Clásicos en verano

Comunidad de Madrid
SIGMA PROJECT

Sigma Project

NOVO SUBTILIOR
Sobre la obra

INTÉRPRETES

Sigma Project (cuarteto de saxofones):

Andrés Gomis
Josetxo Silguero
Ángel Soria
Miguel Romero



Programa

Jesús Torres
 (1965)

Subtilior (2012) *. Primer Cuaderno
Gloria: Spiritus et alma
(Matteo da Perugia 1418-?)
O felix templum jubila
(Johannes Ciconia, 1335-1412)

Thomas Simaku
 (1958)

Deux Hommages à
Ligeti et Kurtág
(2001)
Adagio Remoto - Hommage à Ligeti
Lento Spaziale, Minaccioso - Hommage à Kurtág



Jesús Torres
 (1965)

Subtilior (2012)*.
Segundo Cuaderno
Tout par compas (Baude Cordier, 1380-1440)
Una Panthera (Johannes Ciconia)
Tenebrae (2012)

Subtilior (2012) *.
Segundo Cuaderno
Sus une Fontayne (Johannes Ciconia)
Rosa bella (Johannes Ciconia)

Joseph Haydn
 (1732-1809)

Cuarteto de cuerda, Op. 20, nº 5, en Fa menor
• Allegro moderato
• Menuetto
• Adagio
• Finale

Jesús Torres
 (1965)

Subtilior (2012) *. Primer Cuaderno
Petrum Marcello venetum (Johannes Ciconia)
Salve flos Tuscae gentis Guillaume Dufay
(1397-1474)

 

 

* Estreno absoluto. Dedicada a Sigma Project.
Transcripción de piezas polifónicas de los siglos XIV y XV.
** Estreno en España. Dedicada a y estrenada por Sigma Project.



Notas al programa

El Ars Subtilior (o arte más sutil) es un estilo musical caracterizado por la complejidad en el ritmo y en la notación, centrado alrededor de París, en Avignon, en el sur de Francia, así como en la Corona de Aragón a finales del siglo XlV. A menudo el término se utiliza en contraposición al de ars nova, aplicado al estilo musical del período anterior, que abarcó desde alrededor de 1310 hasta 1370, aunque algunos investigadores prefieren considerar el ars subtilior como una subcategoría del estilo anterior.

A finales del siglo XIV, alrededor de las décadas de 1370-80, el gran movimiento del ars nova se irá agotando progresivamente. Esta extinción viene determinada en gran medida por la muerte de Landini, su último gran representante, por la vuelta del Papado a Roma en 1377 y por la crisis de los señoríos italianos. Además, la burguesía del momento había permanecido fiel al estilo italiano y a las formas más populares.

A partir de este momento, las cortes de los prelados y señores italianos se abren a la moda francesa, y sus protegidos, Matteo da Perugia y Philippo de Caserta, adoptan totalmente el Ars Subtilior, género musical de gran refinamiento, más internacional, más ajeno a las diferencias nacionales, resultado directo de la progresiva complejidad rítmica y sutileza melódica que fue adquiriendo el Ars Nova francés de finales del siglo XIV.

Sigma Project se ha apropiado de la naturaleza y, parcialmente de la música, del Ars Subtilior para presentar su Novo Subtilior. Partiendo del trabajo de investigación de Jesús Torres que se sumerge en la tradición musical del subtilior y, al mismo tiempo, la renueva, reinterpreta y actualiza, Sigma apuesta por una rebelión de la forma, sutil más poderosa, enraizada en la tradición pero de alma revolucionaria.

Con este espíritu de sonoridad audaz, elegante y refinado, propone un diálogo con la elegancia, sutileza e internacionalidad del siglo XXI, intercalando el Subtilior con las obras del albanés Thomas Simaku y el austriaco Joseph Haydn, y el cuarteto para saxofones Tenebrae, del mismo Torres, en una apuesta por el diálogo intertemporal, las sonoridades antiguas reinterpretadas y los nuevos lenguajes que brotan de ellas.

Jesús Torres nació en Zaragoza el 15 de julio de 1965, de ascendencia andaluza. Desde los diez años reside en Madrid. Procedente de una familia de larga tradición musical realiza su formación académica en el Conservatorio Superior de Música de Madrid. Paralelamente estudia Análisis Musical en varios cursos con Luis de Pablo. Entre los años 1986 y 1988 trabaja la composición con Francisco Guerrero.

Su catálogo ronda las noventa composiciones, con obras orquestales - doce, entre ellas cuatro conciertos: para piano, acordeón, violín y percusión - y de cámara de muy diferentes formaciones instrumentales. Entre sus intereses más queridos está la musicalización de textos, destacando su constante relación con la poesía de Vicente Aleixandre, además de San Juan de la Cruz, Rubén Darío, Miguel Hernández, Juan Eduardo Cirlot o Leopoldo Panero, entre otros.

Su música se ha interpretado en festivales y series de conciertos de numerosos países: Bienal de Venecia, Musica 99 Strasbourg, Musik festspiele Saar, Ars Musica de Bruselas, Présences 2000 de Radio France, Academia Sibelius de Helsinki, Festival de Khumo, Festival de la SIMC en Copenhage y Bucharest, Festival de Alicante, Tribuna Internacional de Compositores de la UNESCO (2001 y 2008), PRIX Italia, Música de Hoy, Time of Music de Vitassari, Spazio Musica de Cagliari, Mostly Modern Series de Dublín, Royal Academy de Londres, Gaudeamus Music Week, Festival Manca de Niza, Ibermúsica, Prague Premieres 2008, XVII Festival Latinoamericano de Música de Caracas 2012, Festival Puentes de México D.F., etc. Ha recibido encargos de instituciones privadas y públicas: INAEM (Ministerio de Cultura), Fundación Gaudeamus (Amsterdam), Programa Caleidoscopio (Unión Europea), Comunidad de Madrid, Colegio de España de París, The Associated Boardof the Royal Schools of Music, Aula de Música de Alcalá de Henares, Orquesta Sinfónica RTVE, Fundación Canal, Concurso de Dirección de Orquesta de Cadaqués, Orquesta Nacional de España, Joven Orquesta Nacional, Institut Valencià de la Musica, Consejería de Cultura del Gobierno Vasco, Cameralia 2007, O.R.C.A.M., Teatro de la Zarzuela, Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), Fest Clásica o de la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya, además de encargos de numerosos intérpretes.

Entre sus últimas obras destacan la Sinfonía (2005), para el 40 aniversario de la creación de la Orquesta Sinfónica de RTVE; Fausto (2008), música orquestal para la proyección de la película muda, de 1926, de F. W. Murnau, y estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid; Evocación de Miguel Hernández (2010), para soprano, coro y orquesta, compuesta para el centenario del nacimiento del poeta y que se interpretó por primera vez en el Festival de Alicante; Apocalipsis (2011), para coro gregoriano, doble coro y ensemble, con textos de San Juan, encargo de la L Semana de Música Religiosa de Cuenca; Libro de los secretos (2003/2011), encargo de la Fundación Autor para la OBC y estrenada en el Auditori de Barcelona; o el Concierto para violín y orquesta (2011), encargo de la Fundación BBVA y recientemente estrenado en el Teatro Monumental de Madrid.

Ha sido galardonado con diversos premios: SGAE (Madrid 1992), Gaudeamus Prize (Amsterdam 1995), Valentino Bucchi (Roma, 1997), Reina Sofía (Barcelona 1999), Millennium Chamber Players (Chicago 2008), entre otros. Fue nombrado compositor residente, durante 1998-1999, de la Joven Orquesta Nacional de España. Desde el año 2002 su obra está siendo íntegramente publicada por la Editorial Tritó de Barcelona. En el presente hay cuatro discos monográficos: en el sello Tritó, con música orquestal, y en los sellos Kairos, Verso y Autor, con una amplia selección de su música de cámara.

Sus próximos estrenos son el Concierto para percusión y orquesta, escrito para Juanjo Guillem; la pieza Interiores, para el guitarrista norteamericano Adam Levin, y Llama de amor viva, sobre un poema de San Juan de la Cruz, que será estrenada por el Trío Arbós. En la actualidad está componiendo su primer Cuarteto de Cuerda, encargo del CNDM para la Temporada 2013/2014. Entre sus próximas obras destaca la composición de la ópera Medea, con libreto basado en una soberbia actualización del dramaturgo español Fermín Cabal sobre los textos de Eurípides y Séneca.

Acaba de recibir el Premio Nacional de Música 2012

Subtilior, para cuarteto y trío de saxofones, agrupa, en dos cuadernos, diversas transcripciones de piezas del ars subtilior, realizadas para cuarteto de saxofones (primer cuaderno) y trío de saxofones (segundo cuaderno) por Jesús Torres y dedicadas a Sigma Project. El primer cuaderno, de temática religiosa. El segundo, profana. Se presenta como una obra de investigación en la tradición musical y, al mismo tiempo, de renovación, reinterpretación y actualización de la misma. Es, en sí misma, una rebelión de la forma y, al mismo tiempo, una vuelta a las raíces. Tradición y vanguardia.



- - - - - - -



Tenebrae, para cuarteto de saxofones, es un encargo del ensemble Sigma Project. El material de partida es el Responsorio del Oficio de Semana Santa de Tomás Luis de Victoria Tenebrae factae sunt. El texto hace referencia a los momentos finales de Jesucristo en la cruz con sus intensas últimas palabras:



Tenebrae factae sunt,
dum crucifixissent lesum Iudaei:
et circa horam nonam exclamavit Iesus voce magna:
Deus meus, ut quid me dereliquisti?
Et inclinato capite, emisit spiritum.
Exclamans Iesus voce magna ait:
Pater, in manus tuas commendo spiritum meum.

Et inclinato capite, emisit spiritum.


(Matth. 27, 45-46; Lc. 23, 46)

Se hizo la oscuridad
cuando los judíos crucificaron a Jesús,
y hacia la hora novena Jesús exclamó en voz alta:
Dios Mío, ¿por qué me has abandonado?
E inclinando la cabeza, exhaló su espíritu.
Exclamando en voz alta, Jesús dijo:
"Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu."
E inclinando la cabeza, exhaló su espíritu.

(Mateo 27, 45-46; Lucas 23, 46)

Musicalmente expresado por Victoria con una música extremadamente espiritual y mística, en un austero discurso - solo en apariencia - a cuatro voces.

Mi obra se estructura en ocho secciones que son a su vez los ocho versos del responsorio. Existe una elaboración absolutamente personal del material de partida utilizando los múltiples recursos del cuarteto de saxofones y muy en particular la riquísima posibilidad de multifónicos de estos instrumentos.

JESÚS TORRES
www.jesustorres.org



- - - - - - -



Nacido en Albania y nacionalizado británico, Thomas Simaku estudió composición en el Conservatorio de Tirana (1978-82) y la Universidad de York (1991-96) donde obtuvo un doctorado en composición, estudiando con David Blake. Ganador de la codiciada Beca Memorial Lionel Robbins en 1993 (Simaku fue el único candidato en el Reino Unido para ganar el premio de ese año), obtuvo también la Leonard Bernstein Fellow en Composición en 1996, en el Centro de Música Tanglewood en los EE.UU., donde estudió con Bernard Rands, y becado en el Taller de Compositores, de la California State University (1998), con Brian Ferneyhough.

La música de Simaku ha conseguido llegar a las audiencias de toda Europa y los EE.UU. durante más de una década y ha sido obsequiada con gran cantidad de elogios por sus cualidades altamente expresivas y su mezcla única de drama, intensidad y modernismo.

Actuaciones notables incluyen, entre otras, las dadas por el Cuarteto Kreutzer, el Cuarteto Arditti, English Northern Philharmonia, European Union Chamber Orchestra, MusikFabrik, Polish Radio Chamber Orchestra, la New London Orchestra, Amsterdam New Music Ensemble, Goldberg Ensemble, Tokyo Phonosphere Musicale, Insomnio Ensemble, Capricorn Ensemble, Norwegian Medieval Trio, New Music Players, Concorde (Dublin) y el Austrian 'Ticom' Ensemble. Solistas de renombre internacional como Peter Sheppard Skaerved, Kawai Noriko, Rohan de Saram, Knox Garth, Ian Pace y Shapiro Madeleine han interpretado sus obras en solitario.

Las obras de Simaku han sido interpretadas en festivales como ISCM ('95, '99, 00, '01, '03, '04, '05, '06), Huddersfield, Roma, Venecia, Tanglewood, Miami, Manchester, Bienal de Zagreb, Bienal de Munich, Cagliari, Odense (Dinamarca), Klang Spectrum (Austria), Viitassari (Finlandia). Retransmisiones de su música incluyen las de la BBC Radio 3, Radio France, ORF (Austria), SWR2, MDR, ADR (Alemania), RDP Portugal, ABC (Australia), y otras estaciones suecas, polacas, griegas, danesas, en Israel, Croacia, Suiza, Islandia y Brasil. Un concierto-retrato con su música tuvo lugar en la 2003 Konzertserie Begegnungen Internationale en Innsbruck, Austria. En 2000 se le concedió la ciudadanía británica y vive actualmente en Nueva York con su esposa y dos hijas.

Ganador de varios premios de prestigio, como el Premio Internacional Serocki, Fellowship AHRC, Leverhulme Research Fellowship, Premio DAAD, y Mención de Honor en el Concurso Internacional de Personalidades Musical - Alexander Tansman 2006, Simaku es profesor de composición en la Universidad de York. Su CD de la serie Naxos 21st Century Classics, editado en mayo de 2008, recibió críticas excepcionales.

La obra Deux hommages à Ligeti et Lutoslawski, compuesta en 2001 para un un conjunto de doce instrumentos de viento y percusión, fue encargada por el Chamber Ensemble de la Opera North Players y estrenada en el Northern Aldborough Festival en julio de ese año.

Posteriormente, el compositor ha realizado diversas versiones para quinteto de vientos y cuarteto de saxofones.

Con palabras del autor:

Esta pieza se basa en la idea de una línea vista y escuchada desde diferentes perspectivas.

El primer movimiento, Adagio Remoto, se centra en la dimensión horizontal de la línea: un solo tono sirve de epicentro en torno al cual se delinean gradualmente los contornos de una idea melódica en el tiempo y el espacio. Mientras que el tono principal permanece estático (aunque el color cambia a medida que se introduce cada carácter instrumental), su "eco" abarca el tapiz sonoro general del movimiento. El tejido dialéctico aquí podría ser descrito como una 'línea' caminando a lo largo de sí misma, es decir, aunque todas las partes están exclusivamente basadas en la misma melodía, cada instrumento se mueve libremente a su propio tempo. La textura resultante es una actividad heterofónica, con líneas individuales que se escuchan distintamente debido a su propio ritmo individual.

En contraste con la dinámica interna del tejido sonoro, la cualidad global de la música es estática. Esta característica se refuerza no sólo por el tono central (un zumbido, porque la calidad vocal de la música es audible y clara) sino también por cada una de las otras notas de esta idea melódica de once tonos. Todos estos tonos tienen su propia 'ubicación', que permanece estática a lo largo del movimiento, mientras que el tono remanente del espectro cromático es escuchado sólo muy al final. Este tono final se convierte en el llamado 'Acorde Ligeti' (una segunda mayor y una tercera menor con un intervalo de cuarta justa). Mientras ésta es ciertamente una doble estructura sobrepuesta del Acorde Ligeti, éste está espacializado de tal modo que su sonido tiene la cualidad del Modo Dórico. Según Aristóteles, la armonía dórica tiene un grado especial de firmeza y, como tal, es la única de las antiguas armonías que tiene ese efecto.

El segundo movimiento está centrado en dos tonos específicos (La y Sol), tomados del nombre de Kurtag. Tiene su propio perfil sonoro, concentrado en los extremos de registro y dinámicas. El principal propósito composicional aquí es la apertura del espacio necesario para la integración de los aspectos lineales explorados en el primer movimiento. En un momento, los intervalos del 'acorde Ligeti' son expuestos y, junto a los del 'acorde Kurtag' del segundo movimiento, forman una yuxtaposición que podría ser descrita como una línea diagonal. Asimismo, se integran aquí gestos con un alto grado de intensidad y elementos percutivos, centrados en la dimensión vertical de la línea iniciada en el segundo movimiento. Cada movimiento termina en silencio, el cual sirve de factor unificador (más que como elemento de división). Thomas Simaku

Con Mozart y Beethoven, Franz Joseph Haydn (Rohrau, Austria, 1732 - Viena, 1809) es el tercer gran representante del clasicismo vienés. Aunque no fue apreciado por la generación romántica, que lo consideraba excesivamente ligado a la tradición anterior, lo cierto es que sin su aportación la obra de los dos primeros, y tras ellos la de Schubert o Mendelssohn, nunca habría sido lo que fue. Y es que a Haydn, más que a ningún otro, se debe el definitivo establecimiento de formas como la sonata y de géneros como la sinfonía y el cuarteto de cuerda, que se mantuvieron vigentes sin apenas modificaciones hasta bien entrado el siglo XX.

Nacido en el seno de una humilde familia, el pequeño Joseph Haydn recibió sus primeras lecciones de su padre, quien, después de la jornada laboral, cantaba acompañándose al arpa. Dotado de una hermosa voz, en 1738 Haydn fue enviado a Hainburg, y dos años más tarde a Viena, donde ingresó en el coro de la catedral de San Esteban y tuvo oportunidad de perfeccionar sus conocimientos musicales. Allí permaneció Haydn hasta el cambio de voz, momento en que, tras un breve período como asistente del compositor Nicola Porpora, pasó a servir como maestro de capilla en la residencia del conde Morzin, para quien compuso sus primeras sinfonías y divertimentos.

El año 1761 se produciría un giro decisivo en la carrera del joven músico: fue entonces cuando los príncipes de Esterházy –primero Paul Anton y poco después, a la muerte de éste, su hermano Nikolaus– lo tomaron a su servicio. Haydn tenía a su disposición una de las mejores orquestas de Europa, para la que escribió la mayor parte de sus obras orquestales, operísticas y religiosas. El fallecimiento en 1790 del príncipe Nikolaus y la decisión de su sucesor, Paul Anton, de disolver la orquesta de la corte motivó que Haydn, aun sin abandonar su cargo de maestro de capilla, instalara su residencia en Viena. Ese año, y por mediación del empresario Johann Peter Salomon, el músico realizó su primer viaje a Londres, al que siguió en 1794 un segundo. En la capital británica, además de dar a conocer sus doce últimas sinfonías, tuvo ocasión de escuchar los oratorios de Haendel, cuya impronta es perceptible en su propia aproximación al género con La Creación y Las estaciones.

Fallecido Paul Anton ese mismo año de 1794, el nuevo príncipe de Esterházy, Nikolaus, lo reclamó de nuevo a su servicio, y para él escribió sus seis últimas misas, entre las cuales destacan las conocidas como Misa Nelson y Misa María Teresa. Los últimos años de su existencia vivió en Viena, entre el reconocimiento y el respeto de todo el mundo musical.

El Cuarteto de Cuerdas, Op. 20 nº 5, en Fa menor pertenece a la serie de los famosos Cuartetos del Sol (así conocidos por una ilustración que figura en una edición de 1779), es de 1772.

Aunque en el manuscrito figuran todavía como Divertimenti a quattro, las seis obras de la Op. 20 presentan algunas novedades significativas con respecto a las obras anteriores dedicadas por el músico al género. No tanto el empleo de la forma sonata o de la fuga como cierre de tres de las obras de la colección, cuanto el tratamiento de las texturas y los registros: los instrumentos se combinan en multitud de formas diferentes, logrando así una mayor variedad en el color y un reparto más equitativo del peso de cada instrumento en el conjunto. El número 5, de tono cercano al mundo del sturm und drang, destaca por ser el único de la serie en modo menor, por su constante oscilación armónica en torno a la nota fa y por la fuga final, que está escrita en riguroso contrapunto, casi un homenaje a Bach. Sigma Project interpreta una transcripción para cuarteto de saxofones de la obra.



SIGMA PROJECT

(S I G M A)

"Summam indicabimus signo ". Con esta afirmación, uno de los más importantes matemáticos de la historia, Léonard Euler, inauguró en 1755 el empleo de la letra sigma mayúscula (decimoctava del alfabeto griego) como símbolo de suma. Desde entonces, Sigma representa el sumatorio de una serie finita o infinita de elementos.

Y con el nombre de Sigma Project, en octubre de 2007, cuatro reconocidos solistas de saxofón firmemente comprometidos con la creación musical actual - Andrés Gomis, Josetxo Silguero, Ángel Soria, Miguel Romero-, deciden revolucionar el panorama de la música camerística española, y además disfrutar haciéndolo...

Su apuesta por renovar tanto el repertorio para saxofón -con especial interés por el sinfónico concertante- como el espacio y la puesta en escena de los conciertos, ha despertado el interés de compositores que, en estrecha colaboración con los músicos de Sigma Project, han perpetrado estrenos tan insólitos hasta ahora como los creados para ¡cuatro saxofones bajos! (Lalibela, concierto para 4 saxofones bajos y orquesta sinfónica, de Xavier Carbonell, y Chaman, para cuarteto de saxofones bajos y electrónica, de Thierry Allá).

Abierto siempre a nuevos proyectos, colaboraciones e interrelación con otras disciplinas, Sigma Project continúa destacando por su reflexión, estudio e investigación del sonido, en una constante búsqueda y aplicación de nuevas tecnologías, sin despreciar jamás una buena conversación hasta el amanecer.

Tras su debut, de riguroso y stockauseniano blanco (color que se convertirá en su distintivo habitual) en el Auditorio Kursaal (69ª Quincena Musical, San Sebastián 2008), el maestro Luís de Pablo escribió:

"Si tuviera que resumir en dos palabras la personalidad del cuarteto Sigma Project no lo dudaría: originalidad y perfección. Originalidad, en la forma joven, inventiva, de aproximarse a la ceremonia del concierto y a las obras interpretadas; perfección, porque ese espíritu lúdico, atrevido, no sólo no excluye el rigor o la profundidad, sino que lo aumenta, le da brillo, fuerza y pasión. Es un placer, una alegría compartir la música con ellos: la comunican, la hacen vivir". (Madrid, diciembre de 2008).

Nos sorprenden con estrenos absolutos y primeras audiciones en España de Sofía Gubaidulina, Karlheinz Stockhausen, Philippe Leroux, Massimo Botter,.; consiguen que les dirijan maestros como Arturo Tamayo (OSRTVE), o José Ramón Encinar (ORCAM), y que compositores de la talla de Félix Ibarrondo (esa fuerza terrenal de Aikan), Juan José Eslava (sinuosa poética sonora en L'Oeil), José Manuel López López (fascinante su imaginario musical en Simog/Civitella), Jesús Torres, Ramón Lazkano, les envíen sus partituras con antelación suficiente al día del estreno.

En 2012 se les ha escuchado en Italia, Escocia y México y próximamente esperan "blanquear" las de José María Sánchez-Verdú, Alberto Posadas, Héctor Parra, Rapahël Cendo y Mª Eugenia Luc. Recientemente han estrenado Izarbil, de Félix Ibarrondo, el pasado 23 de marzo de 2013, Auditorio de Madrid, con la ORCAM, y próximamente estrenarán Concert per a quatre, de Josep Maria Mestres Quadreny, en temporada 2013/14 de la OBC, bajo la dirección de Arturo Tamayo, ambos compuestos para cuarteto de saxofones y orquesta sinfónica y dedicados a Sigma Project.

Imprescindibles sus dos DVD autoproducidos (uno de música española y otro dedicado a la compositora rusa Sofía Gubaidulina).

Sigma Project utiliza exclusivamente instrumentos Selmer-Paris y accesorios Vandoren.



Información de entradas
PELAYOS DE LA PRESA
Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias
27 de julio - 22:00 horas
Entrada libre hasta completar el aforo

wai-aa
copyright © Comunidad de Madrid