Casos resueltos
    Telefonía móvil, tintorerías, vivienda, transporte, lápidas, ordenadores..., el sistema arbitral de consumo resuelve cada año miles de casos de todos los ámbitos. Los tribunales de arbitraje estudian las reclamaciones de los consumidores y las alegaciones de las empresas reclamadas dando la razón a uno, a otro o a los dos. Las decisiones del tribunal (laudos) son de obligado cumplimiento. En esta página se exponen casos reales de arbitrajes celebrados en la Comunidad de Madrid.

    Además, también puede consultar los laudos emitidos y registrados en años anteriores: 

    Suministros

    1 - 5 registros de 5
    Cobro de cantidad distinta de la ofertada
    Compras
    Cobro de cantidad distinta de la ofertada
    El consumidor Contrató, telefónicamente, una potencia de luz de 4600W. La compañía le indica que el coste de alta asciende a 120,60 euros pero le han facturado 206,37 euros. Solicita a la compañía que le reintegre la diferencia y se le proporcione la grabación de la contratación.

    Considera que la información que se le dio por teléfono no se ha cumplido, y  que la grabación que le han enviado es una conformidad previa a la contratación. Solicita el reintegro de la diferencia 85,77 euros.

    La empresa Manifiesta que no han identificado inicialmente ninguna anomalía, entendiendo que procede la factura emitida por 206,37 euros. Indican los conceptos aplicados (derechos de extensión, de acceso y enganche). En la factura, se han anulado los derechos de enganche de importe 9,4 euros.
    Además, manifiesta que la grabación que entregaron era efectivamente la correspondiente a la contratación realizada, adjuntando información relativa a la tarifa, contratada por el cliente.
    El colegio arbitral Ante las manifestaciones de las partes y teniendo en cuenta la documentación aportada, el colegio arbitral acordó estimar totalmente la pretensión de la reclamante, al considerar que la empresa no puede acreditar haberle entregado la información sobre el importe a facturar.

    Por ello, la empresa reclamada deberá reintegrar a la reclamante la cantidad de 85,77 euros, impuestos incluidos, importe resultante de la cantidad cobrada y la que debería haberse cobrado.

    Tarifa “para siempre”
    Suministros
    Oferta para siempre
    El consumidor Contrató un servicio de telefonía con una oferta que indicaba, tanto en el contrato como en la publicidad, que el precio de la misma era “para siempre” mientras se mantuviera el contrato en vigor y no se cambiara de modalidad. A pesar de ello, le cambiaron los precios, por lo que reclama 5 € más IVA desde la fecha en la que se los subieron.
    La empresa La empresa reclamada alegó que informó al reclamante, en el plazo establecido por la ley, de la subida en el precio de su tarifa, así como de su derecho a resolver anticipadamente el contrato sin penalización respecto al servicio contratado, sin perjuicio de otros compromisos adquiridos como pudiera ser la adquisición de terminales con apoyo económico.
    El colegio arbitral Ante las manifestaciones de las partes y teniendo en cuenta la documentación aportada al expediente, el colegio arbitral acordó desestimar la pretensión de la reclamante, ya que el órgano arbitral carece de competencia sobre posibles infracciones a la normativa vigente en materia de publicidad. Además, indica que la empresa reclamada cumplió con los requisitos establecidos legalmente para modificar las condiciones de los contratos, y que en el contrato celebrado entre el reclamante y la empresa reclamada se establecían unas condiciones contractuales con un compromiso de 12 meses, periodo que ya había finalizado cuando se modificó el precio contratado.
    Corte de suministro por instalación obsoleta
    Suministros
    Corte de suministro por instalación obsoleta
    El consumidor La reclamante adquirió una nueva vivienda y pidió el cambio de titularidad en el suministro eléctrico varias veces, tras abonar una factura pendiente de 0,45 euros, correspondiente al propietario anterior. Después de dos semanas de espera, la reclamante decidió darse de baja del servicio al no ser tramitado el cambio de titularidad. La empresa cortó el suministro eléctrico y, al tratarse de una vivienda de más de 20 años, exigió para su reactivación la renovación del cableado y un nuevo certificado eléctrico, que costó 586,86 euros. Además, la reclamante tuvo que abonar 201,63 euros para la nueva alta.
    La empresa Alega que la petición de baja se realizó diez días más tarde de lo que alega la reclamante y aseguran no tener constancia de la petición de cambio de titularidad. Asimismo, indican que el alta no era posible hasta que la instalación fuese reparada a cargo de la propietaria de la vivienda.
    El colegio arbitral Con la ausencia de la parte reclamada y la presentación de pruebas por parte de la reclamante, el colegio arbitral decidió estimar parcialmente la reclamación. La empresa fue obligada a devolver los 201,63 euros del alta, entendiendo que la reclamante siempre tuvo la intención de realizar el cambio de titularidad.
    Aumento de potencia mal facturada
    Suministros
    Aumento de potencia mal facturada
    El consumidor El consumidor no está conforme con una factura emitida por su compañía de la luz, ya que incluye unos gastos derivados de un aumento de la potencia contratada que, si bien él había solicitado, alega que no había sido correctamente informado sobre ellos. El consumidor reclama el abono de esa factura por importe de 69,26 €.
    La empresa La empresa considera que la factura es correcta, ya que los gastos corresponden a los derechos de modificación de potencia del suministro (derechos de extensión, acceso y enganche), siendo estos importes los que factura la empresa distribuidora habitualmente para la prestación de este servicio.
    El colegio arbitral Ante las manifestaciones de las partes y teniendo en cuenta la documentación aportada al expediente, el colegio arbitral estimó parcialmente la pretensión del reclamante y acordó que la factura fuera asumida por ambas partes al 50%, ya que si bien, generalmente toda novación contractual conlleva un cambio en las condiciones económicas, ni la empresa distribuidora había informado sobre estos gastos al interesado, ni el consumidor había solicitado un presupuesto por ellos.
    Inspección fraudulenta de gas
    Suministros
    Inspección fraudulenta de gas
    El consumidor Recibió, sin haberlo solicitado previamente, la visita de dos personas, que se identificaron como pertenecientes a su compañía de gas, para proceder a realizar una inspección de los quemadores de la cocina. Tras la misma, abonó 89,54 € y firmó un documento que poco después comprobó que era un contrato de mantenimiento. Intentó sin éxito contactar con la empresa por teléfono en varias ocasiones para cancelar dicho contrato, por lo que acude a Arbitraje de Consumo para que se rescinda el contrato de mantenimiento y se le abone la cantidad pagada.
    La empresa La empresa manifiesta que no procede el derecho de desistimiento del contrato y devolución del importe abonado, ya que no le consta que el reclamante lo haya solicitado. No se presenta a la vista ni presenta alegaciones.
    El colegio arbitral Ante las manifestaciones de las partes y teniendo en cuenta la documentación aportada al expediente, el Colegio Arbitral acordó estimar la pretensión del reclamante, por lo que la empresa de gas tuvo que devolver el dinero y rescindir el contrato de mantenimiento suscrito.
    1 - 5 registros de 5