Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid

Omaggio a Santa Teresa de Ávila
Música sacra italiana de los siglos XX y XXI

Ensemble Nuove Musiche.
Francesco Ottonello, director.

INTÉRPRETES
Voz: Monica Benvenuti
Ensemble Nuove Musiche:
Flauta: Filippo Del Noce
Clarinete: Roberto Bocchio
Percusión: Andrea Carattino
Piano: Alessandro Marangoni
Violín: Massimo Marin
Violoncello: Dario Destefano
Director: Francesco Ottonello

PROGRAMA


I.
Mario Castelnuovo Tedesco (1895-1968) De Evangélion, para piano solo *
  • L'annunciazione (La anunciación)
  • Il massacro degli innocenti (La masacre de los inocentes)
  • Padre Nostro (Padre nuestro)
Giorgio Federico Ghedini (1892-1965) Composiciones sacras para voz y piano:
  • Di ' Maria dolce
  • (1)
  • Candida mia colomba (de Due Liriche)
  • (2)
Pietro Mascagni (1863-1945) Visione lirica. Contemplando la Santa Teresa de Bernini **
II.
Luigi Dallapiccola (1904-1975) Cuatro poemas de Antonio Machado (voz y piano)
  • La primavera ha venido
  • Ayer soñé que veía
  • Señor, ya me arrancaste lo que yo mas quería
  • La primavera ha venido
Luciano Berio (1925-2003) O King (para voz y 5 instrumentos)
Marcello Filotei (1966) Il chiodo fisso di Teresa (La obsesión de Teresa, voz y 6 instrumentos)***
Marco Lombardi (1960) ...nell'estasi... (voz y 6 instrumentos)***
* Estreno en España.
** Estreno absoluto en la versión para ensemble. Transcripción de Francesco Pigato.
*** Estreno absoluto.
(1) Lauda espiritual sobre un texto de Giovanni Dominici.
(2) Versos de Matteo Maria Boiardo.

NOTAS AL PROGRAMA


Mario Castelnuovo-Tedesco era judío por cultura, pero regularmente componía sobre temas bíblicos. Meditación sobre historias del Nuevo Testamento con música de tierna simplicidad, emocionante lirismo y contundente dramatismo, el épico y raramente escuchado Evangélion empieza con La Anunciación y concluye con Las Últimas Palabras y La Resurrección. Compuesta en 1947 poco después de la muerte del padre del compositor, la obra fue concebida probablemente después de una visita al Convento de Acolmán en México.

Los Laude spirituali (a los que pertenece Di’Maria dolce) y los Due liriche (a los que pertenece Candida mia colomba) son consideradas auténticas obras maestras que expresan bien las opuestas tipologías afines al Ghedini de los años 20: por un lado la de una escritura elegante y refinada que se desarrolla con la más sorprendente economía realizadora, y por el otro la de un Ghedini febril y tumultuoso.

El complejo de mármol de Gian Lorenzo Bernini, representando el éxtasis de Santa Teresa de Ávila, se caracteriza por una extraordinaria calidad estética y de un intenso dramatismo que se pueden asociar con la búsqueda espiritual personal de Bernini, con su empeño de descubrir por sí mismo, para después mostrarlo a toda la comunidad de fieles, el sentimiento de amor expresado sin medida hacia el Redentor. En 1922 Pietro Mascagni compone una Visione lirica para orquesta con el subtítulo Contemplando la Santa Teresa del Bernini, indicando así la propia inspiración surgida del encuentro entre él y la estatua de Bernini.

Los Quattro liriche di Antonio Machado (La primavera ha venido - Ayer soñé que veía - Señor, ya me arrancaste lo que yo mas quería - La primavera ha venido) son considerados una de las mayores obras maestras de la lírica de cámara del siglo XX: Esbozados por primera vez en Bruselas en 1948, el mismo año de su composición, vuelven a tratar ese lirismo estático de Dallapiccola, donde la búsqueda esencial de una pureza de expresión une en un mismo vigor emocional el disfrute del hecho literario y su piedad de cristiano.

La voz humana es fijada en el entramado de un piano que, explotado en sus más sutiles posibilidades tímbricas, en cierto modo anticipa la versión que de estos Liriche Dallapiccola preparó posteriormente durante 1964: el año, esto es, de Parole di San Paolo, obra que constituye una especie de punto terminal en el logro poético del músico. El impulso lírico se adapta al texto de Machado formando cuatro tableros intensos y dorados, unidos entre sí en una especie de medieval éxtasis de aleluya.

Luciano Berio escribió O King en 1967 como un homenaje a Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz en 1964. La obra, que el compositor italiano elaboró el año siguiente y que incluyó como el segundo movimiento de la Sinfonía para orquesta, se caracteriza por una estrecha compenetración entre los cinco instrumentos y la voz. Ésta última recompone poco a poco, a través de reelaboraciones sucesivas de sus componentes fonéticos individuales, la frase a la que se reduce el texto de la canción (O Martin Luther King) y que sólo en los últimos compases se percibe en su integridad.

La canción se basa en una serie de siete sonidos que se repite varias veces para formar un tejido casi hipnótico interrumpido en cada repetición por fuertes sonidos del piano. Quizás con esto Berio quería recordar así los disparos de arma de fuego que causaron la muerte del predicador en Memphis el 4 de abril 1968.

Santa Teresa de Ávila era una mujer testaruda. Una fe inquebrantable le dio unos pies firmemente plantados en el suelo y una mente completamente entregada hacia lo más alto, hacia la luz. Bernini, en lo que él mismo denominó su "trabajo menos malo", la fotografía en el momento de éxtasis místico, centrándose simultáneamente en la fe y la poesía. Y estas dos ideas, la terquedad y el éxtasis, son la base de Il Chiodo fisso di Teresa, obra para conjunto instrumental construido sobre unos elementos rítmicos que se combinan gradualmente en un esbozo de melodía. La repetición obsesiva de ciertos pasajes, tres, cuatro y en ocasiones hasta cinco veces, sirve para subrayar la terquedad de una mujer que no se detuvo frente a acusaciones de ningún tipo, superando incluso la de estar poseída por el diablo. Una vida llena de dificultades la suya, llena de disonancias y momentos de tensión, que en la pieza suena concentrado en una zona central áspera, donde a los elementos que se utilizaron anteriormente para definir ambientes sonoros etéreos se superponen ahora los efectos estridentes de la cuerda y el viento. La tensión se disuelve inmediatamente en un final repetitivo, obstinado, no tranquilizador, donde el texto de la misma Teresa, tomado de Vivo sin vivir en mí se divide para ser utilizado como una cuestión existencial. Esa pregunta para la que Teresa buscó toda su vida una respuesta, porque era una mujer testaruda.

Dice Marco Lombardi a propósito de su obra: “...nell’estasi... es un trabajo basado en el uso de materiales múltiples, la literatura y la música. El hilo de la memoria, las referencias y las asociaciones crean el horizonte sobre el que destaca el espíritu que llena mi homenaje a la vida y obra de Santa Teresa de Ávila. La voz alterna momentos cantados y hablados para componer un mosaico cuyas piezas (fragmentos del repertorio vocal lírico o camerístico, citas del salmo Sicut Cervus) están vinculados de diversas maneras a mi lectura personal, ya sea de la obra o de la compleja historia humana y religiosa de Teresa: la similitud del alma como castillo interior, el tema de lo inefable o, con referencia al título, el tema del éxtasis y su representación en el famoso grupo de mármol de Bernini en la Iglesia de Santa Maria della Vittoria, en Roma. Se interrumpe el pasar de la mano sobre un rosario imaginario en el que el espacio entre una cuenta y la otra es mi música y representa el esfuerzo de la composición.”


Monica Benvenuti


Nacida en Florencia y licenciada en Filosofía y Letras. Desde 1993, año en que debutó como la protagonista en L’incoronazione di Poppea, de Monteverdi, en el Teatro Verdi en Pisa y en el Teatro Sociale de Mantua, y en Zanetto, de Mascagni, en el Festival Puccini en Torre del Lago, ha actuado (siempre en los papeles principales) en óperas de: Monteverdi, Peri, Emilio de Cavalieri, Purcell, Blow, Rossi, Haendel, Pergolesi, Cimarosa, Mozart, Salieri, Spontini, Humperdinck, Wolf-Ferrari...

Ha hecho frecuentes incursiones en repertorios de cámara y sinfónicos, con obras de Mozart, Rossini, Beethoven, Wagner, Mahler, Messiaen, Dallapiccola...

Posteriormente, ha desarrollado un interés específico en la música del siglo XIX, así como en la música contemporánea, que la ha llevado a explorar el potencial de la voz humana en relación a varios lenguajes musicales y también en música electroacústica. Laborynthus II y Cries of London, de Luciano Berio, marcan el comienzo de su colaboración con el Centro Tempo Reale de Florencia y particularmente con el compositor Kilian Schwoon, del cual ha interpretado Le Poumon Oxigéne en diferentes ocasiones, entre ellas una emisión en directo desde Eurorradio y un concierto en la Hochschüle de Stuttgart.

Ha cantado, a menudo en primera ejecución, música de: Roberto de Simone, Bruno de Franceschi, Gian Carlo Menotti, Paolo Furlani, Pier Luigi Zangelmi, Steve Reich, Luigi Nono, Riccardo Luciani, Andrea Nicoli, Sylvano Bussotti, Hidehiko Hinohara, Giacomo Manzoni, Ivan Vandor, Gianpaolo Testoni, Roberto Lupi, Bruno Bettinelli, Luciano Berio, Toru Takemitsu, Roman Vlad, Dario Maggi, James Newton...




Filippo Maria del Noce


Nacido en Turín en 1993, empezó sus estudios de flauta en 2007, en la prestigiosa clase del Maestro A. Semolini, en el Conservatorio de Turín, donde se graduó después de estudiar durante cuatro años. Desde 2011 estudia con Peter Lukas Graf. Ya ha ganado numerosos concursos nacionales e internacionales.


Roberto Bocchio


Estudió con músicos como G. Deplus, G. Garbarino, T. Friedli y F. and B. Mezzena. En 1992 ganó el Primer Premio con Mención de Honor en el Conservatorio Nacional de Niza, bajo la dirección del Maestro M. Lethiec. Ha colaborado con las más prestigiosas orquestas italianas. También ha tocado en Francia, Suiza, Alemania y Japón. Desde 2005 es profesor en el Conservatorio G. Cantelli de Novara. Toca un clarinete Buffet Crampon y Ance Rico.


Andrea Carattino


Nacido en Génova en 1992. Desde muy temprana edad ha seguido su vocación y pasión por la percusión. Graduado con honores en el Conservatorio Paganini de Génova, se ha perfeccionado en la Civic School of Music “Claudio Abbado”, de Milán, con Bruno Frumento y Cristiano Pirola. Elegido como percusionista en la Orchestra Giovanile Italiana, ha tocado en importantes teatros y festivales italianos incluyendo Maggio Musicale Fiorentino, el teatro Romolo Valli en Reggio Emilia, el Teatro Greco en Ischia y en el prestigioso Festival de Ravello. Ha tocado con orquestas como la Orchestra Sinfonica di San Remo, la Orchestra Sinfonica di San Pietroburgo, la Orchestra dell'Università del Piemonte Orientale y la Orchestra “¡Simon Boccanegra”¡. Como músico de cámara forma parte del "¡Darbuca Percussion Ensemble"¡ y ha tocado junto con Massimiliano Damerini and Maurizio Ben Omar.


Alessandro Marangoni


Pianista solista y habitual en varios ensembles, desde hace tiempo está establecido en la escena nacional e internacional. En 2007 dio un recital en el Teatro alla Scala de Milán en homenaje a Victor de Sabata, junto con Daniel Barenboim. Ha tocado en importantes salas en Europa y también en Argentina, Chile, Colombia y Canadá, con considerable éxito de crítica y público. También ha tocado algunos conciertos para piano y orquesta de Mozart en gira con la Amadeus Chamber Orchestra del Mozarteum de Salzburgo. Ha trabajado en el teatro con Valentina Cortese y Filippo Crivelli. Ha sido el primer músico italiano en tocar en el mundo virtual de Second Life, dando más de un centenar de conciertos con gran éxito. También ha hecho importantes grabaciones para Naxos.


Massimo Marin


Nacido en Turín, estudió bajo la dirección de Lorenzo Lugli. Después de graduarse a una edad muy joven, tocó en muchas de las más prestigiosas orquestas italianas. Continuó su preparación con Salvatore Accardo, Leonid Kogan y Corrado Romano. Activo como solista en Italia y el extranjero, y miembro de conjuntos de cámara (dúo con el pianista Andrea Bambace, con el Quinteto Italiano, con Solisti Veneti, New Virtuosi di Roma, Italian Soloists, etc.). También ha dado giras de conciertos por todo el mundo. Fue invitado por Claudio Abbado para trabajar con la Chamber Orchestra of Europe y fue elegido por Riccardo Muti para la Orquesta Filarmónica del Teatro alla Scala, donde tocó con los mejores directores. En 1992 le fue concedido el Premio A Life for Art. Ha dado clases de violín en el Conservatorio de Turín durante muchos años. Toca un violín G. B. Guadagnini - Piacenza 1747.


Dario Destefano


Después de prepararse con Renzo Brancaleon, Antonio Janigro y Johannes Goritzki, se graduó del Conservatorio Giuseppe Verdi, de Turín, y en la Hochschule Schumann, de Dusseldorf. En 1987, a la edad de veintidós años, se convierte en el cellista principal de la orquesta del Teatro Comunale de Bolonia. Como primer cello ha colaborado con la Orquesta de la RAI y con el Teatro Regio de Turín. Ha tocado en salas en Europa y alrededor del mundo y ha estrenado mundialmente muchas obras. Es profesor de cello en el Conservatorio Giuseppe Verdi, de Turín. Toca un cello Santagiuliana - Vicenza 1821.


Francesco Ottonello


Nacido en Savona, estudió en los Conservatorios de Milán y Turín, graduándose en Composición, Percusión y Orquestación de Vientos. Como percusionista ha colaborado con instituciones musicales italianas como el Teatro alla Scala, Teatro Carlo Felice de Génova, Europa Galante, Orchestra Sinfonica di San Remo, Orchestra Verdi di Milano, Orchestra Stabile di Bergamo, entre otras. Ha tomado clases de dirección orquestal en el Conservatorio de Praga y en la International Piano Academy Incontri col Maestro, en Imola. Ha tocado con prestigiosos directores como Riccardo Muti, Daniel Baremboim, Fabio Luisi, Gustavo Dudamel, Daniel Harding, Myung Whun Chung, etc. Actualmente está completando un título en Musicología por la Universidad de Milán, donde se dedica a su interés por la ópera italiana en la época de Rossini.

Información práctica

  • Teatro de la Escuela Superior de Canto - Palacio Bauer (Madrid)
  • 4 de marzo
  • 20:00 horas
  • Libre acceso. La organización distribuirá entradas hasta completar aforo una hora antes del inicio del concierto
Información completa del espectáculo