23/08/2018

Consejos para un uso seguro del teléfono móvil en las gestiones bancarias

Apps teléfono móvil
Cada vez es más frecuente el uso del teléfono móvil para realizar transacciones económicas. Desde las aplicaciones que permiten el uso del teléfono como tarjeta de crédito hasta aquellas que se utilizan para realizar transferencias y traspasos entre particulares, el móvil ya no solo se usa para compras por Internet sino también para realizar operaciones bancarias que antes estaban reservadas a la sucursal o al ordenador.
Desde la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid ofrecemos algunos consejos para el uso seguro de estas aplicaciones. Es importante leer detenidamente las condiciones generales y particulares de cada aplicación, prestando especial atención al coste del servicio, las penalizaciones por darse de baja o si cumplen con la ley de protección de datos.

Además, de manera general, procure no perder nunca de vista su teléfono, escoja siempre claves que no sean fáciles de adivinar y asegúrese de utilizarlas en lugares seguros, evitando en todo lo posible que alguien pueda verlas o copiarlas. Asimismo, procure no usar estas apps con wifi de uso público.

Transferencias entre particulares

En los últimos tiempos han proliferado las aplicaciones para móviles que permiten transferencias de pequeños importes entre particulares. En este caso, debe tener en cuenta que el banco tendrá que solicitarle algunos datos en el momento del alta, entre ellos el número de teléfono móvil al que vincula la aplicación y el número de cuenta para los pagos recibidos y emitidos.

Además, podrá consultar en todo momento desde la aplicación sus movimientos y órdenes de pago, tanto emitidas como recibidas. Todos estos datos deberán aparecer reflejados también en los extractos de movimientos de su cuenta asociada.

Uso del móvil como tarjeta de crédito

En el caso del uso del teléfono móvil como tarjeta de crédito, que permiten algunos bancos a través de aplicaciones específicas en el teléfono, es conveniente que siga las mismas recomendaciones que si se tratara de una tarjeta de crédito. Así, es recomendable mostrar su DNI, aunque no se lo pidan, en el momento de hacer los pagos o guardar todos los justificantes de pago con la tarjeta.

En el caso de robo o extravío del teléfono, es aconsejable que cancele la tarjeta asociada al mismo. La entidad debe facilitarle los medios para comunicarlo, en cualquier momento del día o la noche.

Puede consultar más información en el reportaje sobre aplicaciones de pago con el móvil del Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid.