• Favorito / Compartir

Certificado energético: en busca de la eficiencia en los edificios

Certificado energético
Desde el 1 de junio de 2013, según el nuevo  Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, las viviendas, locales, oficinas... que se venden o alquilan tienen que ir acompañadas de un certificado de eficiencia energética, que informa sobre las características energéticas del edificio.

Se trata de un documento que permite saber lo eficaz que es el inmueble en relación a su consumo de energía, y de este modo poder corregir algunos aspectos de la vivienda para conseguir un mayor ahorro energético.

Este documento debe recoger información como:

  • Datos de identificación del edificio o vivienda, incluyendo su referencia catastral.
  • Descripción de las características energéticas del edificio.
  • Procedimiento que se ha utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.
  • En el caso de los edificios ya existentes, qué normativa sobre ahorro y eficiencia energética se aplicó en el momento de su construcción.
  • Recomendaciones para mejorar la eficiencia energética del edificio.
  • Calificación de eficiencia energética del edificio, expresada mediante una etiqueta energética.

El técnico que firma el certificado digital debe visitar la vivienda o local y llevar a cabo las siguientes actuaciones:

  • Medición de las fachadas, sótanos, cubiertas y huecos, por su interior o exterior.
  • Descripción, identificación, medición y valoración de potencias y consumos eléctricos, calefacción, agua caliente sanitaria, refrigeración e iluminación (esto último en caso de local comercial), y fachadas, huecos y lucernarios.
  • Valoración en función de la antigüedad y el tipo de inmueble (unifamilar, piso), el sistema constructivo (materiales empleados en la construcción), la estructura del edificio (hormigón armado, muros de carga de ladrillo, estructura metálica...), los puentes térmicos (conexión del exterior con el interior de la vivienda sin el aislamiento térmico debido), los aislamientos de paredes, forjados, sótanos, cubiertas..., las fachadas, la orientación solar, etc.
  • Indicación de medidas orientadas a mejorar las instalaciones de cara a una mayor eficiencia energética.

Certificado energético

Solicitud del certificado

El responsable de obtener y conservar el certificado energético es el propietario o, en su caso, el promotor de la vivienda, local o negocio, que además debe presentar este documento ante el órgano competente de cada comunidad. En el caso de que una empresa o un particular vaya a vender o alquilar una vivienda, local u oficina, y lo haga sin el correspondiente certificado energético, es importante saber que puede ser sancionado. En el caso de una venta, se debe entregar al nuevo propietario el documento original. Si se trata de un alquiler, es suficiente con una fotocopia o simplemente mostrar al nuevo inquilino que se posee el certificado.

En la Comunidad de Madrid, transcurridos dos días hábiles desde la presentación telemática de la solicitud del certificado, se puede descargar la etiqueta de eficiencia energética, que debe incluirse en cualquier folleto, oferta, promoción, publicidad... dirigido a la venta o arrendamiento del inmueble.

Una de las informaciones que debe mostrar la etiqueta claramente es si el certificado se concedió al proyecto de ejecución o al inmueble ya terminado o existente

Registro

En cada comunidad autónoma, el órgano competente en materia de certificación energética de edificios tiene que habilitar un registro que permitirá realizar inspecciones, y control técnico y administrativo de los certificados emitidos.

En la Comunidad de Madrid, la Dirección General de Industria, Energía y Minas se encargará de regular el procedimiento para que el propietario o promotor presenten de forma telemática el certificado. Si se justifica la imposibilidad de presentarlo por esta vía, se permitirá hacerlo de forma presencial.

En este registro, además, los promotores o propietarios tienen obligación de inscribir el certificado de eficiencia energética obtenido.

Certificado energético

Precauciones

Es importante que el consumidor que deba conseguir un certificado energético para poder alquilar o vender su vivienda, tenga en cuenta los siguientes consejos para no caer en posibles engaños o fraudes:

  • Asegúrese de que la persona que le emite el certificado acude a su vivienda y revisa todos los aspectos necesarios para realizar el análisis. Hay casos en los que por poco precio, se envía el documento sin visitar el domicilio. 
  • Pida presupuesto con la relación de los trabajos que se van a realizar, el importe y el IVA.
  • Compare precios.
  • Solicite factura del trabajo realizado.
  • Es aconsejable contactar con los colegios profesionales (ingenieros, arquitectos, etc.) para escoger al técnico o la empresa que emita su certificado.

Qué edificios deben disponer del certificado

  • Edificaciones de nueva construcción.
  • Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, excepto si disponen de otro certificado energético en vigor.
  • Inmuebles o partes de ellos donde una autoridad pública ocupe una superficie útil total de más de 250 m2 y que sirvan para atender habitualmente al público.

Quedan excluidos:

  • Edificios y monumentos protegidos por su valor arquitectónico o histórico o por formar parte de un entorno protegido.
  • Inmuebles o partes de estos utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales con un plazo previsto de uso igual o inferior a dos años.
  • Edificios industriales, de la defensa y agrícolas o partes de ellos, en la parte destinada a talleres, procesos industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales.
  • Edificios o partes de edificios aislados que tengan una superfície útil de menos de 50 m2.
  • Los que se compren para reformas importantes o demolición.
  • Edificios existentes de viviendas o partes de estos, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, u otra duración limitada con un consumo estimado de energía de menos del 25% de lo que sería un uso normal durante el año, siempre que el propietario lo haga constar en una declaración responsable. 

Se pueden consultar preguntas frecuentes sobre este tema pinchando aquí.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo informa ampliamente en su página web sobre este nuevo certificado energético para edificios.