Comunidad de Madrid - madrid.org

SALTAR NAVEGACIÓN

Comunidad de Madrid - madrid.org
 
Comunidad de Madrid - madrid.org
Volver a la home de madrid.org
Sábado, 25 de noviembre de 2017

Buscadores

Formulario del buscador avanzado
Formulario del buscador general (Google)

Actualidad


17/07/2017

Contamos ya con diez unidades de ictus distribuidas estratégicamente


Fachada Hospital Principe de Asturias
EN LOS HOSPITALES DE LA RED PÚBLICA

Hemos puesto en marcha una nueva Unidad de Ictus en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) de Alcalá de Henares, con lo que ya son 10 las unidades de este tipo distribuidas estratégicamente en diferentes hospitales de la red pública. El consejero de Sanidad ha visitado hoy estas instalaciones y ha recordado que se cumple así el compromiso adquirido de que este centro sanitario contaría con ella antes del 31 de julio.

Esta nueva unidad nace como referencia para los pacientes de todo el Corredor del Henares y completa la red de hospitales que forman parte del Código Ictus de Madrid. Así, además del HUPA, también cuentan con unidades de ictus los siguientes centros: La Paz, Ramón y Cajal, La Princesa, Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, 12 de Octubre, Puerta de Hierro, Fundación Alcorcón y Rey Juan Carlos.


El ictus es una de las enfermedades neurológicas más prevalentes, pero también se puede prevenir y tratar de forma eficaz gracias al Código Ictus. Este procedimiento indica como objetivo fundamental que el tiempo transcurrido entre el inicio de los síntomas y la llegada a la puerta del hospital no sea superior a dos horas. En este sentido, la apertura de la Unidad de Ictus en el Hospital de Alcalá, servirá para que los pacientes aquejados por un ictus sean atendidos en el Príncipe de Asturias y así evitar mayores desplazamientos.

El nuevo dispositivo instalado en el HUPA tiene una sección de ictus agudos, con cuatro camas monitorizadas, cuya función es proporcionar una vigilancia continuada de las constantes vitales, con el objetivo de detectar precozmente el empeoramiento clínico que pueda ocurrir en algunos pacientes durante las primeras 24-72 horas, y aplicar en su caso las medidas necesarias para mejorarlo. Habitualmente transcurrido este período de tiempo, el paciente es transferido a la sección de hospitalización convencional dentro de la misma unidad.