• Favorito / Compartir

Encendedores


Los encendedores o mecheros son aparatos que sirven para encender algo por medio de una llama o chispa. Dentro de esta categoría se incluyen desde los más corrientes (los desechables, los de plástico y los de metal de bajo coste) hasta los recargables. Pueden ser de gas o de gasolina y con llama fija o regulable.

Por sus características, al generar una fuente de calor y contener en su interior combustible inflamable, estos productos pueden entrañar un riesgo para la salud y seguridad de los consumidores principalmente si son manipulados por los niños.


Encendedores 

Para evitar posibles accidentes entre la población infantil, la normativa vigente (Resolución de 18 de febrero de 2016, de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), establece que los encendedores deben cumplir con las siguientes medidas de seguridad:

  • Disponer de un mecanismo de seguridad que, debido a la fuerza o destreza necesarias para accionarlo, impida que el mechero pueda ser encendido por niños menores de 4 años y tres meses (51 meses).

    Esta exigencia no se aplica a los encendedores recargables, que  conllevan un uso continuado y previsiblemente seguro durante, al menos, un período de tiempo de cinco años, y que ofrecen la posibilidad de ser reparados en servicios postventa. La mayoría de los accidentes sucedidos entre la población infantil se producen con mecheros desechables; muy pocos son provocados por los recargables.
  • No deben tener un diseño que sea atractivo para los niños. Se prohíbe la comercialización de encendedores que se asemejen a objetos especialmente atractivos para los niños o de fantasía (por ejemplo, juguetes, teléfonos móviles, alimentos, coches, bebidas, etc., o que tengan música, destellos de luz u otros efectos llamativos), ya que eso supondría un riesgo de utilización indebida.

Normativa