• Favorito / Compartir

Consejos de verano: disfrutar de las vacaciones con garantías

Consejos verano
Alquilar un coche en verano, llamar por teléfono en el extranjero, comprar las gafas de sol adecuadas o elegir la crema solar indicada para la playa, son algunas de las cuestiones que más preocupan en verano. El periodo estival y las vacaciones, provocan que los consumidores nos encontremos con situaciones que pueden generar dudas de consumo sobre cómo deberían estar protegidos nuestros derechos.

En el siguiente reportaje repasamos algunas de las situaciones más comunes en verano y le ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones para que usted viaje seguro y con los derechos aprendidos.

Además, puede también consultar la guía que AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), en colaboración con la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid entre otros organismos, ha elaborado para el verano y que incluye consejos sobre viajes, compras o playas y piscinas.

Productos para el sol: protección en las compras

En esta categoría se encuentran los productos como las gafas de sol y las cremas solares que aumentan su venta durante el verano debido a que los consumidores quieren estar bien protegidos de las radiaciones que produce el sol y que pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud.

Es muy importante fijarse, por lo tanto, en los requisitos de seguridad y salud que este tipo de productos deben cumplir y no dejarse guiar por cuestiones como la estética, en el caso de las gafas de sol, o creer que todas las cremas solares son igual de efectivas ni necesarias:

  • En el caso de las gafas de sol, se pueden comprar en establecimientos muy variados, desde ópticas hasta mercadillos o tiendas de souvenirs en zonas de playa, por lo que es recomendable que, exija siempre que le entreguen la factura y la garantía correspondiente del producto y siempre que pueda, déjese aconsejar en la compra por un profesional de la visión.
  • Las gafas deben absorber un espectro luminoso que permita ver bien sin daño o con un daño mínimo para el ojo. Es por tanto, muy importante fijarse en el etiquetado, que debe incluir entre otros, el marcado CE, el nivel de protección ultravioleta y el tipo de filtro solar que las protege.
  • En el caso de las cremas solares, ninguna puede garantizar al 100% una protección total frente a las radiaciones dañinas, por ello no deben contener mensajes en la etiqueta como “protección total”, "pantalla total" o “prevención durante todo el día.
  • La protección contra los rayos ultravioletas UVB se identifica en el etiquetado de los productos solares a través del Factor de Protección Solar (FPS o SFP en inglés), que lleva una numeración entre 6 y 50+, y descriptores como “protección baja”, “media”, “alta” o “muy alta".
  • Estas y otras recomendaciones, precauciones de uso, instrucciones recomendadas, o declaraciones que no deben hacerse en el empleo de las cremas solarese encuentran incluidas dentro de las directrices que estableció la Comisión Europea una serie de directrices para apoyar a las distintas autoridades nacionales.

Consejos verano

De viaje en avión: cuidado con las maletas

Es uno de los mayores inconvenientes cuando se viaja en avión, llegar al lugar de destino y que su maleta no lo haga con usted y se haya perdido por el camino. En primer lugar, debe saber que la compañía aérea es la responsable del equipaje y por tanto de la pérdida, destrucción o daños ocasionados en el mismo. En caso que le suceda:

  • No abandone el aeropuerto sin reclamar el daño o la pérdida de su maleta. Diríjase al mostrador de la compañía con la que ha realizado el viaje y rellene el parte de irregularidad de equipaje (P.I.R), al que debe adjuntar el talón o la pegatina que le entregan junto a su tarjeta de embarque.
  • En caso de que le suceda cuando llega al destino, conserve todos los tique de los productos y ropa que haya tenido que comprar, le servirán de garantía para reclamar los costes.
  • Recuerde que puede contratar un seguro para su equipaje que cubra estos posibles inconvenientes.
  • Además de la cumplimentación del P.I.R puede presentar una reclamación a la compañía aérea solicitando una indemnización. Puede consultar los plazos que tiene para hacerlo, así como el máximo de indemnización aquí.

Compras en verano: los mismos derechos

Es una de las principales actividades que se realizan como consumidor. Y cuando se viaja de vacaciones, comprar algún recuerdo o souvenir del lugar que se visita es algo muy común:

  • Recuerde que siempre que compra un producto debe recibir un tique o factura como justificante de la venta. Exíjalo en caso de no hacerlo.
  • Todos los productos puestos a la venta deben estar debidamente etiquetados, con las instrucciones de uso y mantenimiento en castellano.
  • Recuerde que los establecimientos no están obligados a devolver los productos, salvo que el producto esté defectuoso o sea una venta a distancia, por lo que es interesante, antes de comprar, preguntar por la política de devoluciones del establecimiento.
  • En las compras online, le asiste el derecho de desistimiento, por lo que tiene 14 días naturales para devolver el producto sin tener que dar ninguna explicación.
  • La publicidad es vinculante. El producto que compre debe cumplir con los requisitos que anuncia, si no puede reclamar.

Roaming en Europa: Internet y teléfono

Viajar por la Unión Europea y poder acceder a los datos internet, hacer llamadas o recibir mensajes ya no supone ningún coste adicional para los consumidores. Desde el pasado verano, los ciudadanos que viajan dentro de la Unión Europea, vieron mejoradas sus condiciones de telefonía, gracias a la normativa europea sobre roaming que eliminaba la itinerancia dentro de los países miembros y permitía a los usuarios conservar la misma tarifa que en sus países de origen.

  • Las operadoras no podrán aplicar recargo alguno cuando viaja dentro de la Unión Europea, incluyendo los MMS, siempre que la estancia sea temporal y no permanente (menos de cuatro meses).
  • Si viaja fuera de la Unión Europea, recuerde consultar con su operador cuáles son las tarifas que se aplican para poder utilizar el teléfono e internet en su móvil en el extranjero, y pregunte por los paquetes especiales para viajes por si alguno pudiera ser de su interés, evitará sorpresas en su factura al volver.

Financiación de los viajes

En el caso de requerir financiación específica para unas vacaciones es conveniente que, siempre que sea posible, contrate un crédito de consumo vinculado con la agencia de viajes con la que va a realizar el viaje. En este tipo de contratos, el comerciante no facilita la financiación al consumidor, sino que le ofrece la posibilidad de hacerlo a través de una entidad de crédito.

El crédito debe servir exclusivamente para financiar el viaje y tanto el contrato de compra como el de financiación están vinculados el uno al otro. Esto le ofrece la ventaja, como consumidor, que si la agencia de viajes incumple con el contrato o tiene algún problema económico, y no puede disfrutar de sus vacaciones, puede dar por zanjado el crédito contratado.

Alquiler de coches

En caso de que alquile un coche para desplazarse por el lugar de vacaciones, sepa que los precios los marca la compañía de alquiler y deben estar expuestos a la vista del público mediante la exhibición de carteles perfectamente visibles y legibles.

Los precios pueden contener otros conceptos como el alquiler por día o kilómetros, los seguros que se contratan aparte, los accesorios no obligatorios que sean solicitados o la entrega en un lugar distinto al acordado.

En cualquier caso, siempre que alquile un coche es conveniente que se asegure de que el vehículo está en perfectas condiciones, libre de desperfectos tanto en el exterior como en el interior.

Lea, además, detenidamente el contrato y llévelo siempre en el vehículo, de esta manera evitará sorpresas en el momento de la facturación.

Y recuerde siempre que…

Tiene derecho a reclamar. Si ve vulnerados sus derechos pida la hoja de reclamaciones que todos los establecimientos están obligados a tener a disposición de los consumidores y usuarios.

Puede presentar su reclamación en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo o a través de Internet. Si tiene un problema de consumo dentro de la Unión Europea puede acudir al CEC (Centro Europeo del Consumidor) para que le asesoren.