• Favorito / Compartir

Presentar una solicitud de arbitraje

Las solicitudes de arbitraje se pueden obtener en varios sitios: en el Instituto Regional de Arbitraje de Consumo, en la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, en las juntas arbitrales, en los colegios arbitrales, en las oficinas regionales de información al consumidor, en las oficinas municipales de información de su municipio o desde esta página web.

Los impresos se pueden presentar en los registros de estos organismos o en cualquier otro registro de la Comunidad de Madrid. También pueden presentarse desde un ordenador a través del envío telemático. 

Antes de presentar una solicitud de arbitraje, el consumidor debe ponerse en contacto con el empresario para tratar de resolver el asunto. En el caso de que no lograran ponerse de acuerdo, o, el empresario no conteste a la reclamación del consumidor (pasado un mes desde que la realizó) éste puede presentar la solicitud. Se recomienda al consumidor que todas las comunicaciones que tenga con el vendedor o prestador del servicio las haga usando mecanismos que dejen constancia de su envío, es decir, por escrito y en cualquier soporte duradero, como el email.

La solicitud debe ir dirigida a la correspondiente junta arbitral. Si se formula por escrito se debe presentar la solicitud junto con la documentación que se estime necesaria (facturas, contratos, etc.), todo ello por duplicado. El escrito debe ser claro y conciso, contener la petición que se hace y aportar los siguientes datos:

  • Nombre, apellidos y domicilio del solicitante. En caso de que el domicilio para recibir notificaciones sea distinto del habitual, se debe especificar.
  • Nacionalidad y DNI. En el caso de ciudadanos extranjeros, el número de identidad de extranjero (NIE) o, en su defecto, el del pasaporte o documento de viaje.
  • Nombre y apellidos de la persona o razón social y domicilio de la empresa contra la que se reclama.
  • Lugar, fecha y firma.

Para que un conflicto de consumo pueda resolverse mediante el arbitraje, la empresa reclamada debe estar adherida al sistema arbitral. No obstante, también cabe la posibilidad de que, sin estar en el listado de empresas adheridas, la compañía reclamada acepte someterse a arbitraje para un caso concreto.

En el caso de que no esté adherida, en el plazo más breve posible se dará traslado de la solicitud de arbitraje a la empresa, dándole un plazo de quince días para la aceptación del arbitraje, así como para, en su caso, contestar a la solicitud formulando las alegaciones que estime oportunas. Transcurrido dicho plazo sin que conste la aceptación del arbitraje, el presidente de la Junta Arbitral de Consumo ordenará el archivo de la solicitud, notificándoselo a las partes. En el caso de que la empresa conteste aceptando el arbitraje de consumo, se considerará iniciado el procedimiento y la invitación a la mediación previa, en el caso de que no conste realizado este trámite.

La adhesión de una empresa al sistema arbitral se realiza a través de la oferta pública de adhesión, que puede ser total o con limitaciones.

Si desea conocer qué empresas están adheridas al Instituto Regional de Arbitraje de Consumo de la Comunidad de Madrid pinche aquí. Otras compañías pueden estar adheridas a diferentes juntas arbitrales (municipal, estatal...). Consulte con su ayuntamiento. 

Para que el consumidor pueda conocer de antemano si la empresa está adherida sólo para determinadas circunstancias y evitar la competencia desleal en el uso del distintivo de adhesión al sistema, desde 2008 existe un distintivo específico para las empresas que quieran utilizar la vía arbitral solo bajo determinadas circunstancias.

Logo arbitraje oferta limitada

Si desea obtener más información sobre el arbitraje de consumo, pinche aquí.

 

Gestión telemática

  • Obtener Impreso
  • Envío Impreso