• Favorito / Compartir

Derechos de los usuarios

Taxi
 

Los usuarios del taxi tienen reconocidos, entre otros, los siguientes derechos:
  • Que no se efectúe la bajada de bandera antes de que entre en el taxi y haya indicado el lugar de destino al conductor, excepto cuando se trate de un servicio contratado por radio-taxi, por vía telemática o por teléfono, en cuyo caso, se entenderá iniciada la carrera en el lugar de partida del vehículo, con los importes máximos autorizados en cada caso.
  • Que en caso de avería, accidente, reposición de combustible u otros motivos no imputables al usuario, se detenga el contador. Una vez resuelto el incidente, el taxímetro se pondrá en marcha sin que haya que volver a bajar la bandera. Si el incidente impide continuar el viaje, el usuario sólo tendrá que abonar el importe de la carrera hasta ese momento, descontando de ese importe la cantidad que corresponda a la bajada de bandera. En este caso y si los medios se lo permiten, el conductor deberá solicitar y poner a disposición del usuario otro taxi que sólo podrá empezar a cobrar desde donde se accidentó o averió el primero.
  • Transportar consigo cualquier equipaje normal (maletas, bultos de mano) que quepa en la baca o en el maletero del coche y no cause deterioro en el vehículo.
  • Acceder con perro de asistencia, un máximo de dos personas. El animal, que no computará en el número de plazas autorizadas para el vehículo, debe ir tendido a los pies del usuario. 
  • Que el conductor lleve al usuario al destino solicitado utilizando para ello el itinerario óptimo, salvo que el cliente exprese su voluntad de utilizar otro distinto.
  • A exigir un recibo por el servicio prestado en el que debe constar la siguiente información: número de licencia, NIF, matrícula del vehículo, precio de la carrera, fecha y firma del taxista. Es recomendable pedirla siempre, ya que es una garantía importante si se quiere reclamar.
  • Solicitar y obtener, hojas de reclamaciones en los vehículos. En ellas el usuario podrá exponer cualquier reclamación o sugerencia sobre la prestación del servicio.