Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Miércoles, 01 de octubre de 2014

Jóvenes

Imprimir

Tatuaje y micropigmentación

 

El tatuaje es una práctica por la cual se hace una marca o dibujo permanente mediante la introducción de pigmentos insolubles en la piel, para lo que se utilizan agujas muy finas, huecas, que realizan múltiples incisiones en la zona del cuerpo donde se realiza la práctica.

Otra práctica muy relacionada con el tatuaje es la micropigmentación, que consiste en la introducción de productos colorantes en la piel, con la finalidad estética de mejorar los contornos de la cara (cejas, labios, párpados, pecas y lunares, ...).

Al igual que otras técnicas que atraviesan la barrera natural de protección del cuerpo, la piel, el tatuaje o la micropigmentación suponen un riesgo para la salud. La complicación más común es la infección, bien de forma localizada en el área del tatuaje, que por regla general es de origen bacteriano, o bien generalizada por alguna de las infecciones transmitidas por la sangre.

Complicaciones más habituales del TATUAJE y la MICROPIGMENTACIÓN

  • Infección. Si no se realizan las técnicas de forma aséptica, existe riesgo de infección en la herida que se produce y de transmisión de enfermedades infecciosas tan importantes como el VIH, Hepatitis B o C, etc.
  • Alergias. Los componentes de las tintas usadas en estas técnicas de tatuaje y micropigmentación pueden desarrollar algún tipo de alergia. Se debe tener en cuenta que las tintas deben estar debidamente identificadas y autorizadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
  • Formación de queloides. Ya que la realización de un tatuaje supone la perforación de la piel con agujas que producen una herida, existe el riesgo de una mala cicatrización y la formación de cicatrices queloideas, que son lesiones de la piel producidas por crecimientos exagerados del tejido que forma la cicatriz.
  • Complicaciones estéticas sin repercusión en la salud: dispersión o eliminación del pigmento o disminución de la calidad del mismo.

Hay que tener en cuenta algunas cuestiones antes de someterse a la aplicación de estas técnicas de tatuaje y micropigmentación:

  • Antes de hacerte un tatuaje debes saber que hacerlo es muy fácil, pero que eliminarlo es más complicado y no siempre tiene buenos resultados.
  • Te recomendamos que te informes bien de si el establecimiento cuenta con la correspondiente autorización, si el material que se usa en estas técnicas, agujas y todo aquello que atraviese la piel, se encuentra estéril y es de un solo uso, es decir, desechable.
  • Las tintas que se utilizan deben estar autorizadas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, no corras riesgos innecesarios con tintas cuya composición se desconoce. Los recipientes donde se colocan las tintas deben ser estériles y de un solo uso.
  • Si estás siguiendo algún tratamiento o tienes dudas en relación con una enfermedad que padezcas es importante que consultes a tu médico.
  • Antes de hacerte un tatuaje, evita la exposición solar prolongada, la aplicación de técnicas de estética, etc..
  • Asegúrate de que los tatuadores cumplen las normas de higiene y de seguridad.

 No es aconsejable hacerse un tatuaje:

  • Si tienes cualquier duda o no estás seguro, tómate tu tiempo.
  • Si sufres cualquier tipo de enfermedad o infección, al tener menos defensas.
  • Si tienes dermatitis, acné o tendencia a cicatrices queloides, verrugas, psoriasis, herpes o algún tipo de infección bacteriana cutánea, ...
  • Si tienes posibles alergias, sobre todo de contacto.
  • Si estás tomando anticoagulantes, padeces alteraciones sanguíneas, enfermedades cardiacas congénitas o llevas marcapasos.

Siempre que te apliquen una de estas técnicas es necesario:

  • Firmar un consentimiento informado.
  • Si eres menor de edad y no estás emancipado, tienes que contar con un consentimiento autorizado por tus padres o tutores.
  • Cuando se haya terminado el trabajo debes solicitar la factura.

Después de la realización de un tatuaje o una micropigmentación se ha producido una herida en la piel que requiere cuidados hasta su cicatrización. Ante cualquier complicación acude a tu centro de salud y consulta con tu médico o enfermera.

Ten en cuenta que hacerse un tatuaje es algo permanente y aunque existen distintos métodos para borrarlos, estos no son del todo efectivos.

Cabe mencionar también el pseudotatuaje o aplicación no permanente sobre la piel de ciertos pigmentos que impregnan su capa más superficial y que se elimina a las tres o cuatro semanas. La base de los pigmentos utilizados es la henna, de origen vegetal, a la que a veces se añaden otros ingredientes. Para asegurarnos su inocuidad debemos constatar que cumple la legislación vigente relativa a productos cosméticos.

 

Copyright © Comunidad de Madrid.