• Favorito / Compartir

Mobiliario

Al igual que el resto de productos, los muebles deben cumplir una serie de requisitos de seguridad para evitar poner en riesgo la salud de los usuarios.

 Mobiliario

Sustancias químicas

En el momento de comprar un mueble, hay que tener en cuenta además otros aspectos, como los compuestos químicos que contiene o su acabado general. Las pinturas, barnices, etc. no deben contener demasiados metales pesados, como cromo, bario o plomo, sobre todo si se trata de mobiliario infantil.

Por otro lado, los tableros suelen estar pegados con un gas que se llama formaldehído (el mismo que desprenden los coches y el humo del tabaco) y que está considerado como sustancia peligrosa. Por eso, el fabricante del tablero debe aportar una documentación donde se especifique el contenido de este gas en el producto y si esa cantidad está dentro de los límites especificados en la legislación (tener menos de 50 miligramos de formaldehído libre por cada 100 gramos de tablero, a los 30 días de su fabricación). También el fabricante de muebles debe responsabilizarse de que el mueble, en el momento de su venta, tenga una emisión de aldehído fórmico menor a 0,15 miligramos por metro cúbico.

Construcción

En cuanto al acabado, el consumidor debe fijarse en aspectos como:

- aristas y bordes: que estén bien pegados, que sean redondeados y no tengan puntas que corten o arañen, sobre todo en mobiliario infantil.

- anclajes y dispositivos de apertura y cierre o de plegado: que resistan peso, que estén bien sujetos y que no supongan riesgo sobre todo para los niños.

- tapas: si se abren y cierran horizontalmente, que dispongan de algún sistema que evite cierres bruscos o incontrolados que puedan dañar las manos.

- cajones: que tengan topes para impedir que salgan del mueble y puedan ocasionar lesiones.

- recubrimientos: que la madera sea la adecuada al uso que se le va a dar a ese mueble, es decir, si es para exterior, que sea de teca, por ejemplo, pues es un material resistente a la humedad.

Garantía

En general, los productos tienen una garantía legal de dos años, de la que es responsable el vendedor. Por eso, es importante conservar el documento de garantía o la factura que debe entregar el comerciante al consumidor y que le permitirá reclamar cualquier defecto de fábrica. A veces el vendedor decide ampliar esta garantía, pero debe reflejarlo en un documento escrito.

Mobiliario infantil

Los muebles destinados a niños, sobre todo a menores de cinco años, deben llevar una etiqueta específica, al margen de la que se ha mencionado anteriormente. En ella, se debe informar sobre:

- Que se trata de un mueble para niños menores de cinco años.

- El número de registro industrial del fabricante español o, si es un mueble importado, número de identificación fiscal del importador.

- La identificación y domicilio del fabricante, importador o vendedor.

Cunas

La legislación establece unos requisitos de seguridad concretos para las cunas de madera:

Mobiliario

- Que sean de madera sólida, estable, segura y homologada.

- Si lleva adornos, que estén bien sujetos y que no se puedan desprender fácilmente para evitar que el bebé se los lleve a la boca.

- Que tenga al menos 60 centímetros de ancho y que sea 20 centímetros más larga que la altura del niño.

- Que entre los barrotes haya una distancia entre 4,5 y 6,5 centímetros, para evitar que el pequeño introduzca la cabeza. Las láminas del somier también deben tener una distancia máxima entre ellas por el mismo motivo.

- Que no exista ningún punto que ayude al niño a trepar.

- Que la altura de la base de la cuna se pueda regular en función del crecimiento del bebé. Si alguno de los laterales se puede bajar o subir, es importante que el mecanismo para hacerlo sea suficientemente complejo y que no pueda atrapar los dedos del niño.

- Si lleva cuatro ruedas, que al menos dos puedan bloquearse.

En cunas plegables, hay que tener en cuenta que:

- Deben llevar dos sistemas de bloqueo, en el caso de que se plieguen hacia el interior.

- Debe ser necesario levantar el somier para poder plegar la cuna.

- No se debe poder extraer el relleno del borde de la cuna.

Las instrucciones de uso de cualquier tipo de cuna tienen que llevar, entre otras, advertencias como estas:

- "Tener presente el riesgo de situar la cuna cerca del fuego o de otras fuentes de calor".

- "No utilizar la cuna si cualquiera de sus componentes está roto ".

- "La cuna está lista para su uso únicamente cuando los mecanismos de bloqueo están en funcionamiento".

- "Si se deja al niño en la cuna sin vigilancia, asegúrese siempre que el lateral móvil está cerrado ".

- Tamaño mínimo del colchón a utilizar con la cuna.

- "Para evitar riesgos de caídas, no debe utilizarse si el niño es capaz de salir de la cuna".

Por último, todas las cunas que cumplan la normativa, deben ir marcadas de manera permanente con la siguiente información, además de los datos especificados anteriormente:

- Referencia a la norma europea EN 716-1:2008.

- Espesor máximo del colchón a utilizar, que se puede indicar mediante una frase, una marca en la cuna a la altura correcta, etc.

Mobiliario

Sillas altas para niños

Estas sillas se consideran seguras si:

- no tienentubos con extremos abiertos,

- no tienenpartes salientes, arandelas flojas, tuercas... donde algún miembro del niño pueda quedar aprisionado,

- la estructura no gira ni se pliega estando el niño en la silla,

- están diseñadas de forma que el niño no se desplace hacia delante fuera del asiento,

- tienen brazos u otra protección lateral,

- llevan la advertencia: "Cuando el niño lleve el arnés de seguridad, éste debe fijarse y ajustarse correctamente", en el caso de que la silla disponga de este arnés.

 

Se puede completar la información sobre mobiliario accediendo al The embedded asset has been deleted:
Asset Type: FRAME_Enlace_FA
Asset Id: 1343066907187
PAGENAME: PortalFramework/FRAME_Enlace_FA/FRAME_enlaceEWebEditPro
disponible en nuestra web.