Clásicos en verano



OTRAS EDICIONES:
2011
2010
2009
Comunidad de Madrid
Coro Tomás Luis de Victoria

Coro Tomás Luis de Victoria

Centenario de Juan Cabanilles: Antecedentes y
su tiempo
Sobre la obra

Sopranos
Idoia Eguiazábal
Rosa María Robledano
Cristina Marcos
Mercedes Vivas


Contraltos
Julia Martino
Noemí Migallón
Carmen Vela


Tenores
Vicente Sempere
Francisco Javier Velasco


Bajos
Alberto Cabrera
David Alegre


Dirección
Antonio Peces Gómez

Programa

I Juan Cabanilles
1644-1712
Misa a seis voces (incompleta)

- Kyrie
- Gloria
- Credo
- Sanctus
  Tomás Luis de Victoria
1548-1611
Lamentaciones 1 y 3

- Incipit lamentatio
- Jod. Manum suma misit hostis
II Juan Cabanilles
1644-1712
Mortales que amáis a un Dios inmortal
Johann Sebastian Bach
1685-1750
Jesu meine freude



Notas al programa

La primera obra es una misa incompleta para dos coros a dos y cuatro voces con un bajo continuo que finaliza durante el Credo y que Cabanilles deja inconcluso. Los dos coros dialogan constantemente intercambiándose los temas en el mismo plano. El tema inicial del Kyrie lo utiliza en varias ocasiones (Credo y Sanctus), ayudando así a unificar la misa como un todo. La primera parte la completan dos Lamentaciones de Victoria.

La segunda parte está compuesta por un villancico de Cabanilles a cuatro voces y bajo continuo. El villancico es una forma muy genérica, pero podríamos decir que es un motete en lengua vernácula con forma ABA o derivada. Llama la atención el uso de la disonancia. Completamos el concierto con un motete de Bach, una gran obra compuesta de 10 partes donde podemos apreciar un sentido de lo forma completamente unitario, con la reexposición parcial del segundo tema y completa del primero. Se evidencia la gran separación entre el mundo protestante y católico.

- - - - -

La obra vocal de Cabanilles ocupa una muy pequeña parte de su producción musical. Si además tenemos en cuenta que varias de sus obras ni siquiera fueron terminadas, nos plantea la duda de cuál fuera la razón para este hecho, si tuviese un origen musical o simplemente que su ocupación como organista de la catedral de Valencia no le daba espacio para la composición vocal.

La música de Cabanilles, a pesar de pertenecer cronológicamente al pleno barroco está profundamente enraizada en el siglo XVI. La nefasta orden de Felipe II de prohibir el estudio en Europa, rompió la doble dirección que desde el comienzo de la Edad Media había habido en España hacia el resto del continente europeo y aunque en otras materias en las que España tenía una fuerte autonomía como la pintura y la literatura no tuvieron ninguna consecuencia negativa en el siglo XVII, fue letal para la evolución musical; y sin duda es una de las rupturas que más fuertemente pesan sobre la España actual. La consecuencia es que la formación musical de Cabanilles fue netamente española y aunque tuvo mucho éxito como organista en otros países como Francia, su uso compositivo y los géneros que abordó tienen que ver más con la tradición española del renacimiento que con las nuevas tendencias. Lo cual no quita que su gran talento y su genialidad musical desarrollaran estos géneros, sobretodo el tiento para órgano, hasta el extremo y que su fama como organista y compositor se extendieran por amplias zonas de Europa y América.

En nuestro programa presentamos su Misa para seis voces y dos villancicos o tonos. La misa está incompleta. Aparecen el Kyrie, el Gloria, el Credo y el Sanctus, sin el Benedictus. Las seis voces están distribuidas en un grupo de dos (soprano y tenor) y en un grupo de cuatro (soprano, contralto, tenor y bajo). El procedimiento compositivo es básicamente la imitación propia de la polifonía renacentista, aunque ya aparecen más momentos homofónicos y aumenta la verticalidad musical. El comienzo del Kyrie por ejemplo, con el tema por terceras, es casi idéntico al comienzo del Agnus Dei III del Oficio de Difuntos de Victoria. Los dos coros se complementan y mientras a veces el primer coro presenta el tema y pasa al coro dos, en otros momentos sucede justamente lo contrario.

Los villancicos eran un género típicamente español donde el texto de carácter religioso aparecía en lengua vernácula y no en latín. No parece que su diferencia con el tono esté completamente clara. Podríamos decir que era un motete en español, si bien con un carácter más popular y con una estructura más estereotipada que en el motete, consistente en términos muy generales, en una cierta alternancia de estribillo y copla. Estos dos villancicos son a cuatro voces, con dos sopranos, contralto y tenor, sin voz de bajo. Es curioso que en el villancico Mortales que amáis a un Dios inmortal el tema de comienzo sea el mismo que el de La Pasión según San Mateo de Bach. Hay quien lo atribuye a que Bach conoció esta pieza, pero yo más bien me inclino a pensar que, según el texto religioso o el tema del texto, había células musicales comunes, muchas de ellas de origen gregoriano, que los compositores conocían y solían tomar y desarrollar de modo particular en cada pieza.

El programa se completa con dos Lamentaciones de Victoria del Oficio de Semana Santa, la primera a cuatro voces y la tercera a cinco voces, que terminan con el Jerusalem final a una voz más, respectivamente, y con un motete de Juan Sebastián Bach, Jesu meine Freude, de carácter funerario, con doble soprano en varios de sus números y que es una combinación del coral que lleva ese título con motetes alternadamente, variando el coral cada vez que aparece, hasta el momento final, donde lo reexpone idénticamente al principio. Es una obra vocal y musicalmente muy ambiciosa.

Estas piezas con las que completamos el programa de Cabanilles nos dan una idea de donde está la raíz de su música, y de la gran influencia que tiene del Renacimiento y de la tradición musical española en muchos aspectos, sin mucha conexión con la música que se está desarrollando en el barroco europeo. La denominación del Bach español que se suele hacer de Cabanilles sin duda tiene mucho más que ver con su desarrollo de la composición organística y su dominio del instrumento que con la conexión con el lenguaje compositivo del músico alemán.

Antonio Peces



Juan Cabanilles

Nació en Algemesí en 1644 y murió en Valencia en 1712. Inició sus estudios musicales en su ciudad natal, a cargo del organista Onofre Guinovart. Probablemente fue también cantor del coro de su iglesia. En 1655 aparece en los archivos de la catedral de Valencia como organista segundo. En 1666 fue convertido en organista principal de la seo valenciana, tras la muerte del organista anterior al que se llamaba el “ciego de Valencia”. En 1668 fue ordenado sacerdote. A partir de 1703, debido a la falta de salud de Cabanilles y a las distintas necesidades musicales, entre ellas la de atender al coro, fue nombrado un segundo organista que le sustituía en todas estas circunstancias.

La música de Cabanilles es genuinamente española. No se aprecian influencias italianas, francesas ni por supuesto, alemanas. Cultiva los géneros renacentistas y lleva a su punto culminante la música para tecla, particularmente el tiento, que es un género hispano-portugués. La mayoría de sus composiciones (más de doscientos tientos, pasacalles, folías…) son para órgano y aunque sus composiciones vocales a veces son más audaces, son muchísimo menores en número. Todas ellas son de temática religiosa.

Cabanilles alcanzó una gran fama en su tiempo, no sólo dentro del mundo religioso e intelectual de su ámbito valenciano, sino en toda España, parte de Europa y América. Como intérprete de órgano fue muy solicitado y junto a su trabajo como organista de la catedral de Valencia, hizo frecuentes conciertos por España y Francia.

Coro Tomás Luis de Victoria

Se funda en la Semana Santa de 1996, como consecuencia de la costumbre que venía teniendo lugar en la Iglesia de Brunete de interpretar en dichas fechas los responsorios del músico renacentista Tomás Luis de Victoria.

Nace, y así se mantiene desde entonces, como un coro de cámara especialmente interesado en la polifonía de dicha época y en concreto en el compositor que le da nombre, aunque también aborda obras de todas las épocas.

Su trabajo y entusiasmo común a lo largo de más de doce años, bajo la dirección de Antonio Peces, se manifiesta en el empaste y la sensibilidad que transmiten en sus interpretaciones. Aportan una experiencia y musicalidad consolidada, cultivando la música coral en todas sus facetas y la singularidad del arte de los grandes maestros. El trabajo ocasional concentrado en varios encuentros en estos dos últimos años bajo la dirección de Konrad Von Abel ha ampliado su perspectiva musical.

Sus más de cien conciertos en La Rioja, Andalucía, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha y especialmente la Comunidad de Madrid son una muestra de su intensa actividad con proyección nacional. Cabe destacar su participación en el XIX y XXII Festival de Arte Sacro organizado por la Comunidad de Madrid.

El propio coro ha creado un ámbito de enseñanza de la música en el que se imparten clases de técnica vocal a cargo de la soprano Alicia Barrenechea. Desde hace unos años participa como coro piloto en cursos de dirección impartidos por el director alemán Konrad Von Abel.

Cuenta con dos grabaciones, una de música religiosa del compositor Tomás Luis de Victoria y otra de música profana del Renacimiento.

En su página web, www.corotomasluisdevictoria.org figura la información más representativa acerca de sus conciertos, repertorio, componentes y otros datos de interés. En su sección “escúchanos” hay grabaciones de algunas de las piezas que han interpretado en sus conciertos.

Antonio Peces Gómez

Nace en Talavera de la Reina, Toledo. Inicia sus estudios musicales como clarinetista con Máximo Muñoz y Vicente Peñarrocha en el Real Conservatorio de Música de Madrid, a la vez que comienza a formar parte del coro Gaudeamus. Tras acabar la carrera de dicho instrumento amplía sus estudios en el Conservatorio de Rotterdam, con Walter Boeyekens y posteriormente estudia con Vicente Alberola. Completa su formación musical con contrapunto y fuga, segundo de composición y grado medio de piano.

Ha colaborado con numerosas orquestas (Orquesta de estudiantes de la Comunidad de Madrid, Teatro Madrid, Abadía, Carlos III, Siglo XXI…) y ha interpretado numerosos conciertos con grupos de música de cámara, como el Trío de clarinetes Bouffil, el Trío con viola y piano Euterpe, el Quinteto de viento Fundación…

Como profesor de clarinete viene desarrollando su labor docente en distintos conservatorios de la Comunidad de Madrid: en el Conservatorio de Ferraz, en la Escuela de Música de San Lorenzo de El Escorial y en la actualidad en el Conservatorio de Arganda del Rey. Como director ha trabajado en este último conservatorio con su orquesta y con el Coro Capilla Renacentista, de Madrid. Realiza numerosos cursos de cámara y fenomenología de la música con Jordi Mora y Konrad Von Abel. Con éste último, considerado el más directo heredero musical de Sergio Celibidache, estudia dirección en la actualidad. Recibe además clases de técnica vocal de la soprano Alicia Barrenechea y de técnica Alexander de Simon Fizgibbon.

Es miembro fundador del Coro Tomás Luis de Victoria de Brunete al que ha dirigido a lo largo de toda su andadura.

 
 
Información de entradas

Los Molinos
Parroquia de la Purísima Concepción
1 de julio a las 20:30 horas
Entrada libre hasta completar aforo

Arganda del Rey
Iglesia Parroquial de San Juan Bautista
21 de julio a las 20:30 horas
Entrada libre hasta completar aforo

wai-aa
Madrid Ciudad Digital
copyright © Comunidad de Madrid