Servicio Madrileño de SaludConsejería de Sanidad

Servicio de Cirugía Cardiaca

Lunes, 18 de noviembre de 2019
Estás en

Cirugía de la arritmia


FIBRILACION AURICULAR

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia más frecuente y afecta al 0.4% de la población general, al 1% de la población mayor de 60 años y al 10% de los octogenarios.

Aproximadamente, el 50% de los pacientes que se intervienen de la válvula mitral también presentan fibrilación auricular, así pues, es una arritmia directamente relacionada con la edad y con la patología valvular, especialmente de la válvula mitral. Las consecuencias de la fibrilación auricular son varias entre las que destacan: ritmo cardiaco irregular o palpitaciones que pueden desencadenar taqui-bradi arritmias, compromiso hemodinámico por la pérdida de la sincronía aurículo-ventricular y eventos tromboembólicos sistémicos.

A pesar de los tratamientos farmacológicos actuales para disminuir las tromboembolias y controlar la frecuencia cardiaca, la FA permanente continúa siendo un importante factor de riego de morbi-mortalidad y por tanto aumenta considerablemente el gasto farmacéutico. En las últimas décadas se han realizado importantes esfuerzos para desarrollar nuevas terapias encaminadas en restaurar el ritmo fisiológico del corazón, es decir, el ritmo sinusal. En lo que respecta a la cirugía cardiovascular, en los años 80 se implantó el método de Maze (laberinto) que ha demostrado excelentes resultados a largo plazo, pero cuyo principal inconveniente es su complejidad técnica y la dificultad de reproducir esos buenos resultados descritos.

Se ha demostrado a mediante numerosos estudios que el foco de iniciación de la FA reside en las venas pulmonares en un alto porcentaje, por lo que se han desarrollado distintas técnicas quirúrgicas para el aislamiento de las venas pulmonares como tratamiento definitivo de la FA. Entre los distintos dispositivos disponibles en la actualidad destacan la radiofrecuencia, la crioablación y los ultrasonidos de alta frecuencia.