Casos resueltos
    Telefonía móvil, tintorerías, vivienda, transporte, lápidas, ordenadores..., el sistema arbitral de consumo resuelve cada año miles de casos de todos los ámbitos. Los tribunales de arbitraje estudian las reclamaciones de los consumidores y las alegaciones de las empresas reclamadas dando la razón a uno, a otro o a los dos. Las decisiones del tribunal (laudos) son de obligado cumplimiento. En esta página se exponen casos reales de arbitrajes celebrados en la Comunidad de Madrid.

    Además, también puede consultar los laudos emitidos y registrados en años anteriores: 

    Tren

     
    1 - 5 registros de 5
    Prohibido viajar con bicicleta
    Tren
    Prohibido viajar con bicicleta
    El consumidor El reclamante quería viajar en tren a Logroño con un bulto de viaje (una bicicleta embalada) que cumplía con las especificaciones de peso y tamaño que constaban en el billete. Sin embargo, no le dejaron embarcar ya que el revisor del tren consideraba que la caja era exagerada, no siendo el tren y el billete adquirido válidos para ello.

    A la vuelta de su viaje formula la reclamación y la empresa le devuelve el importe del billete, pero solicita la devolución del coste del alquiler de un vehículo que tuvo que costearse para poder acudir a Logroño (222,97) y que se corrijan las especificaciones para viajar con bicicleta.

    La empresa La empresa reclamada en sus alegaciones manifiesta que no procede el abono de la indemnización reclamada pues las bicicletas no son equipaje de mano y para su traslado en tren tienen que cumplir una serie de condiciones que no se respetaban.
    El colegio arbitral Ante las manifestaciones de las partes y teniendo en cuenta la documentación aportada al expediente, el Órgano Arbitral acuerda estimar parcialmente la pretensión del reclamante por cuanto, si bien la redacción del tamaño del bulto de mano dista mucho que desear e induce a confusión, no consta acreditada en todo caso la medida del bulto o caja objeto de controversia. Se acuerda que la empresa reclamada compense al reclamante con un importe igual al del billete adquirido, es decir, con 34,35€, no procediendo mayor compensación.
    El caso del billete a ninguna parte
    Tren
    El caso del billete a ninguna parte
    El consumidor La consumidora compró un billete de tren para viajar de Madrid a Pamplona en una máquina de autoventa con la ayuda de un comercial de la estación. La usuaria pidió un billete para viajar a las siete y cuarto. Llegado el día de la salida, al llegar a la estación a las 19 horas se percató de que en el billete no ponía 19.15, sino 07.15, con lo que no pudo viajar. Además, al anular el tramo de vuelta, se le cargó una comisión de cancelación del billete.
    La empresa La empresa se opuso a la reclamación y manifestó que la responsabilidad era de la usuaria al no especificar si se trataba de la mañana o de la tarde.
    El colegio arbitral Ante las manifestaciones de las partes, el tribunal arbitral acordó estimar parcialmente la pretensión de la parte reclamante. Estimó que la responsabilidad del error era compartida por ambas partes, ya que ninguna de las dos especificó la hora exacta. Así, el coste del billete y la comisión de anulación del billete de vuelta se repartió al 50% entre los dos.
    Gafas aplastadas
    Tren
    Gafas aplastadas
    El consumidor La reclamante sufrió un accidente al viajar en tren: al pasar de un vagón a otro, las puertas se cerraron y le golpearon la cara rompiéndose las gafas de sol graduadas que llevaba. Reclamó a la compañía.
    La empresa La empresa alegó que no era su responsabilidad, ya que el seguro obligatorio de viajeros que se paga con la compra del billete de tren no cubre este tipo de daños.
    El colegio arbitral El tribunal decidió que la empresa ferroviaria debía pagar la factura de 615 euros de las nuevas gafas de sol, ya que el daño se produjo por el mal funcionamiento de un elemento del convoy, con independencia de que el seguro citado lo cubra o no.
    Desperfectos en un pantalón
    Tren
    Desperfectos en un pantalón
    El consumidor La reclamante solicita una compensación al medio de transporte por la rotura de un pantalón a causa del mal estado del mobiliario de una estación. Telefónicamente se acuerda valorar ese pantalón en 40 euros, pagando la compañía además el billete de ida y vuelta, pero posteriormente recibe una valoración de 20 euros por la prenda más el billete. Pide, por tanto, los 40 euros de la primera estimación.
    La empresa La reclamada, en su comparecencia, se reafirma en la valoración de 20 euros como compensación por el pantalón y, como gasto extra, propone el importe pagado en el desplazamiento de la prenda.
    El colegio arbitral Tras valorar las peticiones de las partes, el colegio arbitral acordó que la reclamante tendrá que ser compensada con 25,40 euros por el pantalón, debido a su estado y uso, y el desplazamiento entre municipios para entregar la prenda.
    Viajeros al tren
    Tren
    Viajeros al tren
    El consumidor El reclamante ganó un fin de semana para dos personas en el Balneario de Puente Viesgo a través de un concurso televisivo, incluyendo billetes de un medio de transporte, que tuvo un retraso de seis horas en el viaje de ida y dos en el de vuelta. Solicita el importe de los billetes de ida y el pago de medio día de hotel.
    La empresa El reclamado se opuso a la reclamación mediante un escrito de alegaciones.
    El colegio arbitral El colegio arbitral acordó estimar parcialmente las pretensiones del reclamante, solicitando a la parte reclamada el pago de los dos billetes de ida (140 €) y desestimando el resto de pretensiones.
    1 - 5 registros de 5