Comunidad de Madrid - madrid.org

SALTAR NAVEGACIÓN

Comunidad de Madrid - madrid.org
 
Comunidad de Madrid - madrid.org
Volver a la home de madrid.org
Lunes, 11 de diciembre de 2017

Buscadores

Formulario del buscador avanzado
Formulario del buscador general (Google)

Actualidad


16/06/2017

Facilitaremos la reapertura de la comisaría de Policía Nacional en la estación de Sol


Estación de Metro de Sol
DEBERÁ MEJORAR LA CLIMATIZACIÓN DE LAS INSTALACIONES

La Comunidad de Madrid facilitará que la comisaría de la Policía Nacional de Sol, situada en las instalaciones de Renfe, pueda continuar prestando servicio en su actual ubicación. Tras la reunión mantenida hoy entre la Consejería de Transportes, Metro, Renfe y Policía Nacional, el Gobierno regional ha anunciado que dará todo tipo de facilidades a Renfe para que pueda realizar las reformas técnicas que sean necesarias.

Renfe y Policía Nacional trabajarán desde ahora de manera conjunta para buscar una solución que permita solucionar las condiciones de climatización de la comisaría y que esta pueda reabrir de nuevo. Las mejoras pasan por la apertura de un hueco que permita la ventilación de las instalaciones de la comisaría en la zona de acceso situada en la calle Alcalá, en la estación de Metro de Sol.


Pese a que la comisaría no está dentro de las competencias de la Comunidad de Madrid, el Gobierno regional considera imprescindible evitar su cierre, ya que presta un servicio fundamental en el mantenimiento de la seguridad en el transporte público de la región.

Apuesta por la seguridad
La seguridad en el transporte público madrileño, y por tanto en Metro, que es utilizado por más de dos millones de usuarios al día, es fundamental para el Gobierno regional. Cabe destacar que los usuarios del suburbano tienen una buena percepción de la seguridad en la red, ya que, según la última encuesta de satisfacción realizada por la compañía, los clientes califican de notable la seguridad en Metro, con una nota de 7,67 sobre 10.

Metro de Madrid cuenta con más de 8.000 cámaras de seguridad y un total de 1.450 vigilantes distribuidos en estaciones y en trenes. Además, gestiona las incidencias que se producen en la línea a través del Puesto Central de Seguridad, un centro que consta de 18 técnicos especializados, que trabajan los 365 días del año repartidos en turnos que cubren las 24 horas de día. Además, cuenta con el apoyo de un oficial del Cuerpo Nacional de Policía, organismo con el que existe una estrecha colaboración.