• Favorito / Compartir

Consejos

Enseñanza
 
En el momento de contratar un curso en un centro de enseñanza no reglada hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

• No se deje guiar únicamente por la publicidad y solicite siempre información sobre: el contenido del curso y la metodología, el material necesario (libros, multimedia, clases prácticas…), la duración y la programación, los títulos o certificados que se pueden obtener, el precio total del curso desglosado por conceptos (matrícula, material, etc.) y las formas y modalidades de pago.

• Recuerde que las condiciones de pago del curso deben ser negociables, es decir, que la academia debe ofrecer la posibilidad de pagar por adelantado o de forma aplazada, financiar el curso con la entidad que se desee, etc.

• Si le ofrecen la posibilidad de financiar el coste del curso con la propia academia, examine también otras ofertas alternativas de financiación y escoja la que le sea más ventajosa.

• En el caso de optar por la financiación ofrecida por el centro, es aconsejable solicitar que el crédito quede expresamente vinculado por escrito al contrato de enseñanza.

• Antes de firmar el contrato léalo detenidamente y recuerde que deben entregarle una copia si usted lo solicita. Si ha optado por la financiación, revise también detenidamente el documento antes de firmarlo.

• Una vez firmado el contrato, conserve toda la documentación que le faciliten, incluida la publicidad del curso y del centro de enseñanza, ya que todos esos documentos tienen valor contractual y su contenido es de obligado cumplimiento.

• En el caso de que haya contratado el curso a distancia o fuera del establecimiento mercantil, recuerde que tiene derecho a poner fin a ese contrato en el plazo de 14 días naturales desde la firma del contrato o la recepción del material, en su caso.

• En caso de tener algún problema, solicite la hoja de reclamaciones. Los establecimientos tienen obligación de tenerla a disposición del usuario que la solicite. Además, las oficinas de consumo nos pueden informar de si la empresa está adherida al Sistema Arbitral de Consumo y, si es así, solicitar un arbitraje.