Consumo para jóvenes: conoce tus derechos

Consumo para jóvenes
Desde el Portal del Consumidor ofrecemos algunas recomendaciones para los consumidores más jóvenes que comienzan a vivir la vida adulta y que, a menudo, son el público objetivo de muchas campañas publicitarias y destinatarios de cierto tipo de productos.

Internet

Hoy en día Internet supone una herramienta básica para todos los estudiantes, ya sea para la contratación de cursos, la administración con el centro educativo o como instrumento de búsqueda de información. La adquisición de los servicios de internet y telefonía conllevan una serie de condiciones que deben ser tenidas en cuenta. Estos son algunos consejos para evitar problemas al contratar internet:

  • Solicita el envío de las condiciones generales del contrato por correo u obtenlas en la página web de la empresa. Lee detenidamente sus cláusulas antes de la firma o aceptación. Si un comercial te visita en tu propio domicilio y te propone firmar un contrato, exige el tiempo necesario para leer las condiciones (normalmente al dorso).
  • Comprueba que tu equipo informático y la instalación telefónica de tu hogar disponen de los requisitos mínimos establecidos en el contrato para poder prestarse el servicio.
  • Exige que el plazo ofertado por el operador para proveer el acceso al servicio figure en el contrato.
  • Estudia previamente tus necesidades y posibles horarios de utilización antes de decidirte por un sistema ADSL o por bonos de tiempo o tarifas planas.
  • Recuerda que la existencia en el contrato de una cláusula de permanencia o duración mínima no te impide darte de baja anticipadamente, aunque podrías perder las posibles ventajas u ofertas vinculadas a la permanencia, o sufrir algún tipo de penalización.
  • Tienes derecho a cambiar de operador cuando lo desees. Los operadores no pueden negarse a este cambio pero el abonado tiene que comunicarlo y solicitar la baja a través del procedimiento indicado en el contrato.
  • Comprueba que se reflejan en el contrato las posibles indemnizaciones por interrupciones o suspensiones temporales del servicio, la forma de reclamarlas y su posible cuantía.
  • Conserva siempre durante un plazo prudencial contratos, facturas, documentos acreditativos del pago, solicitudes de baja y reclamaciones formuladas.
  • Cuando realices cualquier trámite por teléfono (incluidas quejas y reclamaciones) anota y guarda el número de incidencia que debe dar obligatoriamente el operador.
  • Exige a tu operador de internet que la velocidad de acceso sea la realmente contratada. Los operadores de banda ancha no pueden ofrecer ni aplicar a los usuarios velocidades máximas de acceso a internet si estos no disponen de la tecnología suficiente para poder disfrutar de esa velocidad en su vivienda.
  • Si el operador desea introducir modificaciones en el contrato, deberá comunicártelas con una antelación mínima de un mes.

Puedes consultar más información sobre contratación de servicios de internet aquí.

Telefonía móvil

La adquisición de telefonía móvil es uno de los primeros objetivos en la vida de todo estudiante. Al igual que la contratación de Internet, existen una serie de consejos y normativas que te ayudarán a realizar la contratación sin ningún contratiempo:

  • Las compañías de telefonía móvil están obligadas a facturar por tiempo consumido y no por minutos.
  • Comprueba la cobertura que ofrece el operador antes de escoger uno u otro.
  • El contrato de telefonía móvil podrá ser de prepago (se adquiere una tarjeta que le permitirá hablar desde su terminal por un importe determinado, que paga por adelantado) o de postpago (se firma un contrato y se abona a mes vencido el consumo en llamadas, junto con una cuota mensual, si procede). Sólo en el caso de contratos postpago se emitirán facturas.
  • Los terminales tienen una garantía de dos años.
  • Si no dispones de un terminal libre, no podrás utilizarlo con un operador diferente del suyo. Antes de darte de baja, solicita a su operador el código para liberar el móvil. La compañía está obligada a facilitártelo, pero si tienes un contrato de permanencia por ese terminal que aún no ha vencido, pueden penalizarte al darse de baja anticipadamente.

Puedes consultar más información sobre contratación de telefonía móvil aquí.

Compras por internet

Para los jóvenes, las compras por internet suponen un amplio catálogo de ofertas y descuentos atractivos a su nivel adquisitivo, pero no todas son compras seguras. Hay algunas pautas de seguridad que pueden ayudarte a sentirte un poco más tranquilo en estas transacciones digitales:

  • Accede a sitios seguros para las compras on-line. Se pueden reconocer estas páginas porque la dirección URL empieza por https:// en lugar de http://, o porque llevan el icono de un candado o de una llave junto a la barra de dirección.
  • Procura comprar siempre en páginas conocidas o de empresas que no le resulten extrañas; que tengan, a ser posible, domicilio en la Unión Europea (si no lo tienen, las autoridades de consumo no podrán actuar contra ellas).
  • No utilices ordenadores públicos para este tipo de compras e intenta tener programas de detección de virus en el equipo.
  • Comprueba que la web dispone de certificado digital, haciendo doble clic en el candado: se abrirá una pestaña donde aparecen datos identificativos fundamentales.
  • Lee con detenimiento toda la publicidad y las condiciones generales al contratar un servicio o comprar un producto. Conviene imprimir esos documentos y conservarlos: pueden servir en el momento de poner una reclamación.
  • Al terminar cada compra debe aparecer una página que resuma la transacción y que debe guardarse, al igual que la página que contiene el nombre del negocio, la dirección, el número telefónico y los términos legales de la compra.
  • Desconfía si la empresa te pide el número pin de la tarjeta de crédito o débito. Sólo se pueden solicitar datos como el número de la tarjeta, la fecha de caducidad, el nombre del cliente y un código que aparece en el reverso de la tarjeta.
  • El producto comprado debe llegar a su destinatario antes de 30 días o en el plazo que se haya pactado. Si el artículo no estuviese disponible en ese plazo, la empresa deberá avisarte para que puedas solicitar el reembolso.
  • Se debe facilitar una factura con todos los gastos y el precio final de la compra o contratación.
  • Cuando se compra un producto por internet, el consumidor puede ejercer lo que se conoce como “derecho de desistimiento”, es decir, puede retractarse de su compra sin necesidad de justificación, en los 14 días siguientes a la recepción del producto, y la empresa está obligada a reembolsar el dinero pagado sin penalización. Este derecho tiene algunas excepciones, como las relacionadas con precios sujetos a fluctuaciones, las compras personalizadas, los que por su naturaleza no puedan ser devueltos o caduquen, los audiovisuales, sonoros o informáticos desprecintados por el consumidor o la prensa y publicaciones diarias.

Puedes consultar más información sobre comercio electrónico aquí.

Entradas y espectáculos

Cuando compramos una entrada para acudir a un espectáculo (cine, teatro, concierto, feria, actividad recreativa…), hay ciertos derechos que nos amparan como consumidores y que debemos conocer, por si en el momento de la representación no pudiésemos disfrutarlo como debíamos, como por ejemplo:

  • Poder ver la representación completa y que se desarrolle íntegramente, según se anuncia, cumpliendo el horario, la forma y las condiciones previstas.
  • Tener acceso al libro de reclamaciones y presentar una queja, si se observa algún incumplimiento, si no existen medidas de seguridad e higiene, si el lugar carece de los servicios exigidos (baños, botiquín, etc.) o si se exige un precio mayor al anunciado o al expuesto al público.
  • Si la empresa suspende o varía alguna las condiciones del espectáculo, el consumidor tiene derecho a recibir la devolución total o parcial del dinero abonado, excepto si se trata de una causa de fuerza mayor, como un apagón, en cuyo caso se debería reclamar contra la empresa de suministro eléctrico.

 En el caso de encontrarte con algún problema:

  • Solicita una hoja de reclamaciones ante la empresa que le ha vendido su entrada. Deja una copia en la propia empresa, conserva otra para ti y entrega la que corresponda a la administración.
  • Recopila todos los documentos que puedan acompañar tu queja (la entrada, las condiciones generales, etc.) y adjúntalos a la reclamación.

Puedes consultar más información sobre reclamaciones en materia de compra de entradas de espectáculos aquí.

Idiomas

En el caso de contratación de un curso de idiomas, medita bien la opción formativa más apropiada para ti y sigue estos consejos:

  • Solicita la información completa del curso y su precio por escrito. Presta atención a: precios, duración, horarios, cualificación del profesorado, material, equipamiento, número de alumnos por clase, niveles, matrícula, tutorías y emisión de títulos.
  • La oferta es vinculante, la empresa debe cumplirla y el usuario puede exigir que así se haga.
  • Infórmate de la validez del título que se oferta. Comprueba que el contrato informa sobre: Nombre y domicilio de la empresa, descripción de los cursos contratados, precio completo, incluidos impuestos, gastos adicionales y suplementos o descuentos, condiciones de pago, inicio, fin y duración del curso, procedimiento por el que se puede poner fin al contrato y si se tiene derecho a la devolución de alguna cantidad. Si financias el curso a través de un crédito, es conveniente que esté expresamente vinculado al contrato de enseñanza, así no tendrás que seguir pagando si el curso se interrumpe antes de lo previsto
  • Si ya has firmado el contrato, la empresa no puede modificar unilateralmente las condiciones sin motivo o aumentar el precio final sobre el convenido sin darte la opción de resolverlo. Solicita factura y justificantes de las posibles entregas a cuenta.
  • Si has contratado a través de internet u otros sistemas de venta a distancia puedes ejercer tu derecho de desistimiento, puedes anular el contrato en el plazo de catorce días siguientes a su celebración o a la recepción del material sin necesidad de justificar esta decisión. Si desistes del contrato y has financiado el curso mediante un crédito vinculado, éste queda anulado sin penalización. Solicita tu título, diploma o certificado de asistencia. Conserva el contrato, la factura y toda la documentación del curso, te será muy valiosa para poder reclamar si se incumplen las condiciones ofertadas.

La Comunidad de Madrid ha editado un compendio de consejos básicos para la contratación de cursos de idiomas al que puedes acceder pinchando aquí.

Cursos en el extranjero

Una de las opciones que más frecuentemente escogen los estudiantes como complemento a sus estudios son los cursos en el extranjero. Es importante conocer muy bien toda la información sobre las empresas con las que se está contratando, así como tener claras las condiciones de lo que se acuerda. Ante las particularidades de esta contratación, Consumo ofrece una serie de recomendaciones para evitar que sucedan situaciones como las que generan la mayoría de reclamaciones. Es importante tenerlas en cuenta antes de empezar a contratar los cursos, pues las empresas suelen pedir algún dinero por adelantado, que puede no ser reembolsable.

  • Infórmate adecuadamente de todas las particularidades del viaje. Si la empresa con la que se contrata está especializada en este tipo de cursos, ofrecerá la información necesaria y se encargará de la documentación y del transporte. Es recomendable prestar atención sobre todo al alojamiento, el certificado o diploma de validez oficial, el coordinador o representante de la empresa, los traslados o las características del país al que se viaja.
  • Es recomendable disponer de información completa sobre el curso y otras actividades previstas durante la estancia (como clases de idiomas, visitas culturales, etc.): horarios y fechas; ubicación y si el transporte estaría incluido en el precio; cualificación de los profesores (sobre todo si son cursos de idiomas), etc. 
  • Todas las empresas que ofrecen este tipo de actividades deben tener contratado un seguro de accidentes y de responsabilidad civil para cubrir cualquier posible percance que el estudiante pudiera sufrir en las instalaciones o durante la práctica de la actividad. Además, en los traslados en autobús o avión, el estudiante debe estar protegido por un seguro obligatorio de viajeros (SOV), del que será responsable la empresa que realice ese transporte. Es recomendable disponer de un seguro médico que pueda cubrir cualquier asistencia médica u hospitalaria en el país de estancia.
  • También conviene contratar un seguro de cancelación por si al final sucediese cualquier inconveniente y no se pudiese realizar. De este modo, no se perdería la totalidad del importe pagado.

La Comunidad de Madrid, en la edición del compendio de consejos básicos para la contratación de cursos de idiomas, también incluye consejos para la contratación de cursos en el extranjero.

Puedes consultar información sobre lo que ofrece la Comunidad de Madrid para los jóvenes que desean estudiar en Europa accediendo aquí.