente
¡Del amor!
Del amor
Sin raza
Sin color
Sin amos
Sin esclavos
Un mundo de amor y libertad
¡En la cima de la montaña!
En la cima de la montaña
Respiro la fragancia exquisita de mi castaño,

Las cadenas del odio se dispersan y se disipan en el viento,
¡El viento que llega del oeste con su frescura devastadora!
Yo odio el destino negro
Odio mi condición
No seré más un esclavo
Yo voy a desobedecer
¡Allá en lo alto, en la cima de la montaña!

Narrador:

Prepara su fuga durante meses y meses,
Aquella tarda, cuando toca el crepúsculo,
Corre por la selva, trata de colarse entre los zarzales
para no llamar la atención de los perros
Siguen sus huellas
Lo descubren y lo capturan,
Le atan pies y manos
Se despierta a todos los moradores
para que presencien el castigo.

Chant   Canto
Faire peur!
Faire peur aux autres!
A un arbre le fuyard est suspendu,
des cordes aux pieds.)
Cent,
Deux cents,
Trois cents,
Quatre cents,
Cinq cents coups de fouet tombent sur son dos.
(Et puis l’horreur!
Son jarret est coupé!
C’est le code qui le voulait ainsi!)
Noir !
  ¡Para imponer el miedo!
¡Para imponer el miedo en los demás!
El fugitivo es suspendido de un árbol
sujeto con cuerdas a los pies.
Ciento
Doscientos
Trescientos
Cuatrocientos
Quinientos golpes de látigo caen sobre sus espaldas.
¡Y tras ello el horror!
¡Su soga es cortada!
¡Es el destino que así lo dispuso!
¡Negro!

Narrador:

“Imaginemos Auschwitz y Dachau, Ravensbrück y Mauthasen, pero todo ello a inmensa escala- la de los siglos, la de los continentes-, América transformada en “universo de concentración”, el pijama de rayas impuesto a toda una raza, la palabra dada soberanamente a los Kapos y a la Schlague, un lamento lúgubre surcando el Atlántico, montones de cadáveres en cada descanso del desierto o de la selva, y unos pequeños burgueses de España, de Inglaterra, de Francia, de Holanda, inocentes Himlers del sistema, acumulando de todo aquello el hediondo botín, el capital criminal que hará de ellos capitanes de industria. Imaginemos todo eso y todos los esputos de la historia y todas las humillaciones y todos los sadismos y que se suman y se multiplican, y uno entenderá que la Alemania Nazi sólo asestó a la pequeña Europa lo que Europa Occidental asestó durante siglos a las razas que tuvieron la osadía o la torpeza de hallarse por su camino.

Lo admirable es que lo aguantó el Negro.

Narrador:

Muchos morían. Los otros aguantaban.
Cómo?
Por la bondad negra que hace que siempre el uno fortaleció al otro
Por la imaginación negra que siempre les presentó, a su alcance, la libertad
Por amor a la vida, y el humor negro que les hizo superiores a su condición y siempre jueces de sus dueños.”

(Aimé Césaire)

Narrador:

Duró cuatrocientos años la esclavitud!

Chant   Canto
Quatre cents misérables années!
  Cuatrocientos miserables años

Narrador:

En los que los Negros fueron despojados de todo, despojados de su identidad

Chant   Canto
Quatre cents misérables années!
  Cuatrocientos miserables años

Narrador:

despojados de identidad, de tierra y de libertad!

Chant   Canto
Où les Noirs sont opprimés, privés de culture!

Privés d’identité, de terre et de langue!

Où les Noirs sont privés de dignité, de dignité humaine!
Quatre cents années de souffrance
De pénitence, de tourment!
  ¡Donde los negros son oprimidos, Privados de la cultura!
¡Privados de la identidad, de la tierra, de la lengua!
¡Donde los negros son privados de la dignidad, de la dignidad humana!
¡Cuatrocientos años de sufrimiento
De penitencia, de tormento!

Narrador:

Entonces truenan las conciencias
Yerguense algunos
Y contra el horror claman:

Chant   Canto
Plus jamais ça!
Non, plus jamais ça!
  ¡Nunca más esto!
¡No, nunca jamás esto!

Narrador:

Un canto guerrero surgido de los ambages de la memoria negra

Chant   Canto
Les esclaves ne veulent plus subir.
  Los esclavos no quieren sufrir más.

Narrador:

Truena este canto guerrero, arrolla todo a su paso

Santo Domingo grita y se instala la revolución

La esclavitud todavía no fue abolida en toda la tierra

Chant   Canto
Enfin libres! Chantaient-ils!
Enfin libres! Dansaient-ils!
Fini les plantations!
Fini l’aliénation!
Fini le café, le sucre,
Fini le cacao!
Ils allaient être libres!
Enfin libres!
Libres !
  ¡Al fin libres cantaban ellos!
¡Al fin libres danzaban ellos!
¡Fin a las plantaciones!
¡Fin a la enajenación!
¡Fin al café, al azúcar!
¡Fin al cacao!
¡Ellos continuaran siendo libres!
¡Al fin libres!
¡Libres!

 

Traducción de los textos cantados: Mª José Chacón

PDF
Bájate toda la información en PDF
Espacios

Madrid
Teatros del Canal (Sala Verde)
6 de marzo – 20:30 horas
Entrada 5 €
wai-aa
Madrid Ciudad Digital
copyright © Comunidad de Madrid