• Favorito / Compartir

Inspección técnica de vehículos (ITV)

Vehículos
 
Para garantizar la seguridad de las personas, reducir el riesgo de accidentes por causas técnicas y proteger el medio ambiente a través de la reducción de los gases de escape, todos los vehículos tienen obligación de someterse a una inspección técnica periódica o ITV.

Tipos de ITV

  • Periódica: la deben realizar todos los vehículos. La periodicidad de la revisión depende de la clase de automóvil (turismo, ciclomotor, etc.), la antigüedad y el uso al que se destina.
  • No periódica: únicamente debe realizarse en determinados casos como prematriculaciones, legalización de reformas hechas en vehículos, inspecciones para la emisión de duplicados de tarjetas de ITV, etc.

Documentación

Para pasar la ITV es necesario presentar los originales de los siguientes documentos:

  • Tarjeta de inspección técnica;
  • Permiso de circulación;
  • Informe de inspección técnica (en caso de no ser la primera vez).

Frecuencia de la inspección técnica periódica

Según la legislación vigente, las actuaciones deben realizarse con la siguiente periodicidad:

  • Motocicletas, vehículos de tres ruedas, cuadriciclos y cuadriciclos ligeros, ciclomotores de tres ruedas y quads. La primera inspección debe efectuarse cuando el vehículo tiene cuatro años, pasado ese tiempo debe realizarse cada dos años.
  • Ciclomotores de dos ruedas.  La primera inspección debe efectuarse cuando el vehículo tiene tres años, después cada dos años.
  • Vehículos de uso privado (hasta nueve plazas), autocaravanas y vehículos vivienda. la primera ITV debe hacerse cuando el vehículo tiene 4 años, después cada 2 años, y cuando el vehículo cumpla los 10 años, anualmente.
  • Vehículos históricos. Cuando un vehículo pase a tener características de histórico, deberá tener, al menos, una revisión periódica cada dos años cuando el vehículo tenga más de cuarenta años, cada 3 cuando tenga entre cuarenta y cuarenta y cinco años y será cuatrienal cuando el vehículo cuente con más de cuarenta y cinco años.

Se catalogan como vehículos históricos, aquellos automóviles que tengan una antigüedad mayor a 30 años, que hayan dejado de producirse y que se conserven en su estado original y no hayan sido sometidos a ningún cambio fundamental en cuanto a sus características técnicas o componentes principales, como el motor, los frenos, la dirección, la suspensión o la carrocería.

También es obligatorio pasar la ITV en los siguientes casos: si el vehículo sufre algún tipo de accidente que dañe algún elemento de seguridad (dirección, transmisión, suspensión, etc.); si se realiza alguna modificación importante en el mismo; o si se cambia el uso del vehículo (por ejemplo, un vehículo utilizado por una autoescuela lo adquiere un particular para uso privado).

Es importante conocer que, a efectos de determinar la periodicidad de la inspección, la antigüedad del vehículo vendrá dada por la fecha de la primera matriculación o puesta en servicio. La nueva legislación permite realizar la nueva inspección, en los 30 días naturales precedentes a la expiración del plazo de validez de la anterior, en cuyo caso no se modificará la fecha para la próxima revisión.

La inspección consiste en comprobar el correcto funcionamiento de, entre otros, los siguientes elementos: acondicionamiento exterior, carrocería y chasis; acondicionamiento interior, alumbrado y señalización; emisiones contaminantes; frenos, dirección, ejes, neumáticos, suspensión; y  el conjunto del motor y la transmisión.

En el caso del control de las emisiones, los sistemas de diagnóstico a bordo (DAB) permiten mejorar la eficacia cuando se evalúan las emisiones de los vehículos en función de su categoría de emisión. Es por ello, que la normativa europea exige a las empresas de ITV que cuenten con estas herramientas de diagnóstico para detectar las emisiones contaminantes.

Además, podrán entregarse los distintivos ambientales acreditativos del nivel de emisiones del vehículo, en aquellos casos en que modificaciones de naturaleza técnica hayan podido variar la clasificación ambiental inicial del vehículo inspeccionado.

Asimismo, la nueva normativa reconoce los certificados expedidos en otros países miembros de la Unión Europea. Es por ello, que ya no será obligatorio pasar la ITV cuando se adquiere un vehículo extranjero y decide matricularlo en el país de origen del consumidor.

Por último, en el informe de inspección técnica de vehículos debe constar la matrícula que figura en el permiso de circulación, así como la lectura del cuentakilómetros en el momento de la inspección.

Vehículos


Resultado de la inspección

Una vez realizada la inspección, si no se ha detectado ninguna anomalía, se le entrega al usuario un informe favorable y una pegatina o distintivo (donde consta la fecha de la próxima revisión), que debe colocarse en un lugar bien visible del vehículo.

Si se detectan anomalías la inspección puede ser calificada como:

  • Desfavorable: el vehículo queda inhabilitado para circular y únicamente se puede utilizar para desplazarse hasta el taller donde se van a reparar las anomalías y volver a las instalaciones de la ITV para realizar una nueva inspección.
  • Negativa: las deficiencias detectadas en el vehículo son de tal gravedad que constituyen un peligro para los ocupantes del coche y para el resto de usuarios de la vía pública, por lo que su traslado al taller debe realizarse a través de una grúa o cualquier otro medio que no implique la circulación del automóvil.

En estos casos, se debe cumplimentar y entregar al usuario un informe de anomalías, que el consumidor debe subsanar en un plazo no superior a dos meses. Existe libertad para elegir la estación de ITV que desee para efectuar tanto la primera inspección técnica como las inspecciones sucesivas tras la subsanación de defectos.

Transcurrido ese tiempo:

  • Si el titular no presenta el vehículo para una nueva inspección, la estación ITV puede proponer su baja ante la Jefatura Provincial o Local de Tráfico. 
  • Si el automóvil es presentado a la segunda revisión fuera del plazo concedido para la corrección de las anomalías, debe realizarse una nueva inspección completa del vehículo.

Más información

La Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid ofrece a los ciudadanos una página web donde se puede consultar toda la información relativa a la ITV, así como localizar dónde se encuentran ubicadas las Estaciones de ITV de la Comunidad de Madrid.

Reclamaciones

Las estaciones de ITV tienen obligación de tener a disposición del consumidor que la solicite la hoja de reclamaciones, a través de la que el usuario puede exponer cualquier queja o sugerencia sobre la prestación del servicio.

Si el consumidor decide rellenarla con su queja o comentario, tiene que presentar después el original en la oficina de información al consumidor más próxima a su domicilio.