Comunidad de Madrid Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid

Coro de Cámara de Madrid + EMSEMBLE La Danserye

La canción del emperador

  • Duración aprox: 70’

INTÉRPRETES

Coro de Cámara de Madrid 25 voces
Francisco Ruiz Montes, director

La Danserye Fernando Pérez Valera, cornetas, sacabuche y flauta
Manuel Quesada Benítez, sacabuche y flauta
Xavier Banegas, sacabuche
Eduardo Pérez Valera, bajoncillos, bajón, chirimía y flauta

PROGRAMA

I. La música en la Castilla de fines del siglo XV

Anónimo (Cancionero de Palacio)

Ave virgo, gratia plena a 4

Juan de Anchieta (1462-1523)

Domine Jesu Christe a 4

Con amores, la mi madre a 4

Juan del Enzina (1468-1529)

Mi libertad en sosiego a 4

Gasajémonos de huzía a 4

Pedro de Escobar (1465-1535)

Virgen bendita sin par a 4

II. Josquin y su “Canción del Emperador”

Josquin Desprez (c.1440-1521)

Ave Maria a 4

Tilman Susato (c.1510-c.1570)

Pavana Mille Regretz a 4

Josquin Desprez

Mille regretz a 4

Cristóbal de Morales (1500-1553)

Kyrie” de la Misa “Mille regretz” a 6

III. La capilla flamenca de Carlos V y su influencia

Heinrich Isaac (1450-1517)

Innsbruck, ich muss dich lassen a 4

Pierre de la Rue (1452-1518; atrib. a Josquin Desprez)

Absalon fili mi a 4

Nicolas Gombert (c.1495-c.1560)

Dezidle al cavallero a 5

Cristóbal de Morales

Agnus Dei” de la Misa “Dezidle al cavallero” a 4

Nicolas Gombert

Ave regina caelorum a 5

NOTAS AL PROGRAMA

Nuestro programa ha sido diseñado en dos secciones cronológicas claramente diferenciadas pero totalmente complementarias, dos momentos cruciales que, pivotando sobre el año 1517, nos ayudarán a comprender un momento importante de transición y cambio hacia nuevas realidades culturales. La música española del último tercio del siglo XV, siendo muy diferente a la del primer tercio del siglo XVI, se convierte no obstante en su base y en parte de su modernidad y progreso.


Anteriormente a este año, la corte de Los Reyes Católicos deja una sólida herencia musical, con un marcado estilo propio. Las diversas guerras civiles y las campañas destinadas a la reconquista, conforme se van culminando con el éxito de Isabel y Fernando, van dejando paso a las labores políticas y diplomáticas, y van creando un espacio perfecto para el deleite, el mecenazgo y el cultivo de las artes. Los Reyes siempre dispusieron de importantes capillas musicales, y se preocuparon mucho de la formación musical de sus infantes.


En la música española de este periodo se pueden rastrear tres estilos diferentes: el complejo contrapunto (con influencia de la primera escuela franco-flamenca) encarnado en el programa por las obras de Juan de Anchieta, el estilo homofónico (más sencillo y autóctono) representado por la pieza de Pedro de Escobar, y un último estilo caracterizado por la íntima unión entre el texto poético y el discurso musical (sin llegar a las cotas del futuro e inminente madrigal italiano) tal y como podemos degustar en las obras de Juan del Enzina.


En el último tercio del siglo XV, el Cardenal Cisneros se convierte en una figura primordial de enorme talla política, que dejará una profunda huella cultural. No en vano, y a pesar de proceder de una humilde familia, fue nombrado confesor de la Reyna Isabel La Católica en 1492, arzobispo de Toledo en 1495, y regente de España en dos ocasiones: de 1506 a 1507, tras la muerte de Felipe el Hermoso y la supuesta incapacidad de la Reina Juana, a la espera de la regencia de Fernando el Católico en nombre de su hija; y de 1516 a 1517, a la muerte del rey Fernando y a la espera del relevo que se daría en la persona de Carlos I de España.


Cisneros emprenderá desde finales del siglo XV y hasta su muerte la publicación de una serie de libros fundamentales para la historia de la música y de la liturgia. La imprenta de Arnao Guillén de Brocar, afincada en Alcalá de Henares, realizará siete ediciones cisnerianas en la que los tipos móviles musicales cobrarán una especial relevancia. Estos libros se convirtieron en una referencia básica por ser los primeros impresos hispanos que codificaron gran parte de las melodías para su uso litúrgico en la catedral de Toledo, libros que acabaron irradiándose a toda la península y que se convirtieron en un modelo para otras diócesis. Junto a otros manuscritos e impresos litúrgicos anteriores a la reforma tridentina, los libros cisnerianos (entre los que destacan elIntonarium Toletanumde 1515, el Psalterium de 1515 y el Officiarium Toletanum, de 1517) serán las fuentes de inspiración primordiales para los compositores de música vocal e instrumental de este período y del período inmediatamente posterior, que utilizarán sus temas como cantus firmus.


Al margen de su reforma litúrgica y de las repercusiones musicales que ello trajo consigo, Cisneros es un hombre de su tiempo, cuyo mecenazgo fue crucial en la conservación, la transmisión y el desarrollo de los valores culturales que se dieron en la época de los Reyes Católicos.


Cisneros murió precisamente en Roa (Burgos), el 8 de noviembre de 1517, cuando se dirigía a recibir al futuro rey Carlos I, que había desembarcado en la Península, por primera vez, en la localidad de Tazones, para reclamar su título como heredero de la


Corona de Castilla, el 19 de septiembre de ese mismo año.


En lo tocante al príncipe Carlos, recibió una educación extremadamente completa y exquisita, acorde con su alta condición y con las nuevas corrientes humanistas. Se crió en una corte acostumbrada al boato, al lujo y a los grandes fastos, donde la música debía ser una poderosa máquina propagandística. En ella aprendió a usar del arte sonoro para proyectar y engrandecer su imagen como soberano, siendo su capilla musical personal la herramienta más importante para ello, capilla que configuró, en su juventud, con los mejores compositores del momento, gracias a su elevada formación. Recibió sus primeras nociones por parte de su padre, Felipe el Hermoso, de su tía Margarita de Austria y de su profesor, Enrique de Bredemers.


En 1517, el año que nos ocupa, Carlos llegó a España para proclamarse rey llevando consigo su ya mencionada capilla musical flamenco-borgoñona, dirigida por Nicolás Gombert, especializada en música vocal polifónica, trayéndose a la península el nuevo lenguaje musical europeo, mientras que para la ejecución de música instrumental creó una nueva capilla de ministriles compuesta exclusivamente por músicos españoles. Ambas lo acompañaron con frecuencia en sus múltiples viajes por Europa, como si de un adorno de su poder y de su persona se tratara. Chirimías, bombardas, cornetas o sacabuches, como los utilizados por el Ensemble La Danserye, configuraban la sección de viento destinada a los grandes fastos que se organizaban al aire libre por o para el monarca.


Su matrimonio en 1526 con su prima, Isabel de Portugal, no hizo más que acrecentar la presencia de la música en la corte, pues a raíz de tal acontecimiento se creó una nueva capilla musical formada por cantores y ministriles españoles y portugueses, capilla que se asimiló a la que ya existía en la corte real de Madrid, y que había estado al servicio de la Reina Juana I de Castilla, madre del emperador. No es de extrañar, pues, que esta época se considere el Siglo de Oro de la música española, y que en un futuro la música sea un arte primordial en la vida de sus hijos, los infantes de España, entre los que se encuentra el futuro monarca Felipe II.


En un contexto tan refinado, y ante un hombre tan poderoso, muchas fueron las composiciones musicales que se hicieron para el monarca, que además influyó poderosamente sobre la música, imponiendo sus gustos, y condicionando la creación de los compositores que deseaban congratularse con él. Tal es el caso de la famosa chanson Mille regretz, atribuida al compositor franco-flamenco Josquin Desprez (o des Prés), que da nombre al programa de este concierto. Habiendo sido considerado uno de los más grandes y revolucionarios compositores de su época, largamente admirado y tomado como modelo durante muchas décadas posteriormente a la aparición de sus obras, poco sabemos realmente de Josquin y del contexto de la mayoría de sus composiciones, algunas de las cuales se le atribuyen sin certezas absolutas. No sabemos si Carlos I llegó a conocer a Josquin, ni el año de composición o las motivaciones concretas que inspiraron la denominada “canción del Emperador”, sobrenombre que viene dado por la predilección que el monarca español sentía hacia ella. Lo que sí podemos afirmar es que dicha predilección la hizo enormemente popular y generó un sinfín de versiones y de composiciones basadas en la misma. Valga como muestra el Kyrie la misa Mille regretz de Cristóbal de Morales (a seis voces), que usa diversos pasajes de la chanson como base, ya no sólo en este delicioso movimiento, sino en la totalidad de la misa.


Con la música del admirado Josquin (que además fallece en el año 1521, poco después de aquel 1517 que nos sirve como punto de inflexión cronológico en este concierto), y junto con la interpretación de la música profana concebida inicialmente para la corte de los Reyes Católicos –perpetuada en el tiempo gracias a su inclusión en diversos cancioneros–, la música que se escuchaba en la corte del emperador se completaba con las obras que para él componía expresamente toda una pléyade de músicos flamencos, de los cuales os ofrecemos una pequeña muestra en las figuras de Heinrich Isaac, Pierre de la Rue y Nicolas Gombert.


Muchos compositores del momento, en diversos puntos de su vasto imperio europeo, dedicarán misas y motetes a Carlos V, con motivo de sus múltiples victorias, visitas o acontecimientos políticos, personales y culturales, buscando su favor y su beneplácito. Tal es el caso de las dos piezas que se incluyen en el programa de Cristóbal de Morales, el ya mencionado Kyrie de la Misa Mille regretz y el Agnus Dei de su Misa Dezidle al caballero, construida sobre la canción homónima cuya autoría es de Gombert, obras que parecen dar cuenta de los innumerables intentos que el compositor sevillano hizo por introducirse en la capilla imperial (sin conseguirlo), a pesar de haber pertenecido a la capilla papal y de haber gozado de gran fama y renombre. Sus misas son un claro ejemplo de la perfecta simbiosis entre los valores musicales españoles con la asimilación de las nuevas y modernas técnicas franco-flamencas, fomentadas por Carlos V, todo ello madurado a la luz de un magnífico lenguaje personal, que convierte a Morales en una de nuestras más destacadas figuras musicales de todos los tiempos.


Breve biografía de los intérpretes

Currículum del Coro de Cámara de Madrid

El Coro de Cámara de Madrid es un conjunto vocal de cámara especialista en música antigua, desarrollando repertorios que van desde la música medieval hasta el barroco, con especial incidencia en la polifonía renacentista española, un corpus fundamental e idóneo para un grupo de estas características.

Como resultado, el coro ha sido invitado a participar, como coro especialista, en la grabación de un documental sobre la vida y obra de Tomás Luis de Victoria estrenado en agosto de 2014 como cierre del Festival Abulensis celebrado en Ávila. Ha protagonizado un ciclo de cuatro conciertos concebidos como homenaje a la figura de Tomás Luis de Victoria, con amplia repercusión en prensa nacional y revistas especializadas, ha grabado un CD, de título POLYPHONIA, que realiza un recorrido por la historia de la polifonía española, desde los orígenes en las piezas de los códices medievales hasta llegar a su autor cumbre, Victoria sin olvidar a los polifonistas coetáneos: Guerrero, Morales y Vivanco entre otros.

El coro ha obtenido diversos reconocimientos en certámenes y concursos de primer nivel , como el Concurso Nacional de Canto Coral de Guadalajara (segundo premio 2009), Concurso Nacional Rivas en Canto (primer premio 2011), Certamen Nacional de San Vicente de la Barquera (primer premio 2013) o el Gran Premio Nacional de Canto Coral de Ejea de los Caballeros (tercer premio 2014).

Ha participado activamente en la celebración del 400 aniversario de la muerte de El Greco en colaboración con la Diputación Provincial de Toledo y el Museo de El Greco en Toledo, efemérides para la que ha preparado un ciclo de dos conciertos con el nombre genérico de Música en los tiempos de El Greco y que han sido interpretados en el seno del Festival Internacional de Música de Toledo acompañados por el Ensemble de ministriles La Danserye. La grabación en directo de este concierto ha sido editada en un DVD con el título Del Cantar del Alma.

De sus últimas actuaciones caben destacar el concierto de Navidad que dió en diciembre de 2014, en la Iglesia de san Antonio de los Alemanes de Madrid, con repertorio renacentista, su intervención en el XXIII Memorial Ángel Émbil, en Pola de Siero (Asturias), la participación en el día europeo de las lenguas, en un concierto de música finlandesa organizado por el Instituto Iberoamericano de Finlandia, con sede en Madrid, en septiembre de 2015, la intervención en el IV Ciclo de Canto Coral Con Voz Propia, organizado por la Federación de Coros de Navarra, la participación en el XI Ciclo Abulense Tomás Luis de Victoria de Ávila, y la celebración del concierto ofrecido para la 34 Semana de Música Sacra de Segovia, el 19 de marzo de 2016, con el programa A la luz de la conciencia, integrado por piezas de música religiosa de autores masónicos, evento organizado por La Fundación Don Juan de Borbón de dicha ciudad.

Durante el año 2016 desarrollaron su programa musical Amores me han cercado, con motetes en latín y obras en castellano, para conmemorar la figura de Santa Teresa en el V centenario de su nacimiento.

Participan asiduamente en el proyecto anual y solidario Fair Saturday, celebrado el primer sábado de noviembre de cada año con fines benéficos.

En cuanto a su labor pedagógica, y en conexión con sus preocupaciones formativas, ofrece clases de canto abiertas a todos los públicos, y organiza un curso anual de Canto Coral, que se logró consolidar el año pasado con la participación del director alemán Martin Schmidt, convirtiéndose en un referente de la actividad coral madrileña. Han dedicado, recientemente, el último de ellos, en su V edición, a la figura de Claudio Monteverdi en el 450 aniversario de su nacimiento.



Currículum del Ensemble La Danserye

La Danserye se crea en 1998 en Calasparra (Murcia, España) con el objetivo de investigar, recrear y difundir la música y los instrumentos de viento desde el final de la Edad Media hasta el principio del Barroco, especializándose en el periodo del Renacimiento. Todos sus miembros se dedican a la investigación y reconstrucción de instrumentos de viento, formando su propio taller desde el principio, completando su formación como intérpretes con prestigiosos profesores en diferentes cursos y clases magistrales: Jean Tubéry, Josep Borràs, Douglas Kirk, Renate Hildebrant, Jordi Savall o Jeremy West. Actualmente cuentan con la colección de instrumentos del Renacimiento más importante de España y una de las mayores de Europa, superando el medio centenar de instrumentos diferentes de todas las familias. Igualmente muestran una gran inquietud por el mundo de los ministriles y el papel que desempeñaron en el mundo cultural de los siglos XVI y XVII, desarrollando tareas de investigación con musicólogos como Juan Ruiz Jiménez, Javier Marín López, Douglas Kirk y Michael Noone, entre otros.

Actualmente se centran en la interpretación de la música bajo una perspectiva históricamente informada, conjugando los diferentes aspectos de investigación e interpretación con el objeto de ofrecer un producto musical de calidad con el máximo rigor histórico posible. En este sentido, La Danserye ha participado en numerosos festivales y ciclos especializados en España, Francia, Holanda, México y Colombia, principalmente con proyectos relacionados con la recuperación del patrimonio musical español, aspecto con el cual se encuentran muy sensibilizados y dentro del cual han realizado dos grabaciones pioneras a nivel mundial publicadas a finales de 2013. En primer lugar, la primera grabación mundial dedicada a la música para ministriles en el Nuevo Mundo: Ministriles Novohispanos: obras del Manuscrito 19 de la Catedral de Puebla de los Ángeles , a partir del manuscrito conservado en el archivo de la Catedral de Puebla (México) y publicada por la Sociedad Española de Musicología dentro de la colección “El Patrimonio Musical Hispano”. Casi simultáneamente el sello Lindoro publica el registro: “Yo te quiere matare”, Ministriles en Granada en el Siglo XVI, que constituye la primera grabación mundial monográfica sobre la música conservada en el Manuscrito 975 del Archivo Manuel de Falla (Granada), un libro para uso de ministriles vinculado a la Capilla Real de Granada en la segunda mitad del S. XVI. En 2014 fueron seleccionados para participar en el Fringe del MAfestival de Brujas (Bélgica) y el Fabulous Fringe del Festival de Música Antigua de Utrecht (Holanda) con el proyecto “Christe Potens Rerum: early wind bands in Spain and the New World ”. Ambos registros han obtenido excelentes críticas en las revistas especializadas a nivel mundial, que han llevado a La Danserye a ser considerado el “exponente moderno más relevante del mundo en la música instrumental del Renacimiento” (Douglas Kirk, Revista Española de Musicología, 2014).

Su interés por experimentar con las fuentes originales les lleva a crear en 2013 el grupo vocal “Capella Prolationum”, conjunto con el cual son residentes en el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza desde 2013 y con el que han realizado varios proyectos de recuperación de patrimonio musical hispanoamericano en el marco del mismo Festival, en el Festival de Música Sacra de Bogotá (Colombia), Festival Internacional de Música y Danza de Granada, o en la Semana de Música Religiosa de Cuenca. Además, graban conjuntamente en 2014 el primer monográfico dedicado a Francisco López Capillas (Lindoro), maestro de capilla de la Catedral de México, registro que está obteniendo importantes reseñas en revistas de música, musicología o historia del arte.



Página web de la compañía:

http://www.corodecamarademadrid.com

http://www.corodecamarademadrid.com/multimedia/video/index.html


Información práctica

  • Navalcarnero
  • Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción
  • Viernes, 7 de julio
  • 21:00 h
  • Entrada libre hasta completar aforo
  • Torrelaguna
  • Iglesia de Santa María Magdalena
  • Sábado, 8 de julio
  • 21:30 h
  • Entrada libre hasta completar aforo
  • Miralflores de la Sierra
  • Iglesia de Asunción de Nuestra Señora
  • Domingo, 9 de julio
  • 21:00 h
  • Entrada libre hasta completar aforo