• Favorito / Compartir

Obligaciones de la empresa

Tatuajes
 
Los establecimientos que ofrecen este tipo de servicios tienen que cumplir una serie de obligaciones:
  • Estar inscritos, antes de ejercer la actividad, en el registro de establecimientos de tatuajes, micropigmentación, piercing u otras prácticas similares de adorno corporal. En la Comunidad de Madrid el registro está adscrito a la Dirección General de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad.

  • Contar con tres zonas aisladas y diferenciadas:

- Recepción

- Área de trabajo

- Zona de preparación del material, donde se realizan las tareas de limpieza, esterilización, desinfección y preparación del instrumental.

La zona de trabajo y de preparación del material debe disponer de un lavamanos que no se accione con la mano, dispensador de jabón y toallas de un solo uso.

  • Conservar las instalaciones en condiciones higiénicas, garantizar una adecuada ventilación e iluminación del establecimiento y disponer de agua fría y caliente de consumo público. Además, la camilla o sillón donde se tumba el cliente, debe estar protegido con un protector de un solo uso que evite el contacto con el cuerpo.

  • Utilizar agujas, cuchillas y jeringuillas esterilizadas y desechables, que deben ser desprecintadas en presencia del usuario. Podrán utilizarse aparatos o utensilios que no sean de un solo uso siempre que puedan ser desinfectados o esterilizados.
Tatuajes

Las tintas deben estar autorizadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, y los recipientes donde se colocan deben ser estériles y de un solo uso.

En el caso del piercing, el material del adorno tiene que ser: de acero quirúrgico, de oro de 14 quilates o de titanio, y debe estar envasado hasta su utilización.

  • Disponer de un botiquín equipado con el material suficiente para que, en caso de necesidad, se puedan prestar los primeros auxilios. También se deben tener los números de teléfono de los servicios sanitarios de urgencia. .

  • Contar con personal cualificado y vacunado contra la hepatitis B y el tétanos.

  • A la hora de realizar el trabajo, el profesional debe cumplir con las siguientes normas de higiene:

- Lavarse y desinfectarse las manos al iniciar y finalizar la actuación, y cada vez que esta se interrumpa, así como utilizar guantes estériles y de un solo uso.

- No realizar estas prácticas si se tiene algún corte, herida, quemadura o cualquier otra lesión.

- Utilizar ropa (bata blanca) y calzado limpio y de uso exclusivo.

  • Proporcionar, mediante carteles o folletos situados en la zona de recepción, la siguiente información:

- Una relación de los servicios que se prestan en el establecimiento y los precios, impuestos incluidos.

- Los riesgos sanitarios y complicaciones que puede conllevar la realización de la práctica, así como los cuidados necesarios que hay que tener hasta que cicatrice.

  • Ofrecer al cliente un documento de consentimiento informado, donde se explica la práctica que se va a realizar, los riesgos, los cuidados y otra información importante para el usuario, y cuyo consentimiento está obligado a firmar el cliente, antes de realizar la actuación. Los menores de edad no emancipados, tienen que presentar una autorización del padre o tutor.

Si desea ampliar la información sobre estas prácticas, consulte el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid.