Comunidad de Madrid - madrid.org

SALTAR NAVEGACIÓN

Comunidad de Madrid - madrid.org
 
Comunidad de Madrid - madrid.org
Volver a la home de madrid.org
Martes, 21 de octubre de 2014

Buscadores

Formulario del buscador avanzado
Formulario del buscador general (Google)

Estructura y Organismos


Instituto Madrileño del Deporte (IMDER)



La natación es una modalidad deportiva consistente en el desplazamiento en el medio acuático, con la sola utilización del cuerpo como impulsor del movimiento. Existen cuatro disciplinas de natación: el nado, el waterpolo, los saltos y la natación sincronizada, realizándose, todas ellas, en piscinas de "aguas tranquilas". Hay otra modalidad denominada "nado en aguas abiertas" consistente en desplazarse sobre agua con oleaje o corrientes internas, lo que ofrece una resistencia añadida.

LOS ORÍGENES DE LA NATACIÓN

No se conoce, a ciencia cierta, cuándo ni cómo nace la natación como práctica deportiva, aunque sí tenemos constancias gráficas y documentales del vínculo que el hombre ha mantenido siempre con el agua a lo largo de la historia.
El origen de la natación es ancestral y corre a la par de la humanidad misma. En Grecia y Roma antiguas se nadaba como parte del entrenamiento militar, táctica que se conservó hasta las épocas actuales. En todo caso, se tienen indicios de que fueron los japoneses quienes primero celebraron pruebas de natación en sentido competitivo, hacia el siglo I antes de Cristo.
Pero el auge de esta actividad física decayó en la Edad Media, particularmente en Europa, cuando introducirse al agua era relacionado con las enfermedades epidémicas que entonces azotaban. Pero esto cambió a partir del siglo XIX, y desde entonces la natación ha venido a ser una de las mejores actividades físicas, además de terapia y método de supervivencia.

Historia Moderna de la natación
En la era moderna la natación de competición se instituyó en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII y la primera organización de este tipo fue la National Swimming Society, fundada en Londres en 1837. Hacia finales de siglo la natación de competición se estableció también en Australia y Nueva Zelanda y varios países europeos crearon las primeras Federaciones. En los Estados Unidos los clubs de aficionados empezaron a celebrar competiciones en la década de 1870.
Los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, celebrados en Atenas, Grecia, en 1896, incluyeron la natación. En 1908 se organizó la Fédération Internationale de Natation Amateur (FINA) para poder celebrar carreras de aficionados. La competición femenina se incluyó por primera vez en los Juegos Olímpicos de 1912. Los Campeonatos del Mundo, por su parte, se celebraron por primera vez en 1973 y a partir de entonces cada cuatro años. Los Campeonatos de Europa se celebraron por primera vez en Budapest en 1926; hubo cinco competiciones entre 1927 y 1947; de 1950 a 1974 se hicieron a intervalos de cuatro años y desde 1981 tienen lugar cada dos.
La natación es un deporte en el que la competición se centra sobre todo en el tiempo. Es por eso que en las últimas décadas los nadadores se han concentrado en el único propósito de batir récords. Lo que una vez fueron los sorprendentes récords de velocidad de competidores de la talla de Duke Paoa Kahanamoku, Johnny Weissmuller, Clarence "Buster" Crabbe, Mark Spitz, David Wilkie, Shane Elizabeth Gould y Martin López Zubero entre otros, ya han sido, o serán eclipsados por posteriores marcas. Popov, Thorpe, Peter Van Hongenband, Natalie Coghlin ... son las figuras de la actual natación.
Del mismo modo se están batiendo continuamente los récords de distancia y resistencia impuestos por los nadadores de aguas abiertas (maratón), como es el caso de la nadadora estadounidense Gertrude Caroline. En consecuencia, las diferencias que separan a hombres y mujeres dentro de la natación de competición se han reducido mucho; ha descendido la edad en que los nadadores pueden competir con éxito y aún no se han alcanzado los límites físicos de la especialidad. El español David Meca se ha convertido en uno de los mayores baluartes de esta disciplina.
Entre los nadadores españoles podemos destacar, entre otros muchos, a Miguel Torres, Santiago Esteva, Mª Paz Corominas, los hermanos Escalas, Silvia Parera, o a los hermanos López Zubero, Sergi López, como medallistas olímpicos, y hasta los más recientes, y con mucho que decir aún en este deporte, María Peláez, Frederic Hviid, Lourdes Becerra, David Ortega, Nina Zhivanevskaya, Mireia García entre otros muchos.

Nacimiento de la natación en España
En 1.907, con la creación del Club Natació Barcelona, podemos decir que nace oficialmente la natación en España y su fundador Bernardo Picornell será también el primer presidente de la Federación Española de Natación. A partir de aquí, poco a poco, fueron surgiendo nuevos clubes hasta una lista de más de 800 que en la actualidad forman parte de la Federación, de ellos casi 50 en la Comunidad de Madrid.

Pruebas oficiales de natación
Los cuatro estilos o modalidades de la natación -crol, braza, espalda y mariposa- son practicados, a nivel competitivo, en instalaciones de 50 ó 25 metros de longitud (medidas oficiales de la FINA). Las distancias de las pruebas varían según los estilos, existiendo, en las competiciones internacionales de la actualidad, las siguientes pruebas oficiales:
  • ESTILO LIBRE - 50 m, 100 m, 200 m, 400 m, 800 m (femenino), 1.500 m (masculino)
  • ESPALDA - 100 m, 200 m
  • BRAZA - 100 m, 200 m
  • MARIPOSA - 100 m, 200 m
  • ESTILOS INDIVIDUAL - 200 m, 400 m
  • RELEVOS - 4x100 m (libres), 4x100 m (estilos), 4x200 m (libres)

Caben mencionar también las pruebas de natación de "larga distancia", en las que nuestro principal representante es el mencionado David Meca. Recibe el nombre de "natación larga distancia" cualquier competición que se lleve a cabo en aguas abiertas, hasta una distancia máxima de 25 kilómetros.

LAS ESPECIALIDADES DE LA NATACIÓN
Pero también existen, dentro de la natación, otras especialidades deportivas que son el waterpolo, los saltos de trampolín y palanca y la natación sincronizada.

EL WATERPOLO
El waterpolo es una disciplina de la natación que se desarrolla en un recinto acuático en el que dos equipos intentan introducir una pelota dentro de porterías situadas a ambos extremos del área de juego. Cada equipo está compuesto por 13 jugadores, pero sólo 7 pueden estar en el agua al mismo tiempo. El tiempo de juego se divide en cuatro períodos de 8 minutos cada uno.

Orígenes del waterpolo
El juego se desarrolló en Gran Bretaña entre 1869 y 1870 y se llamó polo porque los primeros jugadores iban montados en barriles que parecían caballos y golpeaban la pelota con mazos. Después se llamó waterpolo y fútbol en agua. En 1877 el escocés William Wilson redactó una serie de reglas que llegaron a ser las bases de las reglas internacionales. El juego sigue las directrices de la Federación Internacional de Natación (FINA), desde 1908.
Se hizo popular en Europa y América, introduciéndose por primera vez en unos Juegos Olímpicos en el año 1900. Ha sido un deporte con gran repercusión en Europa, sobre todo en Hungría, Italia, España, Alemania, Rusia y los Países Bajos. Hungría ha sido el país dominante desde principios de la década de 1930, habiendo ganado los Juegos Olímpicos seis veces y el Campeonato de Europa en numerosas ocasiones. El Campeonato del Mundo se celebró, por primera vez, en 1973 y la Copa del Mundo FINA en 1979, siendo ganadores, en ambas ocasiones, el equipo húngaro. La primera competición internacional femenina se celebró en 1978. Los equipos femeninos de los Países Bajos son los más fuertes de Europa Occidental.
En España, concretamente en las playas de Barcelona, ya se practicaba esta modalidad deportiva. Ha sido gracias a los éxitos de nuestra selección nacional cuando el waterpolo español ha empezado a ser más conocido, a pesar de que ya contaba con el reconocimiento internacional desde hacía tiempo. En estas selecciones tan exitosas las presencia de waterpolistas madrileños ha sido muy importante: Jesús Rollán, Pedro García, Micki Oca, Iván Moro, Daniel Moro, Javier Sánchez-Toril, Miguel Ángel González, .... Madrid se ha convertido en una importante cantera de jugadores de gran calidad y proyección.
No hace mucho tiempo el Real Canoe N.C. rompió la hegemonía catalana en esta bella disciplina alzándose con el título de Campeón de España dos años consecutivos. No podemos olvidar tampoco a otros clubes clásicos de Madrid: La Latina, Moscardó, Ondarreta-Alcorcón, y Concepción.

Área de juego y equipo
Para competiciones internacionales la piscina debe medir 20 m de ancho por 30 m de largo, con una profundidad de 1,8 m; para el juego femenino las dimensiones son 17 m de ancho por 25 m de largo. La pelota, que se parece a la de fútbol, es una esfera de goma muy inflada, de 68 a 71 cm de circunferencia y un peso de 400 a 450 g. Las porterías son estructuras rectangulares de madera, metal o plástico, cubiertas con una red y sujetas a los lados de la piscina por medio de unas bandas que las mantienen a flote; miden 30 cm de profundidad, 3 m de ancho y 90 cm de altura sobre la superficie del agua.

Equipo y árbitros
Un equipo de waterpolo está formado por 7 jugadores: un portero que debe defender la portería sin colgarse de ella ni usar los lados de la piscina y seis jugadores, además de cuatro suplentes. Con la excepción del portero, los jugadores sólo pueden usar una mano cada vez. Tienen que llevar gorros de diferentes colores para facilitar su identificación. Un partido requiere dos árbitros, dos cronometradores y dos anotadores y están divididos en cuatro periodos de siete minutos con un intervalo de dos minutos entre ellos.

Reglas de juego
El juego comienza cuando un jugador de cada equipo, que se encuentra desplegado en su área de portería, avanza hacia el centro de la piscina, donde se encuentra la pelota; el jugador que consiga su posesión intenta avanzar hacia la portería del oponente, pasándosela entre los compañeros de equipo, driblando a los contrarios con sus antebrazos. Cada gol vale un punto. Los jugadores pueden mover la pelota con cualquier parte del cuerpo, pero sólo pueden usar una mano a la vez y no pueden utilizar los puños cerrados. Ningún jugador, excepto el portero, cuando está defendiendo una portería en una piscina con poca profundidad, puede andar o usar el fondo de la piscina ni hundir la pelota por debajo de la superficie del agua. Los jugadores no deben impedir el libre movimiento de los adversarios, salvo el del jugador que tenga la pelota.
Con respecto a las infracciones, se imponen las siguientes sanciones durante el juego: una falta leve da lugar a un tiro libre mientras que una falta grave otorga al oponente un tiro libre desde la línea de cuatro metros (debiendo defender la portería sólo el portero) y la expulsión del jugador durante 35 segundos, hasta que se marque un gol, o hasta que el equipo defensor vuelva a tener posesión de la pelota, lo que ocurra en menor tiempo. Cuando un jugador acumula tres faltas graves, debe ser reemplazado por un sustituto.





SUBIR  SUBIR

Atención al Ciudadano

Instituto Madrileño del Deporte (IMDER)

Paseo de Recoletos, 14.
Código Postal: 28001
Distrito: Salamanca

Enlaces relacionados