• Favorito / Compartir

Seguridad en Internet: proteja sus datos

Seguridad en internet
Las nuevas tecnologías móviles e Internet están muy presentes en el día a día de las personas que cada vez con mayor frecuencia, utilizan estos mecanismos para sus actividades diarias.

Desde el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid dedicamos este reportaje a ofrecer algunos consejos para que los consumidores y usuarios puedan cuidar la seguridad en Internet, una de sus mayores preocupaciones cuando hacen compras, se suscriben a cualquier servicio o simplemente navegan por la red.

Es muy importante que, en internet, como así se hace fuera de él, cuide su privacidad y sea consciente de los riesgos para la seguridad que puede suponer facilitar más información de la necesaria. Cuentas bancarias, fotos o información personal son algunos de los datos que a menudo se comparten en Internet y que son muy interesantes para los ladrones que después pueden utilizarla para venderla a terceros o amenazar con difundirla.

Puede aprender más sobre seguridad en internet con la siguiente píldora informativa de la Dirección General de Comercio y Consumo.  En ella podrá conocer un poco mejor los riesgos que puede encontrar cuando navega por internet y las precauciones que debe tomar para evitar problemas.

Seguridad en internet

En vacaciones, precaución con las redes wifi abiertas o públicas

Si se conecta a una red wifi pública para navegar por internet, sus datos se pueden ver comprometidos, ya que este tipo de redes son poco seguras y se podrían interceptar sus contraseñas, o cualquier tipo de contenido que tenga en su móvil.

Por eso, si necesita hacer una compra o contratar un servicio a través de internet, use preferiblemente su conexión de datos móvil. Si se encuentra fuera de la UE, infórmese de las tarifas que le cobrarán por usarla, y recuerde que, si se encuentra en alguno de los países de la UE, no pueden cobrarle nada extra, el precio debe ser el mismo que si estuviera en España.

No use las redes wifi abiertas o públicas para acceder a ningún sitio web donde tenga que introducir su usuario o contraseña (redes sociales, por ejemplo), ya que esta información se podría ver comprometida. Si tiene que hacerlo, tras navegar cierre la sesión de su usuario.

El acceso a su banco a través de internet o de aplicaciones móviles usando redes wifi abiertas está totalmente desaconsejado.

Tras navegar por redes wifi abiertas, es recomendable borrar el rastro digital, “cookies” y el historial de navegación.

Cuide la privacidad de los datos que facilita

En primer lugar, recuerde que tiene derecho a la protección de sus datos personales, es decir, es suya la capacidad de disponer y decidir sobre toda su información personal. Por lo tanto, antes de facilitar cualquier dato personal o bancario, es importante que se informe sobre quién le está solicitando esos datos y para qué van a ser utilizados.

En cualquier caso, recuerde que, aunque haya facilitado sus datos en un momento determinado, bien para realizar una compra o bien para darse de alta en algún servicio, tiene derecho a cancelar, rectificar u oponerte a que sean tratados con determinada finalidad, dirigiéndose al titular que aparece en el aviso legal.

Como recomendación, procure no introducir datos personales, ni se conecte a su servicio de banca mientras navega a través de una red pública, como en bibliotecas o redes wifi de las ciudades, ya que pueden no ser seguras, debido a que no cifran la información y desconocemos quien puede estar conectado a ellas y con qué fines.

Seguridad en internet

Estafas a través del correo electrónico: cuidado con el phising y el ransomware

Son dos técnicas usadas por los delincuentes para obtener información personal o de cuentas bancarias de los usuarios a través del envío de correos y con las que se debe tener especial atención.

El phising consiste en el envío de correos electrónicos, que aparentemente proceden de una entidad legítima, como un banco, una red social o una empresa privada, en el que se requiere información personal o bancaria a cambio de supuestos beneficios como premios u ofertas de trabajo.

El ransomware es un virus que bloquea el ordenador y muestra un mensaje que parece proceder de la policía, en el que se nos exige una cantidad de dinero, en concepto de multa por haber supuestamente accedido a páginas de contenido ilegal.

Para que estos y otras estafas a través del correo electrónico no le sucedan, siga estas recomendaciones:

  • Utilice un antivirus para el ordenador y actualícelo con frecuencia.
  • Sea precavido ante los correos que aparentan ser de entidades bancarias. No introduzca ningún dato bancario a través de los enlaces de ese correo. Por norma general, las entidades bancarias no suelen pedirle esos datos por correo.
  • Sospeche si el texto contiene errores gramaticales, o si el mensaje le obliga a tomar una decisión en pocas horas. Además, estos correos le solicitarán, en algún momento, que envíe dinero o alguna información personal, por lo que desconfíe.
  • En caso que detecte que está ante un caso de phising o ransomware no conteste al correo electrónico y no acceda a los enlaces facilitados, ni descargue ningún documento.
  • Puede denunciar estas prácticas a través de internet, al Grupo de Delitos telemáticos de la Guardia Civil o ante la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional.

Claves para escoger una buena contraseña

Las contraseñas que usamos para entrar en Internet son las llaves que dan acceso a nuestros datos personales. Por lo tanto, es importante establecer contraseñas fuertes que sean difíciles de adivinar. Para ello:

  • No use la misma contraseña para todos los sitios web (redes sociales, correo electrónico, servidores virtuales, compras en la red…).
  • No use datos obvios para sus contraseñas como fechas de nacimiento, nombres de sus hijos. Así como tampoco secuencias de números o letras correlativos como “12345” o “abcde”. La contraseña ideal contiene una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números, y caracteres especiales.
  • Utilice un gestor de contraseñas: se trata de un programa específico para generar claves más seguras y almacenarlas, teniendo sólo que recordar una única contraseña maestra.

En general, siempre que salga de una página web en la que haya tenido que introducir una combinación de usuario/contraseña, use la opción "cerrar sesión", para que no se queden almacenados en el navegador de manera accidental.

Asimismo, muchos servicios online (en especial las entidades bancarias) permiten la activación de un doble sistema de seguridad, consistente en solicitar al consumidor un código o PIN adicional durante el proceso de registro o de formalización de compra, que le llegará a través de un canal al que sólo él tiene acceso cómo, por ejemplo, el teléfono móvil o correo electrónico.

De esta manera, se garantiza que la transacción o registro está siendo doblemente segura. Es el conocido como doble verificación o verificación en dos pasos.

Robo de contraseñas

Vigile las conexiones en el hogar y en los dispositivos

Cada vez más elementos en el hogar como electrodomésticos, ordenadores, móviles, tabletas, están conectados a la red de la vivienda, es por ello que hay que protegerla para que nadie pueda acceder sin permiso, o bien, utilizarla sin su consentimiento para navegar por Internet:

  • Cambie la contraseña de acceso que viene en el router por defecto por otra lo suficientemente robusta. Modifique el nombre de la red wifi y configúrela para que la contraseña de ésta use cifrado WP2.
  • Consulte las direcciones físicas de sus dispositivos y aplique el filtrado por MAC ("control de acceso al medio") en el router. Esto permitirá que accedan a su red únicamente los dispositivos que usted autorice, no ningún otro.

En cuanto a los dispositivos móviles y tabletas, cada día más utilizados para hacer compras por internet o controlar cuentas bancarias, es importante también tenerlos debidamente protegidos para evitar robos o pérdidas de información. Para ello:

  • Es conveniente que use un código de desbloqueo de pantalla (un código numérico o patrón en tabletas y teléfonos móviles).
  • Descargue sólo aplicaciones verificadas, de los canales oficiales de los fabricantes.
  • Active las herramientas de seguridad que le ayudarán a localizar el dispositivo, bloquearlo o borrar la información almacenada en caso de robo o pérdida.
  • Realice copias de seguridad frecuentes para evitar la pérdida de la información.
  • Existen maneras de limitar o bloquear completamente la conexión de los dispositivos móviles a números y mensajes de tarificación especial. Consulte con su operador de telefonía para que le indique la manera de hacerlo.

Redes sociales

Cada día más, las redes sociales son un fenómeno de masas. Pero se deben usar con moderación y sentido común:

  • Evite dar información y datos personales que puedan servir a un ladrón para robarle, y no sólo online, sino también en su vida cotidiana: evite localizar su domicilio en ninguna red social, dar datos acerca de horarios laborales o actividades habituales, no comente donde se va de vacaciones o evite subir imágenes de sus hijos menores. Se trata de información muy sensible, que muchas veces compartimos en la red sin meditar qué podría suceder si cae en malas manos.
  • Revise la configuración de privacidad de sus redes sociales, para asegurarse de que comparte lo que quiere con quien quiere.
  • Es conveniente cada cierto tiempo borrar el historial de navegación de su ordenador, que almacena las páginas visitadas recientemente.

Más información

Para conocer más sobre seguridad y protección de la información, le recomendamos que lea y descargue la guía sobre Privacidad y seguridad en Internet, editada conjuntamente por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).