• Favorito / Compartir

Productos de electrónica reacondicionados: qué son y a qué tiene derecho

Productos reacondicionados
Los electrodomésticos y productos de electrónica (ordenadores, teléfonos móviles, tabletas y otros) son de los más demandados por los consumidores. Al tratarse de objetos con un precio elevado, en muchas ocasiones se busca la forma de conseguirlos a un precio menor, renunciando a “estrenar” el producto.

En este reportaje veremos qué son los productos reacondicionados y qué derechos tienen los consumidores cuando compran uno de ellos en cuanto a la garantía o al derecho de desistimiento.

Qué son los productos reacondicionados

No todos los establecimientos o tiendas online consideran como “producto reacondicionado” lo mismo. Unificando criterios, se trataría de productos que se venden a un precio menor del que tiene ese mismo producto nuevo a estrenar por diversos motivos, como por ejemplo:

  • Que el producto es nuevo, pero procede de una devolución de otro usuario, por lo que podría haber sido abierto o usado.
  • Que el producto es nuevo y el embalaje se encuentra dañado o se ha desprecintado.
  • Que el producto es nuevo y procede de la exposición o el escaparate de una tienda.
  • Que el producto no es nuevo, pero se le han cambiado componentes de uso intensivo (por ejemplo, la batería, la pantalla o la carcasa, en el caso de tabletas o teléfonos móviles), y se le ha sometido a una revisión general para comprobar su funcionamiento.

El término "producto reacondicionado" no existe como tal en la legislación. Bajo esta denominación, el vendedor ofrece productos que pueden ser nuevos, a estrenar o no, o el embalaje deteriorado, productos de segunda mano que han podido ser reparados o se le han cambiado componentes y productos considerados "saldos", por tener desperfectos o deterioro, en cuyo caso se debe indicar claramente tal circunstancia.

Lo más importante en estos casos para el consumidor es conocer en qué condiciones se encuentra el producto que va a comprar, el derecho de desistimiento, en su caso, y la garantía que le asiste.

Productos reacondicionados

Información previa

Tanto si la compra se realiza en un establecimiento físico como si se hace a distancia (teléfono o internet) el consumidor debe saber, en todo momento, que lo que va a comprar no es un producto a estrenar, y por qué motivo se considera ese producto como reacondicionado, ya que no todos los establecimientos o tiendas online tienen los mismos criterios para denominar "reacondicionado" a un producto. Infórmese preguntando en el establecimiento o en la página web.

Devolución o cambio y derecho de desistimiento

Si la compra se hace en un establecimiento, las condiciones de devolución o cambio si el producto no está defectuoso las establece el vendedor, y tienen que figurar en carteles visibles en la tienda o en el tique de compra. En cualquier caso, es conveniente que, antes de realizar la compra, se informe de la política de devoluciones y cambios. El dinero se lo pueden devolver en vales de compra del establecimiento o en metálico.

Si compró el producto a distancia (teléfono, catálogo o internet) tiene, como mínimo, catorce días naturales desde la entrega del producto para devolverlo sin tener que dar ninguna explicación.

Productos reacondicionados

Garantía

Es conveniente que se informe cuidadosamente sobre la garantía que ofrece el vendedor sobre estos productos antes de hacer la compra. La ley dice que la garantía de cualquier producto es de dos años desde la fecha que figure en el tique o factura del producto.

En los productos de segunda mano, la ley establece también dos años de garantía salvo que se pacte un plazo menor, pero que nunca puede ser inferior a un año.

Por tanto, si le venden un producto reacondicionado anunciándolo como "nuevo" deberá tener dos años de garantía.

Reclamaciones

Como norma general, procure conservar el tique de compra, o solicite y guarde la factura.

Si ha comprado uno de estos productos, ha tratado de ejercitar sus derechos como consumidor y el vendedor no está de acuerdo, puede solicitar la hoja de reclamaciones y presentarla en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Oficina de Atención al Consumidor de la Comunidad de Madrid, o a través de internet (con certificado digital), aportando todas las pruebas de las que disponga.

Si ha realizado la compra a distancia, además de realizar la reclamación en Consumo a través de los medios mencionados, también puede comprobar si la empresa está adherida a Confianza Online (mire en el pie de página de la página web y busque la referencia a esta entidad o el logotipo de su sello) podrá realizar la reclamación a través de esta entidad, de manera sencilla y rápida. Más información.

Productos reacondicionados

También puede recurrir a la Plataforma de Resolución de Litigios en Línea de la Unión Europea. Todas las páginas que realicen venta a distancia deben tener un enlace a esta plataforma en su página web, normalmente suele estar situado en el pie de página o en las condiciones generales. Más información.

En ambos casos (compra a distancia o presencial) si la empresa lo acepta, también puede acudir al Sistema Arbitral de Consumo, o bien, a los tribunales de justicia ordinaria.