Dirección General de Salud Pública Consejería de Sanidad

Salud Ambiental

Jueves, 19 de octubre de 2017

Cuestiones básicas sobre telefonía móvil y salud

Teléfono móvil

¿Qué es la telefonía móvil?

La telefonía móvil es un servicio para poder comunicarse entre usuarios dentro de un área definida aunque alguno de ellos se esté desplazando. Para ello se necesita una infraestructura de telecomunicaciones constituida básicamente por el teléfono móvil, la estación base, el controlador de estaciones base y un centro de conmutación.

¿Qué es una estación base de telefonía móvil?

Una estación base de telefonía móvil está compuesta por una torre o mástil sobre la que se instalan las antenas, con una altura adecuada para cumplir una zona amplia. El resto de elementos (equipos transmisores y receptores, baterías que garantizan el funcionamiento en caso de corte de energía y los equipos de refrigeración) se resguardan en casetas.

¿Las antenas de telefonía móvil emiten campos electromagnéticos?

Sí. La telefonía móvil utiliza la energía de las radiofrecuencias para transportar la información, igual que la televisión y la radiodifusión. Las antenas de telefonía móvil se parecen a las utilizadas para la TV y la radiodifusión.

¿Por qué cada vez hay más antenas de telefonía móvil?

Porque cada vez hay más demanda de licencias de telefonía móvil y cada antena tiene un número limitado de conexiones simultáneas. Al crecer el número de usuarios, llega un momento en que la estación se congestiona y no se puede cursar llamadas a nuevos usuarios. La única solución es aumentar el número de estaciones base para atender la demanda en esa zona.

¿Por qué no se instalan las antenas de telefonía lejos de las ciudades?

Porque cuanto más cerca se encuentre el teléfono móvil de la antena mejor es la cobertura y menor es la potencia a la que tienen que emitir ambos para establecer la conexión. Alejar las antenas de las ciudades, aún cuando fuera técnicamente posible sin perder la cobertura, no es aconsejable porque obligaría a las estaciones base a emitir a una potencia muy elevada para dar cobertura en la ciudad. Además, los propios teléfonos móviles tendrían que emitir también a mayor potencia para poder alcanzar la estación base, lo que haría imprescindible incrementar los niveles de exposición.

¿Pueden los CEM emitidos por antenas de telefonía producir cáncer?

No hay evidencia científica, hasta la fecha, de que los CEM asociados a las antenas de telefonía móvil tenga efectos perjudiciales para la salud ni que aumenten el riesgo de cáncer dentro de los límites de emisión establecidos por la legislación. Tanto la Organización Mundial de la Salud como los Comités científicos y las Autoridades Sanitarias competentes de los países desarrollados han estudiado la cuestión y son unánimes: no hay ninguna evidencia de que los CEM empleados por las antenas tanto de telefonía móvil como de radio o televisión produzcan cáncer. No obstante, y dado que el uso de la telefonía móvil a gran escala es relativamente reciente (15 años), hay que seguir investigando para conocer mejor los mecanismos de interacción entre estos CEM y los sistemas biológicos, y por tanto su posible repercusión en salud.

¿A qué distancia de seguridad de las viviendas puede instalarse una antena?

No se puede establecer una distancia de seguridad fija entre las viviendas y las antenas de telefonía móvil. Depende de las frecuencias utilizadas y de la potencia de emisión, así como de las condiciones urbanísticas. En general, cuando se habla de que una antena cumple la distancia de seguridad quiere decir que el nivel de exposición al público es inferior al establecido por la normativa vigente. Esto a su vez quiere decir que es segura en todos los lugares del entorno en donde pueda haber público en general.

¿Puede afectar a mi salud vivir cerca de una antena?

No existe evidencia científica de que las antenas, dentro de los límites de emisión establecidos por la legislación, provoquen efectos perjudiciales para la salud.
Vivir en el mismo edificio donde está la antena no supone una exposición adicional pues las ondas emitidas por las antenas se propagan de forma casi paralela al suelo, no emiten hacia abajo.

¿Qué controles se hacen a las antenas de telefonía móvil?

El Real Decreto 1066/2001 (basado en la Recomendación Europea 1999/519/CE de 28 de septiembre) establece las medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas. Antes de autorizar la instalación de una nueva antena, el Ministerio de Industria exige un estudio al promotor y después la inspecciona antes de que se ponga en marcha para comprobar que cumple lo indicado en el proyecto. Además, los operadores de telefonía deben presentar el resultado de las medidas de emisión una vez al año para comprobar que se sigue cumpliendo la normativa. Por otro lado, a nivel municipal, es imprescindible la autorización municipal para que empiecen a funcionar.

¿Se puede saber cuánto emite una antena de telefonía móvil?

Sí, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo controla las emisiones de las estaciones base de telefonía móvil, antes y después de que los operadores de telefonía las pongan en funcionamiento. Los niveles de emisión son públicos y se pueden consultar en la Web del Ministerio. En general el margen de cumplimiento de los límites es muy grande y los niveles medidos están muy por debajo del máximo permitido. Existe, además, un Servicio de Información sobre Instalaciones Radioeléctricas y Niveles de Exposición.

¿Cómo afecta el uso del móvil a la salud?

El principal efecto biológico por el uso del teléfono móvil es el calentamiento de los tejidos próximos, pero la exposición a estos aparatos es tan baja que el calentamiento que produce es insignificante. Los efectos biológicos dependen del SAR, del tiempo que se utiliza el teléfono y de la distancia a la antena más cercana. Los resultados de estudios realizados hasta la fecha indican que no existe evidencia científica de efectos perjudiciales en la salud por uso del teléfono móvil.

¿El uso de teléfonos móviles puede producir cáncer?

Con el conocimiento actual no existe evidencia de que el uso de los teléfonos móviles esté relacionado con el desarrollo de ningún tipo de cáncer. Actualmente se mantiene la investigación con numerosos estudios cuyo objetivo es determinar si podrían producirse efectos en la salud menos evidentes a niveles de exposición muy bajos.

¿Qué controles tienen los teléfonos móviles?

Los teléfonos móviles también emiten radiación y como unidad de medida se emplea la tasa de absorción específica o SAR (specific absorption rate). El SAR indica la energía máxima que puede ser absorbida por el cuerpo y cada teléfono tiene su nivel de SAR. Los fabricantes de teléfonos móviles tienen que informar del nivel de SAR de sus productos. El nivel máximo de SAR es de 2 W/Kg y debe ser comprobado mediante protocolos internacionales de medida de obligado cumplimiento para todos los fabricantes. Para conocer el nivel de SAR de cada aparato consultar esta página.


Publicaciones:

Las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones móviles. Preguntas frecuentes. Federación Española de Municipios y Provincias

 

Volver