Comunidad de Madrid - madrid.org

SALTAR NAVEGACIÓN

Comunidad de Madrid - madrid.org
 
Comunidad de Madrid - madrid.org
Volver a la home de madrid.org
Martes, 23 de mayo de 2017

Buscadores

Formulario del buscador avanzado
Formulario del buscador general (Google)

Estructura y Organismos


D. G. de Agricultura y Ganadería


Información Práctica


Vías pecuarias Las vías pecuarias son los caminos milenarios usados tradicionalmente para el tránsito ganadero, y constituyeron la infraestructura fundamental de la trashumancia castellana que se desarrolló durante la Edad Media. Las principales vías pecuarias son las cañadas reales, trazados de muy largo recorrido que atraviesan la península con dirección predominante norte-sur, existiendo también otras categorías menores de vías pecuarias tipificadas en función de su anchura.

El conjunto formado por las cañadas reales y demás vías pecuarias españolas constituyen un patrimonio histórico único en Europa y en el mundo, que es necesario preservar y promocionar. El territorio de la Comunidad de Madrid, como centro geográfico peninsular, es atravesado por cuatro cañadas reales, además de por gran número de otras vías pecuarias (cordeles, veredas y coladas) que sumadas totalizan 4.200 kilómetros de longitud y más de 13.000 hectáreas de superficie.

Las vías pecuarias son bienes de dominio público, y como tales, son inalienables (no se pueden vender), imprescriptibles (no prescriben con el paso del tiempo) e inembargables (no pueden ser embargados). Las actuaciones de la Comunidad de Madrid en materia de vías pecuarias, a través del Área de Vías Pecuarias de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, que ostenta las competencias en la materia, van encaminadas especialmente a:

  • Asegurar su conservación y adoptar las medidas necesarias para su restauración y protección.
  • Asegurar a través de las vías pecuarias la biodiversidad y el intercambio genético de la flora y la fauna de la Comunidad de Madrid, así como contribuir a la preservación de razas autóctonas y al aprovechamiento de los recursos pastables.
  • Promover y fomentar el contacto entre los ámbitos urbano y rural.

Las cañadas reales y demás vías pecuarias han desempeñado desde la Baja Edad Media un papel de singular relieve en el mundo rural. Con ellas se han desarrollado las funciones básicas agro-ganadera y forestal tradicionales, a las que actualmente se añaden la medioambiental, de conservación y mejora, con particular atención a su función de corredores biológicos de comunicación entre espacios naturales; y la socio-cultural, proporcionando al habitante de la ciudad, de tanto peso demográfico en la Comunidad de Madrid, una oportunidad para su reequilibrio vital por medio del contacto con la naturaleza y con el patrimonio monumental e histórico al que da acceso privilegiado.






SUBIR  SUBIR

Atención al Ciudadano

D. G. de Agricultura y Ganadería

C/ Alcalá 16
Código Postal: 28014
Distrito: Centro