Atención al ciudadano
Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid

ALICIA AMO + MUSICA BOSCARECCIA

Paseos por la Real Capilla

Cantadas sacras y música de cámara en torno a Francesco Corselli


Estreno en la Comunidad de Madrid

INTÉRPRETES
Alicia Amo, soprano

MUSICA BOSCARECCIA
Andoni Mercero, violín y dirección
Alexis Aguado, violín
Mercedes Ruiz, violonchelo
Carlos García-Bernalt, clave y órgano
Juan Carlos de Mulder, tiorba

Duración: 70 minutos

PROGRAMA


I

Francisco Corselli (1705-1778)
Dulce azento, voz Canora. Cantada para soprano, dos violines y bajo continuo

  Recitativo - Aria: Dulce azento, voz Canora
Recitativo - Aria: Si el hombre no puede dar


Francisco Corselli (1705-1778)
Sonata para violín y bajo en re mayor (1776)

  Largo/Presto
Andantino
Vivo


José de Nebra (1702-1768)
Entre cándidos, bellos accidentes. Cantada para soprano, dos violines y bajo continuo

  Recitativo - Aria: Al tierno esposo amante
Recitativo - Aria: Del piélago violento


II

José de Torres (1665-1738)
Salve a Nuestra Señora. Para soprano y bajo continuo

  Salve Regina
Ad te clamamus
Eia ergo
Et Iesum benedictum


Gaetano Brunetti (1744-1798)
Trío en re mayor para dos violines y violonchelo, serie VI nº 4 (L.118)

  Allegro con moto
Larghetto
Rondeau Allegretto


Francisco Corselli (1705-1778)

Si aquel monarca de Israel. Cantada para soprano, dos violines y bajo continuo

  Recitativo - Aria: Ya dueño amoroso
Recitativo - Aria: Culto dará incesante


NOTAS AL PROGRAMA:
Músicos para una corte.

Desde la llegada a España de Carlos I a principios de siglo XVI y con la unión de las capillas castellana, aragonesa y flamenca bajo una única organización, la Real Capilla se convirtió en el principal foco musical de España hasta finales del siglo XVIII. En el cursus honorum de cualquier músico, bien fuese ministril, cantor o compositor, el ingreso en el conjunto regio suponía la máxima categoría y el máximo honor que se podía alcanzar. Y no tanto por la cuantía de los salarios, sino por la consideración con que eran tenidos en todo el entorno musical hispano los integrantes de este conjunto, cuyas composiciones marcaban el estilo y las tendencias musicales al resto de las capillas musicales de la monarquía, desde la más humilde colegial a la más suntuosa de las sedes coloniales.

La Real Capilla sería objeto de una profunda renovación desde el acceso al trono español de la dinastía de los Borbones. Las dos esposas italianas de Felipe V, especialmente Isabel de Farnesio, manifestaron un muy acentuado amor a la música. Fueron ellas las responsables del traslado a la corte española de numerosos músicos y compositores italianos que bajo la regia protección acabarían por convertir a la corte musical madrileña en una de las más brillantes de toda Europa, especialmente durante el reinado de Fernando VI (1746-1758). La plantilla de la capilla de palacio se renovó profundamente: se consolidó el predominio de los instrumentos de cuerda derivados de la familia del violín, chirimías y cornetas fueron sustituidas por oboes y flautas y los sacabuches dejaron paso a las modernas trompas, consolidando así un moderno conjunto orquestal que podía ser reforzado cuando los fastos cortesanos lo requiriesen por músicos de las bandas militares. Y no sólo sería la plantilla instrumental la que se renovase, sino que la llegada de intérpretes y compositores cisalpinos (recordemos entre ellos a Domenico Scarlatti, Felipe Falconi, Giacomo y Paolo Facco, Luigi Boccherini, Domenico Porretti o Gaetano Brunetti,) supuso también la definitiva adopción del paradigma armónico y melódico del barroco italiano, con una incontenible penetración del lenguaje operístico en las composiciones sacras que semanalmente se interpretaban en la iglesia principal del antiguo Alcázar madrileño y, tras su incendio en 1734, en la del Palacio del Buen Retiro y ya posteriormente en la del actual Palacio Real.

Si alguien representa la transición de la capilla musical de palacio del siglo XVII al XVIII, con los mencionados cambios estilísticos, es José de Torres (ca. 1670-1738), quien pasó prácticamente toda su vida al servicio de la Real Capilla, primero como niño cantorcito, desempeñando diversas labores de organista y maestro después y como máximo responsable de la capilla musical desde 1720 hasta su muerte en 1738, según se desprende de la investigación de Begoña Lolo. Vivió pues desde posición privilegiada la irrupción del italianismo, estilo al que adaptó su propia práctica compositiva y sobre el que escribiría un apreciable tratado. A todo esto debe añadírsele la fundación en 1699 de la Imprenta de Música. Con agudo sentido comercial similar al que por entonces mostraba Telemann, Torres supo ver las necesidades de muchas pequeñas capillas musicales hispanas y se lanzó a la edición de abundantes piezas sacras en formato reducido de una o dos voces y bajo continuo, una iniciativa que consiguió amplia aceptación según el número de copias catalogadas por toda la geografía hispana a un lado y otro del Atlántico.De 1728 data su Salve a Nuestra Señora para soprano y bajo, de estructura cuatripartita y escritura vocal florida y rica en largas vocalizaciones combinadas con las clásicas disonancias de la tradición hispana.

Torres tuvo que afrontar la inmensa tarea de dotar a la Real Capilla de forma acelerada de nuevo repertorio tras el incendio del Alcázar madrileño en 1734 y la destrucción casi total del archivo musical. Para tal tarea colaboró estrechamente con Francesco Corselli (1705-1778). Nacido en Parma de padres franceses (él mismo utilizaba indistintamente los apellidos Corselli y Courcelle), trabajó en su ciudad natal tanto al servicio de la familia Farnese como del Duque de Parma, futuro Carlos III de España. La segunda esposa de Felipe V, Isabel de Farnesio, lo llamó a la corte madrileña en 1734 como maestro de música de los Infantes y responsable de la Real Cámara. A la muerte de Torres en 1738 fue elevado a la maestría de la Real Capilla, cargo en el que permanecería nada menos que cuarenta años. Alicia Amo es la responsable de la localización y edición de una serie de cuatro cantatas sagradas para soprano, dos violines y bajo, dos de las cuales escucharemos en este concierto. Corresponden al modelo de la cantata de cámara italiana estructurada a base de dos arias de espíritu contratante precedidas de sus correspondientes recitativos y con la clásica estructura da capo, pero con la salvedad de basarse en textos religiosos (originales de José de Cañizares) y dirigidas a la liturgia musical de la fiesta del Corpus Christi. No están fechadas, pero Amo propone con sólidos argumentos su génesis en la década de los cuarenta del siglo XVIII. A una escritura vocal de corte operístico se añade una muy idiomática escritura para los violines, indicio del dominio que de este instrumento debía poseer Corselli. Muestra de ello es la sonata para violín y continuo en Re mayor, una de las dos que el italiano escribió entre 1765 y 1768 para servir de prueba para cubrir plaza de violín en la Real Capilla. Por ello se exploran en ella y se ponen a prueba del intérprete todas las posibilidades del instrumento, desde las más intrincadas agilidades hasta los registros más expresivos.

Corselli tuvo a su lado en la Real Capilla a José de Nebra (1702-1768). Tras sus empleos en las Descalzas Reales de Madrid y en la casa de los Duques de Osuna, pasó como organista de la Real Capilla en 1724, institución de la que llegaría a ser vicemaestro de capilla. Cultivó con especial dedicación la música teatral para los coliseos madrileños, con pleno dominio del lenguaje italiano aprendido en contacto con las partituras y los cantantes atraídos a la corte española por Farinelli. Ese lenguaje se puede detectar a la perfección en sus cantatas sacras que, como Entre cándidos, bellos accidentes (también compuesta para fiesta del Santísimo), abundan en las figuras retóricas clásicas del barroco tardío, pero también en las cadencias y giros del estilo galante. La segunda aria ("Del piélago violento") es una espectacular y clásica aria di tempesta rica en efectos imitativos y en exultante vocalidad.

Tras la muerte de Nebra y Corselli la Real Capilla no volvería a alcanzar los brillos de antaño. Carlos III manifestó mucho menos interés por la música que su hermano y cesaron durante su reinado los maravillosos fastos musicales de años atrás. Pero no por ello dejó la corte española de atraer a músicos, como es el caso de Domenico Porretti, Luigi Boccherini o Gaetano Brunetti. Presente en Madrid desde los dieciséis años y maestro de violín del príncipe Carlos desde 1771, Brunetti (1744-1798) consiguió el favor de éste una vez elevado al trono y le sirvió como músico de la real cámara hasta su muerte. En función de este cargo vinculado con la música doméstica y cortesana y no con la litúrgica, Brunetti compuso abundante cantidad de sinfonías y de música de cámara, género al que Carlos IV era especialmente adicto hasta el punto de tocar el violín junto a sus músicos de cámara, tal y como ha documentado Teresa Cascudo. Una de sus series de cámara la constituyen sus cuarenta y siete tríos de cuerda. Los correspondientes a la serie VI han sido fechado por Lluis Bertrán hacia 1784 y presentan la peculiaridad de no estar escritos para violín, viola y chelo, como es habitual, sino para dos violines y chelo, posiblemente con el futuro Carlos IV en la mente como segundo violín. Brunetti comparte con Boccherini en su música de cámara la predilección por los temas cortos, de estructura equilibrada y una inconfundible gracia melódica que se ve acrecentada por abundantes ornamentaciones e indicaciones expresivas.

Andrés Moreno Mengíbar

BREVE BIOGRAFÍA DE LOS INTÉRPRETES:

Alicia Amo, soprano.

Alicia Amo comienza sus estudios de violín en Burgos, obtiene el título superior en Musikene con las más altas calificaciones y continúa en la Universität für Musik de Graz, donde comienza sus estudios de canto. Realiza Bachelor y Máster en canto en la Schola Cantorum Basiliensis obteniendo Matrícula de Honor. También estudia violín barroco y realiza dos Operastudio con P. Maritano y A.Zedda.

Es ganadora del I Manhattan International Music Competition, el I Concurso de Ópera Mozart de Granada, VIII Concorso Internazionale di Canto Napoli, del rol principal en Atelier Lyrique (Estrasburgo), la residencia del Festival d'Ambronay, es finalista en I Concurso Internacional de Ópera (Tenerife), Chamber Music Competition Aberdeen, XXIV Concours de Chant Clermont-Ferrand, y es elegida por René Jacobs para un estreno en tiempos modernos en la Fondazione Cini (Venecia).

Actúa como solista tanto en Ópera como en Oratorio junto a numerosas agrupaciones como Café Zimmermann, Zürcher Kammerorchester, B'rock Orchester, Al Ayre Español, Vokalakademie Berlin, Orchestra di Lugano, La Cetra Basel, Le Parlement de Musique, Pygmalion Ensemble, Orquesta Barroca de Sevilla, Orquesta Sinfónica de Bilbao y Orquesta Sinfónica de Euskadi (temporadas de cámara), Orquesta Sinfónica de Burgos, Orquesta Sinfónica de Reinach, etc. bajo la dirección de E. Onofri, A. de Marchi, A. Marcon, M. Gester, G.Paronuzzi, C. Mena, R.Alessandrini, T.Koopman, P.Valetti, R.Pichon, J.Cohen, E.L.Banzo y R.Jacobs entre otros y en teatros como la Opéra Royal de Versailles, la Maestranza de Sevilla, la Zarzuela de Madrid, Semperoper de Dresde, etc. Alicia funda Musica Boscareccia junto a A.Mercero y es profesora en AIMAntiqua, Baroque Operastudio (Universidad de Burgos) y Academia de Canto Histórico (Universidad de Murcia). Como próximos proyectos cabe destacar la representación de Così fan tutte como Despina, La Serva Padrona en el papel de Serpina, L'Orfeo como Euridice y Siegfried en el rol de Waldvogel.

Andoni Mercero, violín y dirección.

Nace en San Sebastián, donde comienza sus estudios de violín y viola. Continúa sus estudios en la Escuela Superior de Música Reina Sofía de Madrid, la Universidad de Toronto, la Hans Eisler Hochschule für Musik de Berlin y el Conservatorio de Amsterdam.

Ha obtenido varios premios en concursos, entre ellos el Premio Nacional Pablo Sarasate, el Concurso Internacional Julio Cardona en Portugal, el Concurso Vittorio Gui en Florencia o el Premio Bonporti de violín barroco en Rovereto (Italia).

Andoni Mercero ha dirigido, desde el puesto de concertino, la Orquesta Ciudad de Granada, la Orquesta Sinfónica de Burgos, la Orquesta Barroca de Salamanca y la Orquesta Barroca de Sevilla. Es concertino habitual de la Orquesta Barroca de Sevilla, Al Ayre Español y la Orquesta de Euskadi y ha sido concertino invitado de la Ópera de Oviedo, la Accademia Bizantina, I Barocchisti, La Risonanza, la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la Orquesta Sinfónica del Vallés, la Capilla Real de Madrid, Le Parlement de Musique, La Cetra Barockorchester Basel y la Kammerorchester Zürich. Asimismo colabora regularmente con grupos como Cafe Zimmermann, Le Concert des Nations, Il Complesso Barocco y The Rare Fruits Council.

Ha actuado como solista con la Orquesta Ciudad de Granada, la Orquesta Sinfónica de Burgos, la Orquesta Barroca de Sevilla, la Camerata Strumentale di Prato (Italia) y la Orquesta de Cámara de Mantua.

Colabora también como profesor con la JONDE y la Academia de Música Antigua de la Universidad de Salamanca. Actualmente Andoni Mercero es profesor de cuarteto de cuerda en Musikene.

Musica Boscareccia.

El ensemble Musica Boscareccia toma prestado su nombre de la colección de canciones publicada por Johann Hermann Schein en Leipzig en 1621 ("Musica Boscareccia" - música del bosque- o "Wald Liederlein"-cancioncillas del bosque-, como reza la primera página de esta edición). Es una agrupación de instrumentación variable que se dedica principalmente a la interpretación del repertorio vocal camerístico de los siglos XVII y XVIII, desde la canción a una voz con bajo continuo hasta las cantatas con acompañamiento instrumental.

Recientemente Musica Boscareccia ha desarrollado un importante proyecto de recuperación de patrimonio musical al rescatar del Archivo de la Capilla Real de Madrid cuatro cantadas de cámara inéditas compuestas por Francesco Corselli. Ha llevado a cabo también la primera grabación de dichas cantadas, así como la de tres sonatas para violín y bajo del mismo autor.

Los miembros que integran Musica Boscareccia colaboran regularmente con algunas de las principales agrupaciones barrocas del panorama musical español e internacional y su actividad concertística les lleva a participar asiduamente en los más importantes festivales de música y salas de concierto.

Musica Boscareccia ha ofrecido conciertos en el Festival Internacional de Santander, el Festival de Música Antigua de Casalarreina, la Semana de Música Antigua de Alava, el Festival de Órgano de León, el ciclo Salamanca Barroca, el ciclo Cultural Cordón de Burgos, el Festival de Música Española de Cádiz, etc. Entre sus próximos compromisos cabe destacar conciertos en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, la Semana de Música Sacra de Segovia, el Teatro Carlos III de El Escorial, el Festival de Música Antigua de Aranjuez y el Auditorio Nacional de Madrid.

www.musicaboscareccia.com

Información práctica

  • CAPILLA DEL PALACIO REAL DE MADRID
  • Madrid.
  • Miércoles 8 de marzo
  • 19:30 h.
  • ENTRADAS:
  • Entrada libre hasta completar aforo.