02/04/2014

Campaña de inspección de ventas fuera de establecimiento

Ventas fuera de establecimiento
La Dirección General de Consumo realizó, entre diciembre de 2013 y enero y febrero de 2014, una campaña de control de empresas que venden fuera del establecimiento comercial. La Comunidad de Madrid, a través de los servicios de inspección, detectó que el 93% de las empresas que se dedican a este tipo de ventas informaba de forma defectuosa sobre los precios de sus productos.

Las modalidades más conocidas de ventas fuera de establecimiento son las que se realizan en una reunión de un hotel, restaurantes, excursiones organizadas o en la vivienda del consumidor.

Solo pudieron realizarse inspecciones en 15 de los 24 establecimientos programados, ya que el resto de las empresas o habían cesado en su actividad, o bien no se las localizó o desatendieron el requerimiento de inspección.

Principales incumplimientos

  • En 14 de las 15 empresas inspeccionadas (93%) se incluían cláusulas abusivas en los contratos con los consumidores, que autorizaban al empresario a imponer comisiones o indemnizaciones desproporcionadas en el caso de que el usuario se demorase en el pago (60%).
  • Cuatro de ellas incumplían la normativa sobre el derecho de desistimiento, obstaculizando o penalizando al consumidor el ejercicio de ese derecho.
  • El 33% vulneraba los derechos de protección de datos personales, obligando al consumidor a ceder sus datos a otras empresas o cediéndolos sin su consentimiento.
  • Un tercio de ellas incumplía la normativa de consumo, ya que no facilitaban factura ni recibo.
  • El 27% omitía en las facturas el desglose del IVA o la expresión “IVA incluido”.

Como consecuencia de la labor inspectora, la Dirección General de Consumo abrió expedientes sancionadores a 13 empresas del sector.

Reclamaciones

Consumo registró durante el año 2013 un total de 188 reclamaciones relacionadas con este tipo de ventas, lo que supone un ascenso del 4% respecto a las recibidas el año anterior. Las quejas se originaron por problemas con la anulación o rescisión del contrato (52,6%), un 8,5% tenían que ver con el cambio o devolución del producto y un 8,5% porque el producto era defectuoso.