• Favorito / Compartir

Las claves del nuevo bono social de electricidad

Bono social de electricidad
La factura de la luz es una de las cuestiones que más preocupan, en especial cuando se acerca el invierno, a muchos consumidores. Para ayudar a afrontar estos gastos en suministros, se ha puesto en marcha el nuevo bono social junto con varias medidas de protección a los consumidores en materia de comercialización y cortes de suministros.

Este bono social, que ha sido desarrollado en el Real Decreto 897/2017, es un descuento en la factura eléctrica del que podrán beneficiarse los consumidores cuya tarifa de electricidad esté acogida al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) que, además, cumplan una serie de requisitos en función de su nivel de renta y determinadas circunstancias personales. Tras la entrada en vigor de la nueva normativa, aquellos que cumplan con ellos, podrán acogerse a él de manera inmediata.

A través del siguiente reportaje, desde el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid queremos dar respuesta a todos los consumidores interesados en acceder al bono social, a preguntas como quién puede acceder, cómo hacerlo o cuales son los requisitos que se deben cumplir.

Tipos de descuentos y requisitos para acceder al bono social

La nueva legislación establece unos descuentos en la factura de la luz del 25% para los consumidores vulnerables, del 40% para los vulnerables severos y del 50%, si además están siendo atendidos por los servicios sociales. Se establecerán, además, unos límites máximos de consumo eléctrico a los que será aplicable el bono social, con el fin de asegurar la eficiencia en el consumo.

En este sentido, se considera consumidor vulnerable aquel que cumpla alguno de los siguientes requisitos:

  • La renta anual de la unidad familiar sea igual o inferior a:
    • 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de 14 pagas para los consumidores que no formen parte de una unidad familiar o no tengan hijos
    • 2 veces el IPREM de 14 pagas, en el caso de familias con un menor.
    • 2,5 veces el IPREM en el caso de familias con más de un menor al cargo.
    • Este indicador, aumenta en 0,5 puntos cuando se trate de personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o terrorismo.
  • Familias numerosas.
  • Los hogares formados por pensionistas por jubilación o incapacidad permanente, con pensiones mínimas.

Para el caso de los consumidores vulnerables severos, el descuento aumenta hasta el 40% y estarán incluidos dentro de esta categoría aquellos consumidores cuya renta familiar sea inferior a la mitad de los umbrales establecidos para los consumidores vulnerables.

Dentro de los consumidores vulnerables severos, existe otra categoría para aquellos casos con mayor riesgo social. Son los consumidores en riesgo de exclusión social, estando incluidos en ella aquellos que estén siendo atendidos por los servicios sociales de una Administración autonómica o local que financie al menos el 50% del importe de su factura.

Para este colectivo de especial protección, la nueva legislación establece la prohibición del corte del suministro en caso de impago y serán las comercializadoras las que deban asumir el resto de la factura.

Otras medidas de protección del consumidor de energía eléctrica

Además del bono social, el gobierno ha aprobado en este real decreto, una serie de medidas para reforzar la protección al consumidor en materia de suministros eléctricos. A la prohibición de cortes de suministro para consumidores en riesgo de exclusión social, se unen otras, como la ampliación de dos a cuatro meses del plazo para suspender el suministro a los consumidores con bono social. Además:

  • Las compañías eléctricas estarán obligadas a comunicar los impagos en un plazo máximo de dos meses para evitar que se acumulen retrasos que no sean detectados por el consumidor.
  • Los contratos en mercado libre no podrán incluir cláusulas que limiten o penalicen al consumidor por acogerse al bono social. En el caso de los ya vigentes, las compañías tienen dos meses para modificarlo.
  • Además, deberán comunicar expresamente al consumidor que contrate en el mercado libre que está renunciando a percibir el bono social. 
  • En caso de impago, las compañías eléctricas deberán informar a los consumidores que pueden acogerse al bono social, sin asumir ningún coste por el cambio de contrato.

Solicitud y renovación del bono social

Aquellos consumidores que ya disponen del bono social tienen de plazo hasta el 10 de abril de 2018 para acogerse al nuevo bono social, presentando la documentación que les acredite como beneficiarios del descuento.

La solicitud del bono social deberá hacerse según el modelo establecido en la normativa y podrá realizarse poniéndose en contacto con la comercializadora de referencia:

  • Por teléfono, a través del número disponible en su página web. Este número será publicado también en la página web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.
  • En sus oficinas, cuando éstas existan, entregándole al consumidor documento justificativo de la solicitud.
  • Por fax, correo postal o a través de la dirección de correo electrónico facilitada en su página web y en su factura. Debiendo remitir confirmación de la recepción del email.
  • A través de su página web.

La solicitud deberá ir acompañada de la documentación acreditativa pertinente entre la que debe figurar la fotocopia del DNI, el libro de familia, en caso de familia numerosa el título en vigor o el certificado o documento acreditativo expedido por los servicios sociales de su Comunidad Autónoma, en caso de pertenecer a alguno de los supuestos de circunstancias especiales.

El plazo para beneficiarse del bono social es de dos años, salvo que con anterioridad se produzca la pérdida de alguna de las condiciones que dan derecho a su percepción. Este plazo puede renovarse.

Antes de la finalización del plazo de dos años y con una antelación mínima de quince días hábiles, el consumidor titular del punto de suministro de electricidad acogido al bono social podrá solicitar su renovación, volviendo a presentar la solicitud. En caso de que cumpla las condiciones nuevamente, se le otorgará el derecho a seguir percibiendo el bono social durante dos años adicionales y así, sucesivamente.

Otras ayudas sociales

Además del bono social, que es común para todo el territorio nacional, los consumidores madrileños con menos recursos podrán beneficiarse de otras ayudas sociales. La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la convocatoria para las ayudas individuales de suministro eléctrico y de gas, encaminadas a apoyar a aquellos hogares madrileños más desfavorecidos a hacer frente al pago de sus suministros energéticos, subvencionando las facturas de gas y/o luz de aquellos hogares que se encuentren en una situación de precariedad económica.

El período subvencionable está comprendido entre el 1 de noviembre de 2016 y el 31 de octubre de 2017. Puede consultar más información en la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Dudas y reclamaciones

En caso de que tuviera discrepancias en la aplicación del bono social, los consumidores podrán dirigirse a la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio o a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid (C/ General Díaz Porlier, 35 de Madrid).

Puede consultar más información en el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid o en el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.