• Favorito / Compartir

Información general

Información general
 La inspección de consumo sirve para comprobar si los empresarios que venden productos u ofrecen servicios infringen la normativa vigente sobre protección a los consumidores y usuarios.

Desde esta unidad de la Dirección General de Comercio y Consumo, se analizan productos para comprobar si cumplen con la normativa del etiquetado y de seguridad; se alerta sobre determinados artículos que no cumplen; se requiere al empresario que solucione el problema; e incluso se sanciona si es necesario.

 

Cómo se origina una actuación inspectora

Para que la administración inicie alguna inspección, se puede producir por diferentes vías:

  • Denuncias de consumidores
    Los consumidores ponen en conocimiento de la Dirección General de Comercio y Consumo hechos o prácticas que pueden limitar sus derechos a la protección de sus intereses económicos, a su salud y seguridad, a la información, etc.
    Las denuncias se pueden presentar a través del siguiente enlace.
  • Comunicación de otros organismos
    Basándose en el principio de colaboración, a veces las comunidades autónomas trasladan posibles incumplimientos de la normativa. En estos casos, se actúa según la competencia territorial y material para continuar con las actuaciones inspectoras y, en su caso, sancionadoras.
  • Campañas de inspección
    La Dirección General de Comercio y Consumo actúa coordinadamente con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición en las campañas anuales de ámbito europeo y nacional, donde se inspeccionan diferentes tipos de productos o establecimientos.
    También se programan campañas autonómicas, así como en colaboración con entidades locales con competencia sobre control de mercado.
    Puede ampliar la información en el siguiente enlace.

Actuaciones

Una vez detectado el posible incumplimiento, gracias a alguna de las vías anteriores, el servicio de inspección inicia diversas actuaciones:

  • Visitas de inspección, comparecencias y requerimientos
    Los inspectores y personal técnico realizan comprobaciones, para determinar si se cumple o no con la normativa aplicable.
  • Toma de muestras de productos
    Se analizan productos de consumo no alimentarios con la colaboración de laboratorios, que emiten informes técnicos y dictaminan si afectan a la seguridad y si se incumplen requisitos de etiquetado o calidad. La Comunidad de Madrid trabaja habitualmente con laboratorios como el CICC o el LCOE.
  • Red de alerta
    Si los productos resultan ser inseguros, la Dirección General de Comercio y Consumo adopta medidas que limitan la comercialización (retirada del mercado, prohibición de venta...).
    También se actúa sobre productos previamente alertados por otra autoridad competente, cuando alguna empresa responsable de la venta del producto afectado está en la Comunidad de Madrid.
    Se puede ampliar la información en el siguiente enlace.
  • Colaboración con colegios profesionales
    En el caso de vivienda, por ejemplo, se solicita el dictamen técnico de arquitectos y aparejadores, para que comprueben posibles defectos comunes o privativos y quién es responsable de ellos.

Resultado de las inspecciones

Cuando termina una inspección, la Dirección General de Comercio y Consumo puede llevar a cabo dos tipos de procedimientos:

  • Requerimientos de subsanación
    En los casos donde se detectan irregularidades, se requiere la subsanación siempre que sea posible.
  • Procedimiento sancionador
    Si la subsanación no queda acreditada por las empresas o las infracciones son de suficiente entidad, se tramitan expedientes sancionadores, que pueden dar lugar a la imposición de una multa a la empresa responsable.
    Para iniciar un expediente sancionador, se tienen en cuenta aspectos como: acreditación de los hechos, tipificación en la normativa de consumo, número de afectados, posible lesión económica, afectación a la seguridad de los consumidores, etc.

Para la reparación de los daños y perjuicios ocasionados a los consumidores individuales son competentes los tribunales de justicia.