Comunidad de Madrid - madrid.org

SALTAR NAVEGACIÓN

Comunidad de Madrid - madrid.org
 
Comunidad de Madrid - madrid.org
Volver a la home de madrid.org
Domingo, 20 de agosto de 2017

Buscadores

Formulario del buscador avanzado
Formulario del buscador general (Google)

Información Práctica


Pareja de mayores La curatela es la institución de guarda que se establece para complementar la capacidad de aquellas personas que, sin ser totalmente incapaces al conservar cierto grado de autogobierno que les permite adoptar las decisiones más sencillas sobre su persona y/o bienes, no alcanzan la plena capacidad.

La curatela es fundamentalmente una institución de asistencia, quedando limitada la intervención del curador a aquellos actos que la persona incapacitada no pueda realizar por sí solo, y que expresamente establezca  la sentencia.

Al igual que sucede con la tutela, la curatela solo puede ser declarada mediante sentencia judicial que declare la incapacidad en el grado que considere, o bien modifique una ya existente.


Designación del curador

El curador es aquella persona física o jurídica, que bajo la salvaguarda de la autoridad judicial, tiene como misión la asistencia a los incapacitados, en todos aquellos actos o negocios que, por determinación de la Ley o de la correspondiente sentencia judicial, no puedan realizar por sí solos. Es una función permanente, pero a diferencia del tutor, es de ejercicio intermitente, pues solo se precisa asistencia para determinados actos y carece de efectos personales.

El procedimiento para su nombramiento, las personas e instituciones que pueden ser curadores, las causas que impiden ser curador, las excusas para el ejercicio de la curatela, las obligaciones y derechos que conlleva el cargo y las causas de remoción son las mismas que para el tutor.

Funciones del curador

El curador, a diferencia del tutor, no es el representante legal de la persona incapacitada.

La función primordial del curador es asistir al incapaz, complementando su capacidad en los actos en que se considera necesaria la intervención del curador, los cuales deben quedar delimitados en la sentencia que haya establecido la curatela.


Extinción de la curatela

Las causas de la extinción de la curatela son el fallecimiento, la recuperación de la capacidad de obrar o la sustitución de la curatela por otra institución de guarda mediante resolución judicial.







SUBIR  SUBIR