• Favorito / Compartir

La protección del consumidor

Consumo
 

La variedad de productos y servicios puestos a nuestra disposición como consumidores y usuarios permite, por un lado, poder elegir aquellos que más se adapten a nuestras necesidades y expectativas, pero nos sitúa, también, ante un gigantesco mercado, complejo y difícil por la cantidad y variedad de opciones que tenemos.
 

El ciudadano necesita, cada vez más, una mayor y mejor información que le ayude a decidir qué consume, a hacer una compra responsable y que le permita prevenir efectos no deseados. Además, si no queda otra opción, el ciudadano puede exigir que se cumplan sus derechos, a través de procedimientos de resolución de conflictos.



Este apartado del Portal del Consumidor permite:

+ Saber algo más sobre los derechos básicos que tiene el consumidor.
+ Saber algo más acerca de los medios que se pueden utilizar para proteger esos derechos.
+ Saber algo más sobre las entidades y los organismos que pueden ayudarle a ejercer sus derechos.
+ Obtener una visión general de lo que implica el mundo de la protección al  consumidor: posibilidades, alcance y limitaciones.

¿Qué es un consumidor?

Un consumidor, o usuario, es toda persona física que actúe, de forma ajena a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.

Asimismo, las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica podrán ser consideradas como consumidores, cuando actúen sin ánimo de lucro, siempre que sea en un ámbito ajeno a su actividad comercial o empresarial.

Los consumidores y usuarios podrán presentar reclamaciones ante los órganos administrativos competentes por la vulneración de sus derechos producida en una relación de adquisición de bienes o prestación de servicios con empresarios. Cuando la contratación tiene lugar entre particulares o entre empresarios, no se puede reclamar al amparo de la normativa de protección de consumidores y usuarios.

La legislación de consumo nos protege como consumidores para que se respeten nuestros derechos, por ejemplo, inspeccionando que todos los productos cumplan con las exigencias de etiquetado, seguridad y garantía; comprobando que la información que llega al usuario, a través de la publicidad, es veraz, etc.

 ¿Qué es un consumidor?

¿Cómo se solucionan los problemas de los consumidores?

Si un consumidor se encuentra con un problema al adquirir un producto o contratar y utilizar un servicio, tiene a su disposición distintos medios proporcionados por la Comunidad de Madrid para resolverlo (presentar una reclamación o una denuncia, o solicitar un arbitraje). El Portal del Consumidor ofrece más información sobre los derechos del consumidor y las vías para defenderlos.

Versión en inglés