• Favorito / Compartir

Restaurantes y terrazas de verano: sus derechos

Sus derechos en el restaurante
El verano, el buen tiempo y las vacaciones invitan a las actividades y las celebraciones al aire libre. Las terrazas de verano, los restaurantes mirando al mar o los chiringuitos a pie de playa, se convierten en servicios muy demandados y son muchos consumidores los que aprovechan estos periodos de descanso para disfrutar en ellos. No obstante, en ocasiones, es fácil que se puedan encontrar en situaciones que, no por frecuentes, dejan de ser irregulares.

Cuando se visita un restaurante se debe estar muy vigilante de prácticas como el cobro del cubierto, los precios en terraza, los platos fuera de carta o los precios sin IVA ya que, en muchas ocasiones, pueden provocar que la cuenta sea más abultada de lo que se pueda imaginar.

Desde el Portal del Consumidor queremos ofrecerle una serie de recomendaciones que ayuden a los consumidores a conocer y defender sus derechos en los restaurantes.

Recomendaciones generales

En primer lugar y como norma general, es conveniente saber que los establecimientos deben facilitarle toda la información que sea necesaria sobre las características del servicio y los productos que le ofrezcan.

Recuerde que deben emitirle un tique o factura en el que figuren los distintos precios con IVA. Si se trata de un menú o plato combinado de la casa se puede indicar su precio total, sin desglosar su composición.

Los restaurantes tienen derecho de admisión. Sepa que este no podrá utilizarse para restringir el acceso de forma arbitraria o discriminatoria, aunque sí para aquellas personas que se comporten de forma violenta y que puedan provocar molestias al resto de usuarios alterando el normal desarrollo en el local. Además, las condiciones del derecho de admisión deberán constar en lugar visible a la entrada de los locales, establecimientos y recintos.

Sus derechos en el restaurante

Carta y precios

Uno de los asuntos que más controversias genera cuando los consumidores visitan un restaurante, está en la carta y en los precios de los platos y productos. La legislación sobre consumo es clara al respecto y establece los requisitos que deben cumplir los establecimientos cuando muestran los precios de sus productos y que debe tener en cuenta cuando visite un restaurante:

  • Se deberá dar máxima información sobre los precios de los servicios y productos que se ofrezcan, para ello, estos deben encontrarse en un lugar visible y accesible para el consumidor, indicando, por ejemplo, si existe diferencia entre consumir en una mesa, en la barra o en la terraza del establecimiento.
  • Los precios deben ser globales, es decir, debe estar incluidos también todos los impuestos y cualquier otro gasto adicional que se pretenda repercutir al consumidor. Así debe quedar reflejado en el lugar donde aparezcan los precios, ya sea una carta o un cartel.
  • En el caso de los establecimientos que venden comida al peso para llevar, deberá estar indicado el precio por kilo.
  • Conceptos tales como “cubierto”, “pan”, u otros, solo podrán cobrarse si están indicados en la carta o un cartel en lugar visible al público..
  • La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios es estricta en lo referente a la información que un consumidor debe recibir antes de realizar una compra o contratar un servicio. Por tanto, en este sentido, si cuando visita un restaurante no se le facilita información previa sobre los precios de cualquier producto o servicio, como por ejemplo, el "cubierto", el pan o el aperitivo, podrá pedir que no se lo cobren, y en caso de no llegar a un acuerdo, poner una reclamación por el importe cobrado indebidamente.
  • SI le apetece pedir un plato de los denominados fuera de carta o con las siglas S.M. (según mercado), sepa que deben indicarle el precio del mismo o puede solicitar una carta donde aparezca reflejado.

Higiene y atención al cliente

En lo referente a las condiciones de higiene, los restaurantes deben cumplir obligaciones, como proteger en vitrinas o armarios refrigerados los alimentos expuestos sobre la barra o el mostrador, mantener las vajillas y cubiertos limpios y separar los alimentos cocinados de los crudos.

El restaurante o establecimiento debe informarle acerca de los alérgenos más comunes, incluidos en el reglamento europeo, para que tenga una información completa sobre aquellos que puedan causarle algún daño. 

Además, como cliente debe recibir siempre un buen trato y si solicita las hojas de reclamaciones, se las deben facilitar.

Reclamaciones

En caso de tener algún problema con el establecimiento, el consumidor puede exigir una hoja de reclamaciones. Tras cumplimentarla, indicando el contenido del problema y su petición, debe remitir una copia a la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid.

También se puede dirigir a la Dirección General de Comercio y Consumo, y solicitar un arbitraje ante el Colegio Arbitral de Turismo.