05/12/2014

Campaña de inspección de centros de depilación láser

Centros de depilación láser
La Dirección General de Consumo participó, durante los meses de junio y julio de 2014, en una campaña nacional de control en centros de depilación láser. En ella colaboraron también 10 municipios: Alcorcón, Alcobendas, Arganda, Boadilla del Monte, Getafe, Leganés, Pinto, Rivas, Valdemoro y Villanueva del Pardillo.

El objetivo era controlar el cumplimiento de la legislación general de consumo en los establecimientos que ofrecen este tipo de servicio, como centros de belleza y estética y peluquerías.

 

Resultados obtenidos

Los servicios de consumo visitaron 78 establecimientos, de los que el 63% utiliza aparatos de luz pulsada y el 36%, láser.

  • El 16% del personal que realiza depilación y maneja aparatos en los centros de depilación láser no acredita formación ni cualificación específica para realizar estas tareas. El 63% sí es titulado en estética o ha recibido formación por parte del suministrador del aparato, un resultado prácticamente idéntico a la misma campaña de este tipo realizada por la Comunidad de Madrid en 2011.
  • El 40% de los aparatos láser obligados a exhibir advertencias de seguridad en función de su potencia carece de ellas.
  • El 28% de las máquinas de luz pulsada presentan irregularidades al no tener marcadas la razón social y la dirección completa del fabricante.
  • No se aporta el manual de instrucciones que debe acompañar al aparato ni la declaración de conformidad emitida por el fabricante en el 16% de los casos.
  • 24 de los 78 establecimientos visitados no indican de manera visible el precio de los productos que vende. Uno de ellos tampoco muestra el precio de los servicios que ofrece.
  • El 12% no emite factura o tiques correctos.
  • El 6,4% no dispone de hojas de reclamaciones.

La Dirección General de Consumo recibió hasta el mes de noviembre 11 reclamaciones relacionadas con los centros de depilación láser, un 42% menos que el año anterior, la mayoría motivadas por prestación de servicio defectuoso.