Comunidad de Madrid Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid

El Festival



Los datos de la extraordinaria transformación que ha tenido el festival Clásicos en Verano en estos últimos cuatro años, desde que en 2016 nos hicimos cargo del mismo, hablan claramente de la espectacular evolución que ha tenido este ciclo musical en tan corto periodo de tiempo y arrojan en esta edición de 2019 unas cifras históricas: nunca antes este festival había contado con tal cantidad de conciertos y nunca habían participado tantos municipios madrileños. Y es que en tan solo cuatro ediciones se ha pasado de 39 municipios y 91 conciertos en 2016 a 71 municipios y 148 conciertos en 2019, un incremento del 80% en el primer caso (32 municipios nuevos incorporados al festival) y de algo más del 60% en el segundo (57 conciertos más en 2019).


De estos excelentes resultados hay que felicitar también a los representantes de las diferentes corporaciones locales que han participado en el festival durante estos cuatro años, pues el aumento continuado de municipios y conciertos en cada una de estas últimas ediciones ha ido confirmando cada año el renovado interés por formar parte de la programación musical de Clásicos en Verano.


Un festival que es un perfecto ejemplo de la descentralización de la programación cultural que depende de la Comunidad de Madrid y que se apoya en acciones que quieren estar presentes en todos los rincones de la región. En este sentido es preciso destacar el especial interés de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes en programar conciertos a través de este ciclo en municipios de menos de 2.500 habitantes, con el claro objetivo además de reforzar la Estrategia de Revitalización Rural de la Comunidad de Madrid.


En esta edición de 2019 participan 31 municipios que cuentan con menos de 2.500 habitantes, representando casi un 45% del total de los pueblos presentes en la programación del festival: Alameda del Valle, Aoslos, Batres, Braojos, Brea de Tajo, Buitrago del Lozoya, Bustarviejo, Cabanillas de la Sierra, Colmenar de Arroyo, Chapinería, El Berrueco, Garganta de los Montes, Gargantilla del Lozoya, Horcajo de la Sierra, La Hiruela, Lozoya del Valle, Mataelpino, Montejo de la Sierra, Navalafuente, Navalagamella, Olmeda de la Fuentes, Pelayos de la Presa, Pinilla de Buitrago, Pinilla del Valle, Prádena del Rincón, Rascafría, Redueña, Torremocha del Jarama, Venturada, Villamantilla y Zarzalejo.


En cuanto a la programación de este año, que tendrá lugar durante los cuatro fines de semana del mes de julio, Clásicos en Verano presenta de nuevo una espectacular programación que sigue creciendo en calidad y que lo ha convertido en muy poco tiempo en un ciclo ya consolidado como una de las mejores citas estivales en España para disfrutar de la música clásica. Un festival que se dirige a un público cada vez más amplio, como lo demuestra el dato de sus dos últimas ediciones, en la que más de 16.000 espectadores disfrutaron de los conciertos programados, una cifra que esperamos seguir aumentando este año.


En la programación de este año están presentes las conmemoraciones del IV centenario del nacimiento de la cantante y compositora Barbara Strozzi (Venecia, 1619-Padua, 1677), del bicentenario del nacimiento de la pianista y compositora Clara Schumann (Leipzig, 1819-Fráncfort, 1896) y de los 100 años que se cumplen en 2019 de la llegada de Federico García Lorca a Madrid para instalarse en la Residencia de Estudiantes. Pero entre los 148 conciertos que componen el festival es imposible destacar unos por encima de otros, por lo que sugerimos analizar con detalle la amplia oferta de conciertos programados en los que podrán encontrar formaciones e intérpretes de extraordinaria calidad. Como viene siendo ya tradición desde 2016, mantenemos este año varias citas singulares que han sido todo un éxito: el ciclo de música antigua que tiene lugar en el Castillo de los Mendoza de Manzanares El Real, “un auténtico festival dentro del festival”, y los dos conciertos de la Orquesta de la Comunidad de Madrid (ORCAM), uno de ellos en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y otro en el Real Monasterio de Santa María de El Paular.


Con iglesias, monasterios y castillos como magníficos espacios para ofrecer sus conciertos, Clásicos en Verano se sigue dirigiendo a un público mucho más numeroso de lo que se presume erróneamente, una cada vez más amplia minoría en la que encontrar renovados aficionados para la gran música.