• Favorito / Compartir

Robos de teléfono y otros fraudes en telefonía: proteja su terminal

Robos y otros fraudes en el teléfono
El teléfono móvil es uno de los aparatos más utilizados por los consumidores. Con la llegada de los teléfonos inteligentes, más conocidos como smartphones, su uso se ha extendido a otras funciones más allá de las propias de recibir llamadas y mensajes y ya se utiliza más como cámara de fotos, tarjeta de crédito para pagar sus compras o como dispositivo para enviar correos electrónicos o hacer compras por internet.

Por todo esto, cuando se produce el robo o el extravío del teléfono móvil, se convierte en un problema para el consumidor, dada la cantidad de información personal, fotos, vídeos, aplicaciones de pago por el móvil o correos electrónicos que se almacenan en ellos.

En el siguiente reportaje, desde el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid, queremos ofrecer algunas recomendaciones si le roban o pierde el teléfono móvil, así como algunas claves cuando se llama a números de tarificación adicional o se envían sms Premium.

Robo o extravío del teléfono móvil

En caso de robo o extravío del teléfono, es conveniente seguir los siguientes pasos:

  1. Hable con su operadora. En primer lugar, es muy importante que en cuando note la pérdida o el robo del teléfono, se lo comunique a su operadora para que bloqueen la tarjeta y no puedan hacer llamadas con ella. Esto evitará también que le facturen las llamadas que se realicen después de notificar la pérdida o robo. Para ello necesita el código IMEI, que es el número de identificación único del teléfono. Estará en el embalaje del teléfono o puede conseguirlo pulsando *#06#.
  2. Denuncie el robo en la comisaria. Es otro paso muy importante también. Acérquese a la comisaría más cercana y ponga una denuncia. En ella constará si ha sido un hurto (cuando no existe intimidación o violencia) o un robo (cuando sí existe violencia o coacción).
  3. Revise su póliza de seguro de hogar. Algunas de ellas, incluyen la cobertura de robo de móvil, diferenciando si se trata de un hurto o un robo con violencia. Es importante que guarde la factura de su terminal, ya que se la solicitarán en el caso de que cubra esta circunstancia.
  4. Cambie las contraseñas de sus cuentas de correo electrónico y redes sociales que tuviera instaladas en su teléfono móvil. Con esto evitará que puedan leer sus correos electrónicos y tengan acceso a sus redes sociales.

Además:

  • Recuerde que si le hacen un cargo con una aplicación instalada que le permita usar su móvil como tarjeta de crédito, está amparado por la ley de servicios de pago. En ella se indica que, en las pérdidas derivadas de operaciones de pago no autorizadas resultantes de la utilización de un instrumento de pago extraviado o sustraído, el consumidor sólo soportará los primeros 150 euros del cargo. Lo restante, será asumido por su entidad bancaria. 
  • Si tiene activada alguna herramienta remota que permita borrar los datos del terminal, puede usarla para evitar que accedan ellos. Estas aplicaciones se pueden descargar en el teléfono móvil y, en caso de robo o extravío, le informarán de donde está su teléfono, además de permitirle borrar todos los datos y contraseñas almacenadas. Para obtenerla, es aconsejable que consulte entre las aplicaciones disponibles en su sistema operativo.

Llamadas de tarificación especial y SMS Premium

Otro de los problemas con los que se encuentran los consumidores en telefonía está relacionado con los costes de las facturas que se pueden encontrar cuando llaman a teléfonos de tarificación especial (los 803 o 806, entre otros) o envían mensajes premium (aquellos que sirven para participar en concursos, descargar melodías…).

Para no encontrarse con una factura desorbitada sin esperarlo, es imprescindible estar bien informados. Estas son algunas claves para que el consumidor sepa exactamente qué servicios está utilizando:

  • Los números de tarificación especial no suelen estar incluidos en los planes de telefonía de las operadoras.
  • En los números 901, la llamada se paga a medias entre el emisor y el receptor, mientras que los números 902, deben tener el mismo precio que una llamada provincial.
  • Los números que comienzan por 803, 806, 807 (juegos de azar, servicios profesionales…) y 905 (utilizados normalmente por medios de comunicación para sondeos, concursos, televoto...) son los llamados de “tarificación adicional” porque suponen un elevado coste, por ello cuentan con una serie de limitaciones como que el tiempo de duración de la llamada está limitado a 30 minutos o que, al inicio de la comunicación, se debe informar del precio máximo de esta.
  • Existe una regulación específica para el servicio de mensajes premium, que obliga a las empresas que los ofrecen a identificarse ante el usuario e informarle claramente de los precios y el tipo de servicio al que accede.
  • Además, la empresa está obligada a enviarle un SMS para que confirme, mediante un mensaje enviado desde su número de teléfono, que desea contratar ese servicio premium. Si no responde, se entenderá que renuncia al servicio solicitado. Además, en el caso de que el usuario haya participado en una votación o concurso, la empresa debe enviarle un mensaje gratuito que le informe del resultado.
  • Por último, recuerde que su operadora debe enviarle dentro de su factura de teléfono, el desglose de mensajes Premium o llamadas de tarificación especial que haya realizado, especificando el coste de alta del servicio y número de mensajes recibidos, en el caso del primero, así como el coste total de las llamadas, para el segundo.