• Favorito / Compartir

Talleres mecánicos: reparaciones con garantías

Talleres mecánicos
Con la llegada del verano y las vacaciones es muy habitual utilizar el coche para los desplazamientos a los lugares de playa o montaña. Muchos consumidores aprovechan estas épocas del año para acudir a un taller mecánico, bien sea para realizar una puesta a punto del vehículo antes de iniciar las tan ansiadas vacaciones o bien a la vuelta para una revisión tras los kilómetros recorridos.

El sector de los talleres mecánicos está regulado por el Real Decreto 1457/1986 y genera bastantes reclamaciones. Desde el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid queremos darle algunas claves para que conozca sus derechos y visite este tipo de establecimientos con las máximas garantías.

Recomendaciones generales

En primer lugar, como cuando contrata cualquier tipo de servicio, es importante que se informe y visite varios talleres para comparar precios y servicios concretos. Es aconsejable también preguntar si hay recargo por algún concepto y si los precios incluyen el IVA.

Es importante que exija siempre un resguardo de depósito, que el taller está obligado a entregarle cuando deja el vehículo allí, ya sea para la elaboración de un presupuesto o para llevar a cabo una reparación previamente aceptada. Este documento es la prueba necesaria ante cualquier incidencia que pueda ocurrir con el vehículo.

Recuerde que tiene derecho también a un presupuesto previo que incluya, entre otros, las reparaciones previstas, las piezas a sustituir o reparar, el precio total desglosado y la fecha prevista de entrega. Tiene una validez de 12 días hábiles y es recomendable consultar con el taller si su elaboración tiene algún coste.

Exija siempre una factura por escrito de los trabajos realizados. Ha de estar firmada, sellada y desglosada por conceptos y operaciones realizadas, piezas utilizadas, horas empleadas…

Talleres mecánicos

Reparación en el taller

  • Todas las piezas que los talleres utilicen en sus reparaciones deben ser nuevas y adecuadas al modelo de vehículo que va a ser reparado. Sólo si el consumidor da su conformidad, las piezas pueden ser usadas o reconstruidas. 
  • Una vez dejado el coche para su reparación, si el mecánico detecta más problemas de los iniciales, debe comunicarlo antes de iniciar la reparación. Asimismo, debe informar del importe del arreglo de estas nuevas averías. Solamente si el cliente da su consentimiento, el taller puede efectuar la reparación de las averías no incluidas en el presupuesto inicial.
  • Puede desistir del encargo en cualquier momento, siempre abonando el importe de los trabajos realizados hasta ese momento. 
  • La garantía de las reparaciones tiene un plazo de tres meses o 2.000 kms. recorridos. La garantía se entiende total y se incluyen materiales y piezas, así como mano de obra, y afecta a todos los gastos que se produzcan (transporte, desplazamiento de operarios, etc.). Si durante el periodo de garantía se avería el vehículo en las partes reparadas, el taller debe arreglar gratuitamente el problema.
  • Podrán cobrarse gastos de estancia, siempre que el taller le informe de que el presupuesto está preparado o el coche está reparado y el consumidor no lo retire en los 3 días hábiles siguientes a la notificación.

Obligaciones de los talleres

Los talleres tienen la obligación de estar legalmente habilitados y clasificados para poder ejercer la actividad. Esta clasificación figura en una placa metálica que debe estar ubicada en un lugar visible fuera del establecimiento y que está dividida en tres espacios:

  • En la parte más alta de la placa, está ubicada la rama de la actividad que le corresponda, es decir, si se trata de talleres de mecánica, electricidad o carrocería y pintura.
  • En la parte intermedia, debe estar especificada la especialidad concreta, es decir, si son centros de diagnosis (especialmente destinados a comprobar y certificar el estado técnico de un automóvil) y si atienden a distintos tipos de vehículos, como motocicletas;
  • En la parte de abajo, deben estar visibles las siglas de la comunidad autónoma y el número correspondiente en el registro oficial.

Placas talleres

En el caso de los talleres no clasificados como oficiales de marca, está prohibida la ostentación de referencias a marcas, tanto en el exterior como en el interior del taller, que puedan inducir a confusión o error al usuario.

Reclamaciones

En caso de no estar conforme con alguno de los servicios prestados puede presentar una reclamación solicitando una hoja de reclamaciones en el establecimiento y presentándola en cualquier formato en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid (C/ General Díaz Porlier, 35 de Madrid) o a través de Internet, por la sede electrónica de la Comunidad de Madrid.