• Favorito / Compartir

Precaución ante las cápsulas de detergente líquido

Cápsulas de detergente
La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), en colaboración con otras autoridades de consumo autonómicas y también de la Unión Europea y de países americanos, asiáticos y australianos, ha lanzado una campaña para llamar la atención sobre los riesgos de las cápsulas de detergente líquido. Se trata de un producto que, por su colorido y fácil manejo, podría atraer a los más pequeños de la casa, con el riesgo de que se los llevasen a la boca y eso les ocasionase graves lesiones.

Según AECOSAN, más de 16.000 personas, sobre todo niños, se exponen a las sustancias químicas que contienen estas cápsulas. Los niños, principalmente los más pequeños, de uno o dos años, pueden verse atraídos a jugar con ellas por su pequeño tamaño y facil manipulación.

Dado que el contenido de la cápsula se libera cuando entra en contacto con líquido al tener una membrana hidrosoluble que la recubre, el niño podría intoxicarse si se la llevase a la boca, pues se disolvería rápidamente con la humedad. Y en el caso de que simplemente jugase con ella, también podría ocasionarle lesiones si su mano está mojada o húmeda.

Riesgos y precauciones

Si la cápsula entra en contacto con los ojos, puede provocar conjuntivitis, dolor o irritación. En el caso de ingesta, los efectos serían vómitos severos, tos, problemas para respirar, náuseas, somnolencia y erupciones en la piel. Por último, si el producto entra en contacto con la piel, se producirían erupciones, irritación o quemaduras.

AECOSAN recomienda a los padres a través de esta campaña:

  • Almacenar los productos fuera del alcance y de la vista de los niños.
  • Mantener las cápsulas de detergente líquido en su envase original y cerrado entre un uso y el siguiente.
  • Leer atentamente el etiquetado del envase.
  • No utilizar las cápsulas cerca de los niños ni invitarles a jugar con ellas.
  • Nunca perforar ni cortar las cápsulas.

Si hubiese algún contacto indeseado del niño con este producto, estos serían los pasos a seguir:

  • En el caso de que la cápsula vaya a parar a la boca del pequeño o el detergente esté cerca de los ojos o en las manos, lavarle la cara, la boca, las manos y los ojos mucho y cuidadosamente, con abundante agua.
  • No inducir al vómito.
  • Llamar a un médico o a un centro de control de intoxicaciones (Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. Teléfono de emergencia:  91 562 04 20) o acudir a un centro de urgencias.