• Favorito / Compartir

¿Qué es el arbitraje?

Logo

Los conflictos que surjan entre un consumidor y una empresa se pueden resolver a través del sistema arbitral de consumo, un servicio extrajudicial, voluntariogratuito, sencillo y rápido (los expedientes se tramitan en un espacio corto de tiempo: de noventa días naturales desde la fecha en que conste en soporte duradero que se ha recibido la documentación completa y necesaria para tramitar el procedimiento).

El arbitraje debe ser aceptado por ambas partes, e implica una mediación previa preceptiva al arbitraje propiamente dicho. Si no se soluciona la controversia en esa fase de mediación actuarían los órganos arbitrales (tripartitos o unipersonal) que, una vez estudiado el caso concreto, emiten laudo de obligado cumplimiento en equidad o en derecho.

El arbitraje de consumo está regulado por la Ley 60/2003 de 23 de diciembre de Arbitraje, por el Real Decreto 231/2008, de 15 de febrero, por el que se regula el Sistema Arbitral de Consumo, así como la Ley 7/2017, de 2 de noviembre, por la que se incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2013/11/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, relativa a la resolución alternativa de litigios en materia de consumo.

Si el consumidor decide resolver el conflicto mediante el arbitraje, ya no podrá acudir a la vía judicial.