08/06/2018

La Comunidad informa de qué hacer ante el cierre de una clínica dental

Clinicas dentales
SE PUEDE ANULAR LA FINANCIACIÓN VINCULADA QUE TUVIERA CONTRATADA
El cierre repentino de una clínica dental donde se tiene contratado un tratamiento supone una situación de indefensión para los consumidores que tienen un servicio pendiente de finalizar y un dinero invertido o una financiación vinculada a él.
Ante este escenario, la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Comercio y  Consumo, recomienda, en primer lugar, que recopile y conserve toda la documentación relacionada con la contratación del servicio, como la publicidad, el presupuesto, el contrato o las facturas.


A continuación, como consumidor afectado es conveniente ponerse en contacto con los responsables de la empresa mediante burofax, correo certificado, correo electrónico o cualquier medio que deje constancia, poniendo como asunto “incumplimiento de contrato”, para solucionar el problema por el que se ve afectado. Si el establecimiento ha cerrado y cuenta con sede central, debe dirigirse a ella.

En numerosas ocasiones ocurre que los consumidores optan por financiar los tratamientos dentales mediante créditos al consumo vinculados o bien adelantan el pago de algunas intervenciones, lo que produce que, ante el cierre y con el tratamiento interrumpido, haya que recuperar ese dinero invertido:

  • En el caso de que haya suscrito un crédito al consumo vinculado, acuda a la entidad para anular dicho contrato de financiación por incumplimiento, ya que no le han prestado el servicio completo. Tiene derecho a dejar de pagar el préstamo y a la devolución total o parcial, según los casos, de las cantidades que ya hubiera abonado. Estos contratos constituyen una unidad comercial y, por tanto, el incumplimiento del contrato conlleva la resolución del préstamo. 
  • Si ha pagado al contado la totalidad o parte del importe de su tratamiento y no le ha sido posible ponerse en contacto con la empresa o bien su respuesta no ha sido satisfactoria, puede formular una reclamación ante los organismos de consumo que intentarán una intermediación para alcanzar una solución voluntaria y amistosa. También puede presentar una demanda judicial, personándose como acreedor para recuperar su inversión. 
  • Si ha pagado con una tarjeta de crédito, solicite a la entidad de crédito la anulación del cargo y el correspondiente reembolso en su cuenta.

Puede presentar la reclamación ante los organismos de Consumo acompañándola de toda la documentación relacionada con el caso (folletos, publicidad, contrato, etc.) y con el pago (facturas, entregas a cuenta, etc.). Además debe dejar claro en su escrito de qué manera se abonó el servicio: al contado o a través de un contrato de crédito al consumo vinculado.

Puede obtener más información en el 012, o en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor y la Dirección General de Comercio y Consumo, donde le indicarán los pasos a seguir. Además, puede consultar la guía sobre clínicas dentales que tiene editada la Dirección General de Comercio y Consumo.  Asimismo, puede obtener información sobre el cierre de clínicas dentales en el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid.