• Favorito / Compartir

Inversiones financieras: claves para evitar riesgos

Inversiones financieras
Los productos financieros son utilizados con frecuencia por los consumidores para invertir su dinero y conseguir rentabilidad sobre él. La compra de acciones, bonos, participaciones, obligaciones del estado, así como la contratación de depósitos, seguros de vida o planes de pensiones son algunos de los instrumentos que el banco puede ofrecerle para conseguir una rentabilidad de su capital financiero.

Cuando decide invertir sus ahorros en alguno de estos productos, no solo es importante valorar si resulta rentable y le va a reportar beneficios interesantes, sino también es fundamental estar muy pendientes de toda la información que el banco le facilite, leer con atención todas las condiciones y asesorarse a conciencia.

Para ello, es importante reflexionar sobre qué riesgos está dispuesto a asumir, cuál es su situación económica (gastos, ingresos, deudas…) y qué rendimientos desea obtener (qué cantidad le gustaría conseguir, para cuándo y para qué). Sea cual sea el tipo de inversión, es importante analizar todas estas variables así como estar dispuesto a asumir pérdidas.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (en adelante, CNMV), organismo encargado de la supervisión e inspección de los mercados de valores españoles y la protección de los inversores, aconseja unos pasos a seguir a la hora de tomar decisiones de inversión:

  • Defina sus objetivos de inversión. En este sentido, aconseja definir el nivel de riesgo que desea asumir y el plazo de su inversión. Existen de todo tipo, productos de corto, medio y largo plazo, así como inversiones de riesgo bajo o muy alto, por lo que antes de contratar debe tener en cuenta estos dos parámetros. 
  • Busque un intermediario. Solo las entidades autorizadas e inscritas en los registros públicos de la CNMV pueden ofrecer servicios de inversión. Es recomendable que consulte estos registros cuando tenga alguna duda sobre si una entidad está autorizada. 
  • Elija un producto. En la actualidad, la gran variedad de productos financieros existentes proporciona alternativas para cualquier perfil de inversor. Es imprescindible comprender las características y los riesgos del producto antes de su adquisición. Es muy recomendable que no contrate ningún producto que no comprenda. Exija a su entidad la información escrita con anterioridad a la contratación. 
  • Vigile las inversiones. Es muy recomendable que consulte la evolución de su inversión, para comprobar que nos ofrece la rentabilidad esperada y que el riesgo sigue siendo el mismo.

Responsabilidad de la entidad

Independientemente del riesgo que esté dispuesto a asumir, las entidades financieras o que presten este tipo de servicios, deben cumplir con una serie de obligaciones para evitar posibles fraudes o mala práctica.

Además, las entidades que presten servicios de inversión y comercialización de los productos financieros, deben informar sobre los mismos al usuario y realizar su clasificación en función de un indicador de riesgo del producto. Para ello, se establece la siguiente clasificación de productos financieros en función del riesgo:

  • Clase 1: depósitos bancarios, productos de seguros con finalidad de ahorro, incluidos los planes de previsión asegurados.
  • Clase 2: Productos financieros no subordinados. Devolución al 100% en un plazo menor de 3 años.
  • Clase 3: Productos financieros no subordinados. Devolución al 100% en un plazo de 3 a 5 años.
  • Clase 4: Productos financieros no subordinados. Devolución al 100% en un plazo de 5 a 10 años. 
  • Clase 5: Productos financieros no subordinados. Devolución del 100% en un plazo menor de 10 años o el 90% en un plazo superior a 3 años.
  • Clase 6: Acciones y productos que no cumplen con los anteriores requisitos.

Las entidades incluirán, además del indicador de riesgo, las alertas sobre liquidez y complejidad en la publicidad de los productos financieros y en su descripción general:

Inversiones

Recomendaciones generales

  • Los productos con riesgo financiero como las acciones de bolsa y los productos complejos no están garantizados, por lo que es aconsejable, si desea contratarlos, que usted o alguien de su confianza tenga la experiencia y los conocimientos necesarios para ello.
  • No contrate ningún producto financiero que no comprenda. Infórmese de las condiciones del producto y pida que se las faciliten por escrito. 
  • No se precipite en sus decisiones, mantenga una actitud responsable ante las inversiones. 

Reclamaciones

La CNMV ha elaborado una guía informativa en materia de reclamaciones. De todas formas, sepa que existe un formulario para presentar consultas ante la CNMV y puede obtener más información en su página web.