Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Eliminación de medicamentos

Imprimir

Eliminación de medicamentos

SIGRE

En los botiquines de los hogares existen numerosos medicamentos almacenados que son el resultado de restos de tratamientos prescritos y no consumidos. En otros casos son medicamentos para enfermedades menores que son adquiridos sin receta médica o bien son vitaminas y complementos alimenticios que ya han caducado.

Ante esta situación caben dos opciones: la primera es la más sencilla, tirarlos al cubo de la basura; y la segunda, la más responsable, desprendernos de ellos de forma que no se mezclen nunca con el resto de los residuos domésticos sólidos o líquidos, ya que sus componentes tienden a pasar al ciclo natural y esto supone un peligro para el medio ambiente. Hay que añadir a esto último, que las medicinas contienen compuestos que si se liberan en el agua de una manera descontrolada, se pueden comportar de forma imprevista y pueden afectar de forma negativa a la salud humana o del medio ambiente.

Para facilitar a los ciudadanos la tarea de reciclaje existe el Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases (SIGRE) que distribuye en las oficinas de farmacia unos contenedores donde poder depositar los envases vacíos o con restos de medicamentos, así como los caducados que tenemos en casa. Se pretende de esta forma preservar el medio ambiente al mismo tiempo que se evita la acumulación en el botiquín casero.

Las farmacias que colaboran en esta iniciativa, de adhesión voluntaria y que prestan el servicio de manera continuada, lucen un distintivo especial que facilita su identificación. En la mayoría de las más de 2800 farmacias autorizadas en la Comunidad de Madrid pueden encontrarse los contenedores especialmente adaptados para que los ciudadanos puedan depositar allí los medicamentos usados o caducados.

Algunos consejos para la eliminación de medicamentos no utilizados y caducados de los botiquines caseros:

No es conveniente guardar los restos de medicamentos de tratamientos finalizados.

Revisar el botiquín al menos dos veces al año.

Retirar del botiquín

  • aquellos medicamentos y plantas medicinales caducados, sin embalaje original ni prospecto 
  • en general aquellos medicamentos que hayan dejado de ser utilizados, empezados o no, aunque no hayan caducado.
  • embalajes de medicamentos y envases vacíos de los mismos.

Introducir en una bolsa todos los productos y llevarlos a las oficinas de farmacia identificadas con el anagrama SIGRE. Depositar los medicamentos en el contenedor.

No introducir en los contenedores de la farmacia: termómetros, prótesis, radiografías, gafas, agujas, material de curas, objetos cortantes, bolsas de plasma ni ningún tipo de producto sanitario, frascos o bolsas para toma de muestras de sangre, heces u orina y otros recipientes similares utilizados para fines analíticos, así como tampoco residuos de otros productos como cosméticos. Tampoco se deben introducir pilas ni productos químicos.

Área de descargas SIGRE. Si reciclas envases de medicamentos la naturaleza te lo agradece
descargar pdf (1  MegaBytes)

Copyright © Comunidad de Madrid.