• Favorito / Compartir

Centros de cirugía estética: cuide sus derechos

Cirugía estética
El interés por las operaciones de cirugía estética ha aumentado en los últimos años. Cuidar el cuerpo, llevar una alimentación saludable o estar en forma son cuestiones que preocupan a los consumidores, que, en ocasiones, recurren a alguna cirugía menor, retoque con láser o incluso a pasar por el quirófano para mejorar alguna zona de su cuerpo.

Los establecimientos que ofrecen estos servicios son considerados centros sanitarios y como tal, deben cumplir con unos requisitos mínimos técnicos, higiénicos y de seguridad tanto en los equipos que utilizan como en el personal que realiza las intervenciones, por lo que es muy importante que, antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento o intervención, se informe sobre el establecimiento que los realiza.

En el siguiente reportaje recordamos los requisitos mínimos que deben cumplir estos establecimientos y ofrecemos una serie de consejos que le ayuden a sentirse seguro cuando decida contratar alguno de sus servicios.

Requisitos y obligaciones de los establecimientos de cirugía estética y centros de estética

El centro debe disponer de personal debidamente cualificado, así como de equipamiento necesario para desarrollar adecuadamente las actividades sanitarias que realicen, así como la certificación técnica de los equipos, emitida por el organismo correspondiente, manual de instrucciones en castellano, partes de reparación y un libro de mantenimiento con los sellos de las revisiones periódicas. Además:

  • Deberán exhibir en un lugar visible el documento acreditativo de autorización de funcionamiento y de inscripción en el registro de centros sanitarios, así como las plantillas y relaciones de puestos de personal sanitario. 
  • Asimismo, han de exponer al público la lista de sus servicios en función de la titulación de sus profesionales o técnicos, así como información accesible sobre los derechos y deberes de los usuarios. 
  • Dispondrán de personal suficiente, tanto sanitario como no sanitario, para garantizar su adecuado funcionamiento del establecimiento. Todo el personal que desarrolle allí su actividad, deberá disponer del título correspondiente a la actividad que realizan. 
  • Los profesionales deben exhibir su identificación en un lugar visible de su indumentaria. 
  • Si disponen de quirófanos, estos deben estar separados y delimitados del resto de zonas del centro por puertas. Estos no deben tener ventanas al exterior ni a los pasillos y tienen que contar con una zona de lavado quirúrgico. 
  • Todos los centros y servicios disponen de hojas de reclamaciones y sugerencias a disposición de los usuarios, así como de carteles anunciadores de su existencia.

Información previa

Como en cualquier relación comercial entre una empresa y un consumidor, lo importante es la información que el establecimiento debe ofrecerle como consumidor. Antes de cualquier tratamiento u operación estética solicite información al centro acerca de:

  • Los datos profesionales del médico que va a realizar el tratamiento. Su número de colegiado, titulación, especialidad… Podrá cotejar estos datos en el Colegio Oficial de Médicos de la Comunidad de Madrid.
  • También puede comprobar con el número de inscripción, que el establecimiento está incluido en el registro de centros sanitarios de la Comunidad de Madrid. 
  • La técnica que van a utilizar, la explicación del tratamiento, así como los posibles efectos secundarios o los riesgos asociados. Si la intervención requiere quirófano, es importante asegurarse con qué recursos cuenta el centro en caso de complicación y si tienen alguna unidad de cuidados intensivos. Aquí puede consultar los tratamientos más comunes en cirugía estética.
  • Exija siempre un presupuesto en el que se indiquen todos los precios del tratamiento que le van a realizar con los impuestos incluidos. Si se modifica el precio de este, exija que se lo reflejen por escrito.
  • También es importante que el centro realice una historia clínica a cada paciente, con información sobre su intervención, tratamiento a seguir y otras observaciones.

Si el centro le ofrece un documento previo con estos datos y solicita su firma como confirmación de haber recibido esta información, será una buena garantía.

Cirugía estética

Recomendaciones generales

  • Como cuando contrata cualquier otro servicio, es importante que visite varios centros que ofrezcan los mismos tratamientos para poder comparar y tomar la mejor decisión. 
  • Consulte con su médico de cabecera todas sus dudas antes de someterse a una intervención o un tratamiento. 
  • La publicidad es vinculante. Lea con detenimiento y conserve cualquier publicidad que le ofrezcan por si después no coincide con lo que le ofrecen. En ese caso, se trataría de publicidad engañosa y, en ese caso, podría reclamar.
  • No debe firmar nunca ningún documento que exima de responsabilidad a la empresa. 
  • Exija siempre un presupuesto que recoja al detalle todos los gastos y servicios que se le ofrecen. Lea con detenimiento las condiciones generales del mismo. 
  • Exija en todo momento una información adecuada: será la garantía de que el centro es de confianza.
  • Al finalizar el tratamiento, pida y conserve la factura, donde se detalle cada uno de los tratamientos recibidos y el importe de los mismos.

Reclamaciones

En caso de no estar conforme  en cuanto a publicidad engañosa o problemas con los servicios ofertados puede presentar una reclamación solicitando una hoja de reclamaciones en el establecimiento o presentándola en cualquier formato en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo o a través de Internet.

Si su reclamación está en relación a mala praxis médica puede dirigirse a pedir información en el Servicio Madrileño de Salud.