• Favorito / Compartir

Viajes combinados y servicios de viaje vinculados

Agencias de viajes
La legislación en materia de viajes combinados busca proteger los derechos de los viajeros en la celebración de sus viajes, incluyendo a aquellos que viajan por motivos profesionales, excepto cuando lo hagan a través de un convenio general con su empresa. Por ello, la legislación establece unos derechos que los organizadores de viajes deben cumplir, tanto para los viajes combinados como para los servicios de viaje vinculados.

Viaje combinado

Se denomina viaje combinado a la combinación de al menos, dos servicios turísticos para un mismo viaje como, por ejemplo, el transporte, el alojamiento o el alquiler de vehículos.

Estos viajes serán combinados cuando se organicen y contraten con un solo empresario. Asimismo, en el caso de que se celebren varios contratos con distintos empresarios, también se considerarán viajes combinados siempre y cuando reúnan alguna de las siguientes condiciones: 

  • Se anuncien como “viaje combinado” o alguna denominación similar, como “oferta combinada”, “paquete turístico” o “todo incluido”.
  • El viaje es contratado en un único punto de venta y los servicios son seleccionados conjuntos antes de que el viajero acepte el pago.
  • Son ofrecidos o vendidos a un precio global o a tanto alzado.
  • El empresario permite al viajero elegir entre una selección de distintos tipos de servicios de viaje.
  • Son contratados a través de procesos de reservas en línea conectados, donde los datos del viajero (nombre, datos de pago y dirección de correo) son transmitidos por el primer empresario con el que se realiza el contrato a los demás, menos de 24 horas después de la confirmación de reserva del primer servicio.

No se considerarán viajes combinados los servicios turísticos que no constituyan más del 25% de la combinación del viaje o se contraten después de que se haya iniciado el viaje. Asimismo, no se incluye como viaje combinado aquellos cuya duración sea menor de 24 horas y no incluya un alojamiento o los que se ofrecen, de manera ocasional y sin ánimo de lucro, únicamente a un grupo limitado de viajeros.

Servicios de viaje vinculados

Los servicios de viaje vinculados son una nueva modalidad de contratación de viajes que nace de la actual legislación de viajes combinados. Se denomina viaje vinculado a aquel que incluye también dos tipos diferentes de servicios de viaje adquiridos con motivo del mismo viaje y dan lugar a la celebración de contratos distintos con cada uno de los prestadores de estos servicios de viaje.

Para que un viaje sea vinculado, se debe cumplir alguna de estas dos condiciones:

  • Con ocasión de una única visita o contacto con el punto de venta del empresario, los viajeros seleccionen y contraten por separado cada servicio del viaje.
  • Si la empresa con la que se contrata el primer servicio facilita uno adicional con otro empresario y el viajero lo contrata como muy tarde 24 horas después del primer contrato.

En ambos casos, el empresario que facilite estos servicios deberá indicar de forma clara, precisa y destacada que el viajero no podrá acogerse a ninguno de los derechos que se aplican a los viajes combinados, así como que gozará de protección frente a la insolvencia de la empresa organizadora, es decir, el primer empresario con el que se contrata, que actúa como facilitador de la segunda contratación, está obligado a constituir una garantía para responder de la solvencia de ambos servicios.

Derechos de los viajeros que contratan un viaje combinado

  1. Información previa al contrato
  2. Contrato
  3. Revisión de precios
  4. Modificación del contrato
  5. Cancelación del viaje
  6. Cesión del viaje

1. Información previa al contrato

El organizador debe facilitar al viajero información detallada con la oferta del viaje combinado, que debe incluir la información siguiente:

1. Destino o destinos del viaje y medios de transporte, con mención de sus características y clase.

2. Duración, itinerario y calendario de viaje.

3. Relación de los alojamientos con indicación de su ubicación, categoría y características, así como su clasificación turística en los países donde exista clasificación oficial.

4. Número de comidas que se van a servir y si las bebidas están o no incluidas en el menú.

5. El idioma en el que se prestarán los servicios, en el caso de que el disfrute de los mismos dependa de la capacidad del viajero para entenderse.

6. Si el viaje es apto para personas con movilidad reducida, información sobre la idoneidad del viaje en función de sus necesidades.

7. Documentación necesaria para viajar: pasaportes, visados y las formalidades sanitarias necesarias.

8. Precio final del viaje combinado, precio estimado de las excursiones optativas, modalidades de pago, importe o porcentaje del precio que deba pagarse en concepto de anticipo, calendario para el pago de la parte de precio que quede pendiente y condiciones de financiación, en el caso de que se oferten.

9. Número mínimo de inscripciones necesarias para la realización del viaje, y si lo hay, fecha límite para informar al viajero de la anulación por falta de inscripciones.

10.Indicación de que el viajero puede cancelar el contrato en cualquier momento antes del inicio del viaje, a cambio del pago de una penalización adecuada y justificable.

11. Nombre y domicilio del organizador del viaje, así como, el número de teléfono y correo electrónico. 
 
12. Toda información adicional y adecuada sobre las características del viaje ofertado.

En el caso de que el viaje combinado se realice a través de varios empresarios, el organizador al que se le transmiten los datos garantizará que cada uno de los demás facilite la información completa anteriormente citada, antes de la firma del contrato.

La información contenida en el folleto es vinculante para el organizador del viaje y no se modificará salvo que las partes contratantes acuerden expresamente lo contrario. El organizador, o en su caso, el minorista, comunicarán al viajero de manera clara y destacada los cambios que se produzcan en la información previa al contrato.

Además es el empresario el responsable de probar que ha aportado al viajero toda la información relativa al viaje.

En el caso de que el minorista no informe, antes de la celebración del contrato, sobre las comisiones, cargos u otros costes adicionales, el viajero no tendrá que abonarlos.

Agencias de viajes

2. Contrato

El contrato debe formalizarse por escrito en lenguaje claro y comprensible. El viajero tiene derecho a recibir una copia del contrato en soporte duradero. También cuando este se realiza fuera del establecimiento.

En él deben figurar, al menos, los datos siguientes:

1. La información precontractual, descrita en el apartado anterior.

2. El nombre de la entidad garante en caso de insolvencia.

3. Cualquier solicitud del viajero que haya sido aceptada por el organizador.

4. La obligación del viajero de comunicar, por escrito o de cualquier otra forma que deje constancia, los incumplimientos del contrato.

5. El procedimiento para formular una reclamación e información sobre los sistemas de resolución alternativa de litigios.

6. Para los viajes y estancias de menores en el extranjero, la información que permita establecer un contacto directo con ellos o con los responsables de su estancia durante el viaje.

Además, en el momento de formalizar el contrato, el organizador tiene que facilitar al viajero los títulos, bonos y demás documentos de los servicios contratados, así como entregar una factura en la que figure el precio total abonado.

Agencias de viajes

3. Revisión de precios

Después de la firma del contrato, los precios únicamente pueden incrementarse si viene indicado expresamente esa posibilidad en el mismo y se da alguna de estas siguientes circunstancias: variaciones al alza o la baja en el precio de los transportes (incluido el coste del carburante), las tasas e impuestos relativos a determinados servicios o variación de los tipos de cambio de divisa aplicados al viaje organizado. Esta revisión, solamente podrá producirse hasta 20 días antes de la salida.

Adicionalmente, si en el contrato indica la posibilidad de aumento de precio del viaje, se debe indicar también la reducción en el precio correspondiente a la reducción de los costes de combustible, tasas e impuestos o los tipos de cambio aplicados. En este caso, el organizador podrá deducir los gastos administrativos reales del reembolso que se deben devolver al viajero. En este caso, el organizador podrá deducir los gastos administrativos reales del reembolso que debe devolver al viajero.

Si el aumento de precio excede del 8% del precio total del viaje combinado, el viajero podrá decidir si acepta el cambio de precio o resuelve el contrato sin pagar ninguna penalización.

4. Modificaciones del contrato

Si antes de la salida del viaje, el organizador se ve obligado a modificar algún elemento esencial del contrato o la modificación en el precio del viaje excede el 8% del total, debe ponerlo en conocimiento del viajero. Así, podrá optar entre poner fin al contrato sin penalización alguna o aceptar su modificación. En este caso, se tendrán que precisar por escrito las variaciones introducidas y su repercusión en el precio.

El cliente debe comunicar la decisión que tome al organizador dentro de un plazo razonable desde que tuvo conocimiento de la modificación. En el supuesto de que no notifique su decisión, se entenderá que opta por poner fin al contrato.

El viajero tiene derecho a que se le devuelvan las cantidades que haya pagado en un plazo de 14 días naturales.

5. Cancelación del viaje

En cualquier momento anterior al inicio del viaje, el viajero tiene derecho a cancelar el mismo. Tiene derecho a la devolución de los pagos que ha realizado, pero debe abonar al organizador una penalización que sea adecuada y justificable. El contrato puede especificar esta penalización. Si no lo hace, equivaldrá al precio del viaje combinado menos el ahorro de costes y los ingresos derivados de la utilización alternativa de los servicios de viaje.

En caso de circunstancias inevitables y extraordinarias en el lugar de destino o en las inmediaciones que afecten de forma significativa a la ejecución del viaje combinado o al transporte de pasajeros al lugar de destino, el viajero tendrá derecho a resolver el contrato antes del inicio del mismo sin pagar ninguna penalización.

El organizador y, en su caso, el minorista podrán cancelar el contrato y reembolsar al viajero la totalidad de los pagos que este haya realizado, sin necesidad de compensación cuando:

El número de personas inscritas para el viaje combinado es inferior al exigido y así se comunique por escrito al viajero antes de la fecha límite fijada a tal fin en el contrato:

  • Veinte días naturales antes del inicio del viaje combinado en el caso de los viajes de más de seis días de duración.
  • Siete días naturales antes del inicio del viaje combinado en el caso de los viajes de entre dos y seis días de duración.
  • Cuarenta y ocho horas antes del inicio del viaje combinado en el caso de viajes de menos de dos días de duración.

El organizador se ve en la imposibilidad de ejecutar el contrato por circunstancias inevitables y extraordinarias y se notifica la cancelación al viajero sin demora indebida antes del inicio del viaje combinado.

También existen unos seguros de cancelación que cubren los gastos de los titulares del viaje hasta un importe máximo.

6.- Cesión del viaje

El viajero puede ceder
gratuitamente su reserva a otra persona siempre que reúna todas las condiciones exigidas por el organizador para realizar el viaje contratado (por ejemplo, que tenga el visado en el caso de que el país de destino lo solicite).

La cesión debe comunicarse por escrito al organizador, o en su caso al minorista, con una antelación de 7 días antes de la fecha de inicio del viaje, salvo que las partes pacten un plazo menor en el contrato.

Garantía y solvencia

Los empresarios que faciliten servicios de viaje vinculados y viajes combinados deberán constituir una garantía frente a la insolvencia, en forma de aval, contratación de un seguro o un fondo de garantía.

La garantía deberá ser efectiva y cubrir los costes que sean previsibles de manera razonable. Cubrirá el importe de los pagos realizados directamente por los viajeros en relación con viajes combinados en temporada alta, teniendo en cuenta el período comprendido entre los pagos anticipados y los pagos finales y la finalización de los viajes combinados.

Además, los organizadores y minoristas tienen la obligación de constituir una garantía que responda con carácter general, a los incumplimientos de las obligaciones derivadas de la prestación de sus servicios.

Tendrán la obligación también los organizadores no establecidos en un estado miembro pero que vendan u ofrezcan sus servicios en España.

Si dichos empresarios son la parte responsable del transporte de pasajeros, la garantía cubrirá también la repatriación de los viajeros.

La insolvencia se entenderá producida tan pronto como sea evidente que, por la falta de liquidez de los organizadores o de los minoristas, los servicios de viaje dejen de ejecutarse, no vayan a ejecutarse o vayan a ejecutarse solo en parte, o cuando los prestadores de servicios requieran a los viajeros pagar por ellos.

Responsabilidades de la empresa: errores en la reserva

Los empresarios que faciliten servicios de viajes vinculados y organicen viajes combinados se responsabilizarán de los errores debidos a los defectos técnicos que se produzcan en el sistema de reservas, durante el proceso de reserva de un viaje combinado o viaje vinculado.