• Favorito / Compartir

Elementos del vehículo: taxímetro, módulo luminoso y mamparas de seguridad

Taxi
Todos los vehículos que prestan servicio de taxi en la Comunidad de Madrid son de color blanco y deben llevar de forma visible, en la parte superior derecha de la luna trasera del vehículo y en las puertas delanteras, el número de licencia municipal en negro y el escudo del municipio que le haya otorgado la licencia. Esta licencia estará también incluida en una placa dentro del vehículo*.

En cuanto a las matrículas, los taxis matriculados a partir del 1 de agosto de 2018 deben llevar la matrícula trasera con fondo reflectante de color azul y con los caracteres pintados en blanco mate. Los vehículos matriculados antes de esa fecha, tendrán un año de plazo para adecuar sus matrículas al nuevo formato.

Todos los taxis deben ir provistos de aparato taxímetro y módulo luminoso.

El taxímetro debe estar situado en el salpicadero del coche de forma visible y tiene que iluminarse al entrar en funcionamiento (bajada de bandera), de forma que el viajero pueda ver en todo momento el importe del servicio. Excepcionalmente, en pequeños núcleos urbanos, el órgano municipal competente podrá eximir al taxista de la obligación de instalar el aparato siempre y cuando se establezca un sistema de recorrido con tarifa fija y se acuerden medidas que impidan un cobro abusivo.

El módulo luminoso debe estar situado en la parte delantera del techo para que se pueda visualizar desde el exterior la tarifa que está siendo aplicada, así como, en su caso, la situación de disponibilidad del vehículo.

Tanto el taxímetro como el módulo luminoso deben estar comprobados y precintados por el órgano administrativo competente.

También se podrán instalar mamparas de seguridad en los vehículos siempre que se tenga autorización del órgano municipal y si son homologadas. Las mamparas deberán llevar dispositivos que permitan tanto el pago del servicio desde el interior como la comunicación entre conductor y usuario.

*Requisitos incluidos en el Decreto 35/2019, de 9 de abril del Consejo de Gobierno, por el que se modifica el Reglamento de los Servicios de Transporte Público Urbano en Automóviles de Turismo aprobado por Decreto 74/2005, de 28 de julio. Los titulares de los taxis tendrán dos años de plazo para adecuar sus vehículos a esta normativa.